8 consejos para dormir en verano sin pasar calor

Óscar Dorado · 19 julio, 2018
La llegada del verano trae consigo la subida de temperaturas y el calor incesante en algunas ciudades, que puede hacer que el descanso se torne imposible.

Con la llegada del verano, la subida de temperaturas provoca que las personas tengan dificultades para conciliar el sueño. Hoy te daremos los mejores consejos para dormir en verano sin pasar calor.

Si bien es cierto que el verano gusta a la mayoría de las personas, también tenemos constancia que el calor sofocante que acompaña estos meses afecta el sueño de otras. Sin embargo, si te sucede lo mismo, no debes preocuparte en exceso.

La siguiente lista de consejos que te proponemos a continuación representa una perfecta alternativa saludable al uso del aire acondicionado o los ventiladores. ¡Esperamos que te resulten interesantes!

8 consejos para dormir en verano sin pasar calor

Aquí tienes nuestra lista de consejos para combatir el calor asfixiante del verano. ¡Toma nota!

1. Dúchate antes de acostarte

El primero de los consejos para dormir en verano sin pasar calor que te queremos presentar es ducharse antes de acostarse. Parece algo obvio, pero tomar una ducha fría cuando hace calor puede ser determinante para lograr un buen descanso.

Asimismo, te recomendamos no secarte con la toalla después de la ducha y, en su lugar, hacerlo al aire para obtener un refuerzo de enfriamiento adicional.

2. Bebe mucha agua

Cuando hace calor, el cuerpo necesita más agua de lo normal para contrarrestar la sudoración. Así pues, asegúrate de beber mucha agua para mantenerte hidratada. En consecuencia, esto también tendrá un efecto positivo en tu sueño.

Descubre: 7 sencillos tips para beber más agua cada día y mejorar la salud

Sin embargo, debes evitar beber grandes cantidades antes de ir a dormir, ya que puede provocar que te despiertes varias veces durante la noche con la vejiga llena y con la necesidad de ir al lavabo.

3. Abre las ventanas

Una hora antes de acostarte, te recomendamos abrir las ventanas de la habitación para aumentar la circulación de aire y enfriar la habitación. Sin embargo, debes cerrarlas antes de quedarte dormido para evitar calentar la habitación con aire caliente durante la noche.

Ten en cuenta que, mientras duermes, la temperatura corporal desciende a su punto más bajo y, del mismo modo, la temperatura exterior también suele ser algo inferior.

  • Ciertamente, debes saber que si estás dormido con las ventanas abiertas, los músculos alrededor del cuello y la cabeza pueden tensarse involuntariamente debido a la repentina caída de la temperatura, y eso puede hacer que te desveles.

Por ello, te recordamos que debes mantener las ventanas cerradas durante el día, al igual que las cortinas y las persianas. Así evitarás calentar en exceso la habitación.

4. Obtén una almohada adecuada

La cabeza es la parte más caliente del cuerpo, por lo es aconsejable mantenerla lo más fresca posible. Sin embargo, la mayoría de personas utilizan almohadas convencionales que rodean la cabeza, atrapando el calor. La solución es optar por una almohada más pequeña y firme. Si bien es cierto que al principio pueden resultar menos cómoda, permiten una mayor circulación de aire.

En ese sentido, las almohadas de espuma y alforfón son ideales para los meses más cálidos. Estas proporcionan una buena circulación de aire y un excelente soporte para las cervicales.

“Celebra el verano, días soleados y noches estrelladas”

–Gooseberry Patch–

5. Duerme con ropa de algodón

Puede que tengas la tentación de desnudarte para mantenerte fresca. Sin embargo, dormir sin ropa puede hacerte sentir más calor porque permite que la humedad se evapore entre tu cuerpo y la superficie para dormir.

¿Lo sabías? 5 tipos de ropa interior que te ayudan a mejorar tu salud

Por ello, te recomendamos utilizar ropa de algodón a la hora de irte a la cama, además de evitar las telas sintéticas como el nailon o la seda. Estas últimas no son transpirables y, en consecuencia, provocan que te sientas más caliente.

6. Evita el alcohol y las comidas pesadas

El alcohol y las comidas pesadas aumentan la temperatura de tu cuerpo. De esta forma, provocan que el sueño sea aún más difícil de conciliar, sin mencionar que tienen una desafortunada tendencia a hacer que el sueño sea inestable.

  • En verano, trata de evitar tanto el alcohol como las comidas pesadas durante las horas previas a tu descanso.

7. Refresca la ropa de cama en el congelador

En este caso, te recomendamos poner las sábanas en una bolsa de plástico. Después, mételas directamente en el congelador por la mañana.

Una vez que llegue el momento de acostarte, la ropa de cama estará fresca para garantizar un buen descanso.

8. Limpia tu cara, manos y pies

El último de los consejos que ponemos a tu disposición para dormir en verano sin pasar calor es usar un paño húmedo o una toalla al lado para mojarte la cara, las manos y los pies durante toda la noche. Una vez que hayas humedecido estas partes de tu cuerpo, sécate con una toalla antes de irte a dormir.

Te recomendamos adquirir toallas especiales que están hechas de material hiperevaporativo, por lo que retienen agua, pero se mantienen secas al tacto. ¡Notarás como consiguen refrescarte sin mojarte la piel!

Por último, no olvides que dormir en verano sin pasar calor no es nada sencillo debido a las altas temperaturas. Sin embargo, podrás conseguirlo si llevas a cabo nuestros consejos. ¡Te deseamos mucha suerte y un buen descanso!