8 consejos que debes atender para prevenir la insuficiencia cardíaca

Hacer ejercicio y evitar factores de riesgo, como el tabaco o una dieta poco saludable, es fundamental para tener una buena salud cardíaca y evitar complicaciones a nivel global

La insuficiencia cardíaca es una patología crónica que se produce debido a las dificultades que tiene el corazón para bombear la sangre hacia los demás sistemas del cuerpo.

Su desarrollo impide que las células se oxigenen de forma óptima y, debido a esto, puede causar el deterioro de varios tejidos importantes.

A medida que la enfermedad avanza, la sangre tiende a acumularse en diferentes zonas del organismo y, dado que provoca edemas, muchos órganos empiezan a tener complicaciones para llevar a cabo sus funciones.

Incluso, debido a las reacciones inflamatorias que se generan, órganos como los pulmones y el hígado empiezan a manifestar graves problemas de salud.

Lo más preocupante es que, como muchas otras afecciones, no suele manifestarse con síntomas contundentes en sus etapas iniciales y, por lo tanto, su diagnostico se dificulta.

Además, muchos casos son el resultado de otros problemas de salud cardiovascular que, probablemente, fueron ignorados por el paciente.

Por estas razones, y entendiendo el riesgo que implica, es primordial adoptar hábitos que ayuden a prevenirlo a partir de cambios en el estilo de vida.

¡Presta atención!

1. Adoptar una alimentación saludable

Aliméntate saludable

Los hábitos alimenticios desempeñan un papel protagónico en el cuidado de la salud cardiovascular.

  • Es fundamental mantener un plan de alimentación saludable, controlado en grasas, azúcares y calorías, y basado en grandes cantidades de frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Se deben consumir más fuentes de fibra dietética y ácidos grasos omega 3.
  • Hay que limitar la ingesta de sal y productos industriales.

Ver también: 5 deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra

2. Evitar el consumo de cigarrillo

Los efectos del cigarrillo van más allá de los daños que produce en la salud respiratoria.

  • Sus componentes tóxicos aceleran el envejecimiento de las arterias y producen dificultades en el funcionamiento del músculo cardíaco.
  • Las toxinas que se acumulan en la sangre interfieren en la circulación y reducen la capacidad para transportar el oxígeno y los nutrientes.

3. Vigilar el peso corporal

Cambios en el peso

Un peso corporal saludable y estable es determinante para proteger la salud cardíaca de insuficiencia y afecciones crónicas.

  • Reducir los kilos de más, sobre todo cuando se acumulan en la cintura, será una de las formas más efectivas de luchar contra el fallo cardíaco.

4. Hacer ejercicio regular

El ejercicio físico es una de las prácticas saludables que optimizan el funcionamiento del sistema cardíaco y circulatorio.

  • Practicar entre 20 y 30 minutos de ejercicio al día disminuye el riesgo de insuficiencia cardíaca, colesterol alto e hipertensión.
  • La actividad física ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y, por lo tanto, evita el deterioro de las células y tejidos.
  • También ayuda a eliminar los líquidos retenidos y combate la inflamación.
  • Es una de las mejores formas de conseguir un peso sano.

5. Controlar la presión arterial

Reducir-la-presión-arterial

Mantener un control de la presión arterial es una práctica sencilla que muchos suelen pasar por alto.

  • Consiste en vigilar la presión con chequeos médicos regulares para estar seguros que se encuentra en niveles estables.
  • Es fundamental tener este dato, puesto que la presión alta provoca insuficiencia cardíaca y problemas en los riñones.

Te recomendamos leer: Reduce la presión arterial alta con estos 5 remedios herbales

6. Reducir el estrés

La exposición recurrente a situaciones que generan estrés también tiene mucho que ver con los problemas que sufre el corazón.

  • Las personas con riesgo cardíaco que permanecen en este estado emocional tienen altas probabilidades de sufrir insuficiencia y ataques.
  • Tanto el estrés como la ansiedad suelen alterar la presión arterial, elevando las probabilidades de sufrir afecciones crónicas.

7. Controlar la glucosa en la sangre

Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Los exámenes médicos regulares para vigilar la salud cardíaca deben incluir la revisión de los niveles de glucosa en la sangre.

  • La acumulación de esta sustancia puede conducir al deterioro arterial y cardíaco, y puede influir en el desarrollo de insuficiencia.
  • También afecta la salud renal y del sistema nervioso, causando afecciones que reducen la calidad de vida.

8. Vigilar los niveles de colesterol y triglicéridos

Evitar la acumulación de colesterol alto y triglicéridos es una medida básica para evitar este tipo de trastornos de salud cardiovascular.

  • Estos lípidos suelen formar placas en las paredes de las arterias, generando obstrucciones y problemas de circulación.
  • Si bien el colesterol se produce de forma natural en el hígado, se puede limitar su absorción evitando los alimentos que lo contienen.

Como puedes ver, cuidar la salud cardíaca consiste en mejorar en general los hábitos de vida diarios.

Procura adoptar las recomendaciones dadas, sobre todo si estás expuesto a los factores de riesgo.

 

 

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar