8 consejos para combatir el estreñimiento en la mujer

Además de incluir fibra y abundante agua en nuestra dieta, la actividad física nos ayudará a favorecer el movimiento intestinal

Estreñimiento. ¿Quién no lo ha sufrido alguna vez? Los problemas con el tránsito intestinal son sin duda una de las realidades más comunes en la población.

La sufre algo más del 20% de las personas y, en especial, aparece en las mujeres. Nos produce hinchazón en el vientre, dolor abdominal, gases, etc. Pero a continuación te damos ocho claves para que puedas resolverlo.

Debemos destacar que son las mujeres quienes sufren en mayor grado el estreñimiento. Es por ello que deseamos darte unas explicaciones y unas pautas determinadas para que puedas afrontar con salud este problema tan común. Toma nota.

¿Por qué aparece en mayor grado el estreñimiento en la mujer?

Estreñimiento en la mujer

La influencia de las hormonas

Una vez más, nuestras hormonas son las que nos dan cierta predisposición al estreñimiento. Todo se debe a los cambios cíclicos que se producen con la menstruación.

Estas variaciones afectan al intestino y provocan que se mueva menos. De este modo se vuelve más lento a la hora de efectuar los movimientos necesarios para favorecerla evacuación.

La influencia de ciertas dietas

En ocasiones iniciamos determinadas dietas para perder peso que también pueden influir. Pueden serregímenes muy restrictivos en los que dejamos a un lado la fibra y no aportamos la suficiente variedad nutritiva a nuestros platos.

De algún modo, esto acaba afectando a la salud de nuestros intestinos. Debemos tenerlo en cuenta e ir con cuidado con el tipo de dietas que seguimos.

Pautas para combatir el estreñimiento

1. Desayuno completo

Desayuno para combatir el estreñimiento

Es necesario que sigamos unas pautas diarias específicas. El desayuno es sin duda imprescindible. Con él  obtendremos un buen aporte de fibra.

Es importante que incluyas por ejemplo cereales integrales, avena, salvado, jugos naturales de naranja y leches vegetales como la de alpiste son muy acertadas. Las frutas como la ciruela, así como alguna infusión como es el caso de la manzanilla o el poleo menta también pueden ayudarte para resolver el estreñimiento.

2. Cenas ligeras

Cena ligera para el estreñimiento

En ocasiones cometemos el error de cenar tarde y de modo abundante. Ya sea porque nuestro trabajo o nuestras obligaciones nos determinan a ello, o porque llegamos tarde a casa y con hambre. Al final, nos ponemos a hacer cosas y acabamos cenando a horas bastante avanzadas. Es un error.

Hemos de saber que durante la noche se retrasa el vaciamiento del estómago. Esto hace que vaya más despacio el tránsito intestinal.

Esto hace que poco a poco, vayamos reteniendo más de lo normal, hasta favorecer así el estreñimiento. La última comida del día debe ser ligera y hacerse temprano, y dos horas antes de ir a dormir.

3. Elige bien las verduras

Berenjena para el estreñimiento

Todos sabemos que las verduras y las legumbres son excelentes para regular nuestro estreñimiento. Pero hemos de ver cómo nos sientan. Ten en cuenta que, por ejemplo, el brócoli, la coliflor o las alcachofas causan flatulencias y, en ocasiones, no son tan buenas como pensamos.

Para algunas personas, las ensaladas por la noche tampoco son tan acertadas. De hecho, las lechugas y muchas verduras de hojas verdes también nos causan gases. Pero en cada persona actúan de diferente modo, así que eres tú quien debe notarlo. Las berenjenas por ejemplo siempre son muy beneficiosas.

4. Frutas con piel

La cáscara de manzana para el estreñimiento

Siempre que puedas, consume la fruta con piel, así como la pulpa de las mismas. Por ejemplo, es recomendable que a medio día, si sientes hambre, te tomes una manzana con piel.

Y en el desayuno, cuando te hagas un jugo de naranja natural, no retires la pulpa. Es excelente para favorecer el movimiento de los intestinos. Las peras, kiwis, las fresas, las uvas y las ciruelas también te servirán de ayuda en casos de estreñimiento.

5. Cuidado con las dietas

Consejos para el estreñimiento

Cada vez que desees iniciar una dieta, debes fijarte en que sea variada y que se cubran los nutrientes básicos. Es decir, un buen aporte de minerales, vitaminas, proteínas y fibra.

La fibra es esencial, así como el aporte necesario de líquidos. Nunca descuides el beber al menos dos litros de agua al día y jugos naturales.

6. Sí al aceite de oliva

Beneficios de incluir aceite de oliva para el estreñimiento

El aceite de oliva, en pocas cantidades pero aliñando nuestras comidas. Es quizá el único aporte de grasa recomendable que nos va a servir de ayuda.

El incluir -en cantidades moderadas- aceite de oliva en nuestras comidas, favorecerá el movimiento intestinal. Así evitaremos el estreñimiento. Así que no tengas miedo de incluirlo.

7. Cuidado con los alimentos prohibidos

Alimentos perjudiciales para el estreñimiento

Para combatir los efectos del estreñimiento hemos de evitar consumir todos esos alimentos que son difíciles de procesar por nuestro organismo y que son perjudiciales: harinas refinadas, frituras, sazonados, productos industriales, dulces…

Todo este aporte extra de azúcares y grasas lo que hace es endurecer las heces, dificultando su eliminación. Los quesos curados y el arroz tienen un efecto similar, así que lo ideal es moderar su consumo para evitar el estreñimiento.

8. Un poco de ejercicio

Ejercicio para el estreñimiento

No te cuesta mucho. Intenta salir al menos media hora todos los días a caminar, a ir en bicicleta, a nadar… Si lo haces con una amiga te será más fácil, por ejemplo.

Pero realizar algo de ejercicio dentro de tus posibilidades, te ayudará agilizar el tránsito intestinal. No lo dudes, es bueno para tu salud y para prevenir no solo el estreñimiento, sino muchas otras enfermedades. ¿A qué esperas para empezar hoy mismo?

  • Maslekar, S., & Jayne, D. G. (2011). The management of constipation. In Contemporary Coloproctology. https://doi.org/10.1007/978-0-85729-889-8_27
  • Murakami, K., Sasaki, S., Okubo, H., Takahashi, Y., Hosoi, Y., & Itabashi, M. (2007). Association between dietary fiber, water and magnesium intake and functional constipation among young Japanese women. European Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1038/sj.ejcn.1602573
  • Jamshed, N., Lee, Z. E., & Olden, K. W. (2011). Diagnostic approach to chronic constipation in adults. American Family Physician. https://doi.org/10.1016/j.msea.2009.07.055