8 consejos para principiantes en las dietas

Los principiantes en las dietas suelen incurrir en algunos errores que hacen que los resultados no sean los esperados e incluso que se produzca el efecto contrario al deseado.

La primera vez que incursionamos en el mundo de las dietas, puede que no tengamos idea de qué medidas tomar en cuenta. Si te suena familiar, no te angusties, pues es normal. Por ello, en esta ocasión te daremos algunas recomendaciones que pueden ser muy prácticas y fáciles de aplicar, y que están particularmente pensadas para los principiantes en las dietas.

8 consejos para principiantes en las dietas

1. Comer más

Seguramente te parece contradictorio. Te estarás preguntando: ¿cómo voy a comer más si lo que busco es adelgazar? Aunque te parezca absurdo, en realidad restringirte de comer no te ayudará adecuadamente, porque ralentizará tu metabolismo. Cuando tu cuerpo comienza a recibir menos alimentos de manera repentina, los retiene.

Lo que debes hacer es olvidar eso de que al día se deben consumir solo 3 comidas. Come 5 veces diarias. Por supuesto, esas comidas no deben ser pesadas. Consume un buen desayuno, un almuerzo, una cena ligera y dos meriendas en los intermedios. Con ello, lograrás que tu metabolismo se mantenga activado, ayudándote a perder peso de manera más rápida y efectiva.

2. Desayuna bien

No hay nada peor para tu dieta que saltarte una comida, pero es inaceptable que te saltes el desayuno o que lo hagas insuficiente.

En primer lugar, el desayuno activa tu metabolismo, por ser la primera comida del día. En segundo lugar, te aporta la energía que necesitarás durante la mayor parte del día. Piensa que, además, vienes de un extenso periodo sin haber comido ni bebido nada porque estabas durmiendo.

Un buen desayuno debe realizarse tan pronto como te despiertes. Se conforma por carbohidratos sanos, frutas o jugos, lácteos, cafeína (bien sea en café o té), proteínas sanas (como pavo o huevos), una pequeña dosis de grasa saludable y dulce.

Ten presente que en esta comida puedes darte un poco más de libertad que en el resto, pues tendrás todo el día por delante para quemar las calorías consumidas.

3. No te olvides de picar de forma saludable

Muchos ven con malos ojos la idea de picar entre horas y, en cierta medida, tienen razón. No es saludable consumir con frecuencia productos dañinos para el organismo. Sin embargo, es normal que cuando comienzas un régimen alimentario se te despierte tanto el apetito como la ansiedad. A los principiantes en las dietas les ocurre.

Por una parte, picar te ayudará a controlar la ansiedad, y por otra, evita que llegues con un hambre atroz a la próxima comida. Eso sí, esta recomendación tiene sentido si consumes productos saludables como frutos secos, frutas, yogur y galletas ricas en fibra o avena.

Descubre: 8 snacks saludables que puedes hacer fácilmente

4. No abandones los carbohidratos

Arroz fuente de carbohidratos.

Muchos principiantes en las dietas culpan de sus kilos de más a los alimentos ricos en carbohidratos, como el pan, la pasta y las legumbres. No obstante, el peor enemigo de nuestro peso son las golosinas industriales, así como todos los productos que contienen azúcar refinada y la comida rápidas.

Tienes que comer carbohidratos porque se trata de la principal fuente de energía de tu cuerpo, con la salvedad de que debes procurar ingerir los mejores, como los cereales integrales. Eso sí, evítalos de noche ya que se vierten muy lentamente en el torrente sanguíneo.

5. Saca el azúcar de tu dieta

Generalmente, los principiantes en la dieta creen que dejaron de ingerir azúcar solo por haber abandonado las bebidas abiertamente azucaradas y otros dulces. No obstante, este elemento se encuentra en muchos alimentos sin que seamos conscientes de eso. Por ejemplo:

  • Las verduras envasadas
  • El pan de molde
  • Los alimentos precocidos
  • Las sopas envasadas

De allí la importancia de leer con detalle las etiquetas de los alimentos que compras. Solo así  controlarás por completo la composición de los productos que consumes.

Lee este artículo: Descubre aquí la nueva pirámide de la alimentación saludable

6. Come dulce de forma inteligente

Es completamente normal que los principiantes en las dietas sientan una extrema necesidad de comer algo dulce. Aunque lo recomendable es disminuir al mínimo posible el consumo de azúcar, puedes permitirte un bocado dulce, siempre y cuando busques una alternativa saludable.

  • Cuando tengas muchas ganas de un dulce recuerda que una vez que lo comas no dejarás de sentir ansiedad, pues al comerlo tu cuerpo te pedirá más.
  • Procura que tu cantidad de dulce diario provenga de fuentes que no contengan azúcar refinada. Puedes optar por chocolate negro, galletas integrales y frutas.

7. Come a las horas correctas

La mayoría de los problemas con los que te puedes encontrar como principiante en la dieta tienen que ver con la hora en que ingieres ciertos alimentos.

Los carbohidratos son necesarios para el organismo, pero solo deben consumirse en grandes cantidades en la mañana. En el mediodía y la tarde, redúcelos.

Durante la noche hay que evitarlos, ya que se acumularían durante el sueño. En la cena opta por consumir proteínas para alimentar tus músculos.

8. No hagas ejercicio en los primeros días

Si eres un principiante en la dieta tu cuerpo se fatigará un poco por el régimen alimentario. Si añades el cansancio producido por la actividad física, terminarás por dejar tanto la dieta como los ejercicios por sentirte estresado. Acostúmbrate al proceso y comienza una rutina progresiva de ejercicios semanas después.

En cualquier caso, si tienes algún tipo de inquietud durante esta etapa, consulta con tu especialista de confianza. Él sabrá orientarte de la mejor manera.

OMS. (2015). Alimentación sana. https://doi.org/Nota descriptiva No. 394 Rodríguez-Rodríguez, E., Perea, J. M., López-Sobaler, A. M., & Ortega, R. M. (2009). Obesidad, resistencia a la insulina y aumento de los niveles de adipoquinas: Importancia de la dieta y el ejercicio físico. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.1007/s10790-007-9062-z