8 consejos para dormir en verano sin pasar calor

Óscar Dorado·
24 Julio, 2020
La llegada del verano trae consigo la subida de temperaturas y el calor incesante en algunas ciudades. Esto puede hacer que el descanso se vea afectado. Te damos algunos consejos para evitarlo.
 

Con la llegada del verano, el aumento en la temperatura hace que las personas tengan dificultad para conciliar el sueño. Si bien es cierto que esta estación es la preferida de la mayoría, el calor sofocante que acompaña estos meses puede afectar el buen descanso.

La siguiente lista de consejos que proponemos a continuación, representa alternativas saludables al uso del aire acondicionado o los ventiladores. ¡Esperamos que te resulten interesantes!

8 consejos para dormir en verano sin pasar calor

Luchar contra el calor sofocante de las noches puede hacer que des vueltas en la cama tratando de conciliar el sueño. Los siguientes consejos pueden ser útiles para conseguir un buen descanso.

1. Ducharse antes de acostarse

El primero de los consejos para dormir en verano sin pasar calor, es tomar una ducha fresca antes de acostarse. Parece algo obvio, pero tomar una ducha con agua templada cuando hace calor puede ser determinante para lograr un buen descanso. Asimismo, lo mejor es no secarte con la toalla después de la ducha ya que, al frotar el cuerpo, se genera fricción y, por tanto, calor.

 

2. Beber mucha agua

Cuando hace calor, el cuerpo necesita más agua de lo normal para contrarrestar la sudoración. Así pues, asegúrate de beber mucha agua para mantenerte bien hidratado. En consecuencia, esto también tendrá un efecto positivo en tu sueño. Sin embargo, no es recomendable beber grandes cantidades antes de ir a dormir, ya que puede provocar que te despiertes varias veces durante la noche con la vejiga llena y con la necesidad de ir al baño.

Descubre: 7 sencillos tips para beber más agua cada día y mejorar la salud

3. Abrir las ventanas

Una buena idea para evitar el calor es abrir las ventanas de la habitación una hora antes de acostarte. De esta manera, el aire circulará por la habitación y ayudará a que se refresque. No obstante, durante el día es mejor mantener las ventanas cerradas, al igual que las cortinas y las persianas, para evitar que la habitación se caliente en exceso.

 

4. Usar una almohada adecuada

La cabeza es la parte más caliente del cuerpo, por lo es aconsejable mantenerla lo más fresca posible. Sin embargo, la mayoría de personas utilizan almohadas convencionales que rodean la cabeza, atrapando el calor. La solución para esto es optar por una almohada más pequeña y firme, ya que, si bien es cierto que al principio pueden resultar menos cómodas, permiten una mayor circulación de aire.

En ese sentido, las almohadas de espuma y alforfón son ideales para los meses más cálidos. Estas proporcionan una buena circulación de aire y un buen soporte para las cervicales.

5. Dormir con ropa de algodón

Puede que tengas la tentación de quitarte la ropa para mantenerte fresco. Sin embargo, dormir desnudo puede hacer que se sienta más calor, ya que la humedad se evapora entre el cuerpo y la superficie para dormir.

Por ello, te recomendamos utilizar ropa de algodón a la hora de irte a la cama, además de evitar las telas sintéticas, como el nailon o la seda. Estas últimas no son transpirables y, en consecuencia, provocan que te sientas más caliente.

 

Descubre: 5 tipos de ropa interior que te ayudan a mejorar tu salud

6. Evitar el alcohol y las comidas pesadas

El alcohol y las comidas copiosas aumentan la temperatura del cuerpo, haciendo que el sueño sea aún más difícil de conciliar. En relación a esto, una publicación de WebMD, señala que las bebidas alcohólicas aumentan el flujo de sangre hacia la piel, lo que hace que se sienta más calor y el corazón lata más fuerte.  En verano, trata de evitar tanto el alcohol como las comidas pesadas durante las horas previas a tu descanso.

7. Refrescar la ropa de cama en el congelador

Aunque suene extraño, este consejo puede ser útil para evitar el calor en las noches. En este caso, te recomendamos poner las sábanas en una bolsa de plástico y, a continuación, meterlas directamente en el congelador desde las horas de la mañana. Una vez que llegue el momento de acostarte, la ropa de cama estará fresca para garantizar un buen descanso.

8. Limpia tu cara, manos y pies

 

El último de los consejos que ponemos a tu disposición para dormir en verano sin pasar calor, es usar un paño húmedo o una toalla al lado para mojarte la cara, las manos y los pies durante toda la noche. Una vez que hayas humedecido estas partes de tu cuerpo, sécate con una toalla antes de volver a dormir.

Lo mejor es adquirir toallas especiales hechas de microfibra hiper evaporativa, que retienen agua, pero se mantienen secas al tacto. ¡Notarás cómo consiguen refrescarte, sin mojar la piel!

Por último, sabemos que dormir en verano sin pasar calor no es nada sencillo debido a las altas temperaturas. Sin embargo, puede probar estos consejos para conseguirlo. ¡Que tengas un buen descanso!

 
  • WebMD. How Alcohol Affects Your Body. (2019). Recuperado el 23 de junio de 2020. https://www.webmd.com/mental-health/addiction/ss/slideshow-alcohol-body-effects