8 consejos para sellar los poros dilatados de tu piel

Daniela Echeverri Castro · 5 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 5 febrero, 2020
Mantener una correcta rutina de limpieza y usar productos exfoliantes periódicamente puede ayudar a cerrar los poros dilatados.

Por cuestiones de estética y autoestima, muchas personas están buscando métodos para sellar los poros dilatados de su piel. Aunque en general es un problema inofensivo, su presencia puede indicar desequilibrios en las glándulas sebáceas y alteraciones hormonales.

A menudo se originan en la llamada zona “T” del rostro, que corresponde a la frente, nariz y mentón. Sin embargo, también son notorios en las mejillas y otras áreas de la piel. Su principal consecuencia son los granos de acné y puntos negros.

Además, dado que se acompañan con la producción excesiva de sebo, hacen que la piel luzca brillante y sucia. Por suerte, existen varias recomendaciones y remedios que pueden minimizarlos para darle al cutis un aspecto más fresco y renovado. ¿Te aqueja este problema?

1. Utilizar los productos adecuados

Una limpieza profunda, hecha por un profesional, puede contribuir mucho con la reducción de las imperfecciones. Ahora bien, después de haberla realizado, es conveniente proceder a cuidar la pie con los productos adecuados.

Al utilizar los productos adecuados a diario, podremos llevar cabo una buena limpieza. Es primordial elegir jabones y lociones acordes al tipo de piel. Si tenemos dudas acerca de cuál podría ser la nuestra, lo más recomendable es consultar con el dermatólogo.

2. Exfoliar la piel periódicamente

Aunque lo más seguro es que hayamos oído decir que es necesario exfoliar la piel de forma regular para evitar las imperfecciones, lo cierto es que no todas las pieles deben exfoliarse con la misma frecuencia ni con el mismo producto. Algunos podría resultar demasiado agresivos para ciertos tipos de piel.

Hay pieles que pueden necesitar exfoliaciones suaves y más espaciadas en el tiempo que otras.

La Dra. Rocío Gil Redondo recomienda consultar con el dermatólogo acerca de los cuidados que requiere nuestra piel y, además, preguntarle con qué frecuencia convendría exfoliarla y con qué producto.

3. Utilizar tónicos faciales

tónicos de rostro.

Existen diversos tónicos para limpiar y refrescar la piel especialmente diseñados para ayudar a cerrar los poros dilatados y así, reducir la producción de espinillas. Así pues, en lugar de usar cualquier jabón para retirar el exceso de brillo a lo largo del día, lo más recomendable es aplicarse un tónico adecuado. 

4. Aplicar frío

Hay quienes consideran que después de haber lavado el rostro y secarlo, lo ideal sería aplicar una compresa con algunos cubitos de hielo durante unos minutos, para «cerrar» los poros dilatados antes de aplicarnos cremas y cualquier otro producto (maquillaje, por ejemplo).

*Nunca se debe aplicar directamente el hielo sobre la piel. Ha de estar siempre envuelto en una gasa o un paño de tela limpio, seco y fino.

5. Mejorar la alimentación

Uno de los motivos por los que fracasan los tratamientos para el rostro es porque no se tienen buenos hábitos alimentarios. Por ende, si el objetivo es sellar los poros dilatados y mejorar la apariencia cutánea, es primordial hacer algunas correcciones en la dieta.

  • Así pues, se debe limitar el consumo de azúcares, grasas saturadas y carbohidratos simples.
  • En su lugar, es conveniente ingerir carnes magras, cereales integrales y frutas y vegetales frescos.

6. Incrementar el consumo de agua

Aunque la piel deshidratada adquiere un aspecto seco y opaco, un bajo consumo de agua también empeora el cutis graso o con poros abiertos. Este líquido vital interviene en procesos que son claves para regular la producción de sebo y eliminar las células muertas.

7. Aplicar mascarillas con miel de abejas

Según creencias, la miel de abeja puede ayudar a reducir el número de impurezas de la piel y, a la par, hidratar la piel. Esto resulta muy conveniente, ya que al limpiar la piel, esta tiende a resecarse un poco.

Hay quienes se aplican mascarillas caseras con miel y avena, tanto para limpiar como para nutrir su piel.

Descubre: 6 mascarillas caseras con miel de abejas

8. Utiliza mascarillas apropiadas

Las mascarillas son un excelente complemento para remover los residuos de sebo y sellar los poros. No obstante, se deben elegir las recetas adecuadas, ya que las que contienen compuestos oleosos no son de mucha ayuda.

Si el problema es de poros abiertos, espinillas o acné, es mejor optar por las que se hacen con ingredientes astringentes y limpiadoras. Algunas opciones interesantes son:

  • Avena
  • Arcilla
  • Té verde
  • Manzanilla
  • Hamamelis
  • Yogur natural
  • Clara de huevo

Nota final

Si quieres sellar los poros dilatados y reducir el número de impurezas de tu piel, lo más adecuado es que utilices los productos de limpieza y cuidado acordes a tu tipo de piel y sigas las indicaciones de tu médico dermatólogo.

Como puedes ver, una vez que tienes las pautas correctas, estas son muy fáciles de poner en práctica y tienen un impacto positivo en el alivio de esta condición. Por eso, si deseas una piel más suave y saludable, tenlos en cuenta desde ahora.