8 consejos dietarios para prevenir la degeneración macular

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 16 febrero, 2019
Daniela Castro · 26 febrero, 2019
La degeneración macular es una de las causas principales de ceguera en los adultos mayores de 60 años. Te damos 8 consejos dietarios para prevenirla.

La degeneración macular es una patología de la retina que se produce por el deterioro de la mácula, es decir, la capa amarillenta que se ubica en la parte posterior del ojo. Su aparición está relacionada con los cambios que ocurren en los ojos con la edad. De hecho, sería la causa más frecuente de ceguera en pacientes mayores de 60 años.

Los diagnosticados con esta enfermedad experimentan, a menudo, dificultades para leer, pérdida lenta de la visión central y problemas para reconocer los rostros de sus conocidos.

Lo más preocupante es que se desarrolla de manera gradual y, por ende, día a día la visión pierde nitidez y agudeza, y se torna cada vez más borrosa.

Entre sus factores de riesgo se destacan los antecedentes familiares, el consumo de tabaco y la obesidad.  Además, algunas deficiencias nutricionales también están asociadas a su aparición. Por fortuna, hay alimentos que ayudan a proteger la salud visual y disminuir de forma significativa el riesgo de esta patología.

En esta oportunidad queremos compartir 8 consejos dietarios que puedes poner en práctica diariamente.

Consejos para prevenir la degeneración macular

1. Consumir más vegetales verdes

Vegetales de hojas verdes

El consumo de vegetales verdes no solo ayuda a prevenir la obesidad y los problemas cardiovasculares sino que ejerce interesantes beneficios en la salud ocular. Cuanto más verdes sean los vegetales menos probabilidades existen de desarrollar enfermedades como las cataratas y la degeneración macular.

Esto se debe a que aportan cantidades importantes de carotenoides y clorofila, dos sustancias antioxidantes que minimizan el deterioro de la mácula y la retina.

Entre los más destacados cabe mencionar:

  • Espinaca
  • Col rizada
  • Brócoli
  • Apio
  • Lechuga
  • Repollo
  • Acelga

También lee: 8 razones por las que estás teniendo problemas de visión

2. Aumentar el consumo de pescado graso

El pescado graso es aquel que contiene altos niveles de ácidos grasos omega 3, un tipo de grasa saludable que le brinda interesantes beneficios al cuerpo.

Además de prevenir enfermedades cardíacas, es un alimento muy completo que también reduce la inflamación y el riesgo de sufrir trastornos visuales. Sus nutrientes proporcionan un soporte estructural a las membranas celulares y mejora el estado de los ojos con sequedad.

Algunos recomendados son:

  • Salmón
  • Atún
  • Arenque
  • Sardinas
  • Bacalao
  • Caballa
  • Boquerón

3. Ingerir más aceite de oliva

aceite de oliva

El aceite de oliva es un excelente aliado de la salud visual. Contiene ácidos grasos omega 3 y vitamina E, dos nutrientes esenciales que minimizan los efectos negativos de los radicales libres, y así previenen el envejecimiento prematuro.

Tomar un par de cucharadas al día reduce el riesgo de patologías oculares como las cataratas, la degeneración macular y la ceguera.

4. Consumir huevos

Los huevos no solo brindan un plus de energía al organismo, sino que además por su contenido de aminoácidos esenciales y minerales, ejercen un efecto protector en los ojos. Contienen cisteína, lecitina de azufre y luteína, todos necesarios para evitar el deterioro prematuro de la vista.

5. Ingerir soja y sus derivados

Leche de soja

La soja es uno de los alimentos más adecuados para mejorar la salud y evitar el envejecimiento prematuro de los órganos. Contiene ácidos grasos esenciales, vitamina E y sustancias antiinflamatorias que ayudan a conservar la salud visual. Además, es una fuente de fitoestrógenos, los cuales ayudan a contrarrestar los efectos de la disminución de estrógenos.

6. Aumentar el consumo de zanahoria

La zanahoria es uno de los vegetales más populares para cuidar la salud visual, dado que contiene altos niveles de beta-carotenos y vitamina E. Por lo tanto, su consumo regular minimiza el riesgo de degeneración macular y otros trastornos asociados a la edad.

7. Remplazar los aperitivos por frutos secos

Frutos secos

Una ingesta moderada de frutos secos también es un buen hábito alimentario para evitar los principales problemas de la vista. Estos ingredientes son una fuente de grasas saludables y aminoácidos esenciales. Así, disminuyen los niveles de colesterol y estabilizan las membranas celulares.

También lee 10 síntomas de colesterol alto que no debes ignorar

8. Consumir más arándanos y uvas

Los arándanos y las uvas son frutas muy recomendadas para mejorar la visión nocturna y evitar el estrés ocular. Esto se debe a su aporte de antocianinas.

Ingerir una pequeña cantidad todos los días reduce los efectos nocivos de los radicales libres y, por lo tanto, previene el desgaste ocular prematuro.

Pon en práctica estas recomendaciones en tu plan de alimentación. Es una forma muy sencilla de proteger los ojos frente a una enfermedad que puede ocasionar dificultades. Además, dado que son hábitos saludables, estarás mejorando tu calidad de vida en general.