8 consejos para sobrellevar los síntomas de la alergia al polen

7 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Para quienes son alérgicos al polen, también el contacto con la piel, los ojos o las mucosas provoca síntomas de distinta intensidad. Descubre algunos consejos para sobrellevarlo.

Con la primavera, los síntomas de la alergia al polen empeoran. El polen es producido por las plantas. Es un diminuto granito cargado de células fecundadoras del vegetal. Una sola planta es capaz de lanzar miles de granitos de polen al ambiente.

Cuando el polen se disemina en el aire resulta invisible. Millones de pequeñas partículas se esparcen y entran en contacto con nuestro aparato respiratorio.

El contacto con nuestro sistema respiratorio es la acción que produce más respuesta. No obstante, para quienes sufren alergia al polen, también el contacto con la piel, los ojos o las mucosas provoca síntomas de distinta intensidad.

Síntomas de la alergia al polen

Entre los síntomas clásicos de la alergia al polen se encuentran los estornudos, picor de nariz, secreción nasal y lagrimeo. Sin embargo, también se pueden producir enfermedades que pueden llegar a ser graves como el asma alérgico.

Con la llegada de la primavera, las molestias se agudizan, debido a las altas concentración de polen en el ambiente. En el caso de que los síntomas sean muy fuertes o molestos, se debe acudir a un alergólogo que prescribirá antihistamínicos o corticoides tópicos.

Combatir la alergia al polen 8 consejos
La alergia al polen puede causar incómodos síntomas como congestión nasal y estornudos.

8 Consejos para sobrellevar la alergia al polen

Sobre todo en primavera, puede ser muy útil adoptar medidas tan sencillas como evitar tender en el exterior, llevar puestas las gafas de sol al salir de casa o mantener las ventanas cerradas durante las horas de mayor concentración de polen.

A continuación, te damos 8 consejos que te pueden ayudar a sobrellevar y prevenir los síntomas de la alergia al polen.

1. Mejor dentro de casa

En los días de mayor concentración de polen y, sobre todo, durante los días de fuerte viento, es recomendable si es posible optar por actividades que puedas realizar dentro de casa. Si resulta necesario puedes usar mascarilla, preferentemente humedecida.

También te puede interesar: Alergia al polen: ¿Cómo reducir sus síntomas?

2. Consume frutas y vegetales lavados

Es recomendable consumir la fruta y los vegetales frescos lavados previamente. De esta forma se eliminan los granos de polen que pudieran estar pegados a su superficie.

El consumo de frutas y vegetales frescos puede ayudar a reducir la recurrencia de los síntomas de la alergia al polen.

3. Horario restringido

Los intervalos entre las cinco y las diez de la mañana y las siete y diez de la noche son los que acumulan una mayor concentración de polen. Por esta razón, reduce durante esos tramos horarios las actividades al aire libre y mantén las ventanas de casa cerradas.

4. Emplea filtros de aire para aliviar la alergia al polen

Puedes colocar filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche. Estos filtros pueden ayudar a reducir el contacto con el polen.

Por esta razón es recomendable cambiarlos con frecuencia para que no pierdan su eficacia. Durante los desplazamientos en coche, mantén las ventanillas cerradas para evitar que los granos de polen entren en él.

Lee también: 9 alergias más comunes entre los niños

5. Utiliza gafas de sol y conoce los niveles de polen

Cuando salgas a la calle, es conveniente llevar gafas de sol para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos. También puede ayudarte conocer las previsiones de los niveles de polen en el Servicio de Información Polínica.

6. Cambia la ropa

Los granos de polen pueden quedarse atrapados en la ropa, por lo que una buena medida es ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa. Puede ayudar lavarse la cara y las manos tras las exposiciones, si no es posible cambiarse de ropa. Así mismo, evita tender la ropa en el exterior, sobre todo al llegar la primavera.

7. Toma precauciones en el jardín

Niño pequeño con alergia se suena la nariz con un pañuelo rodeado de plantas al fondo.
Es importante tomar medidas preventivas al exponerse a ambientes exteriores. No hay que ignorar que el riesgo de alergia incrementa en estos entornos.

En el caso de que tengas jardín, evita las plantas que polinicen por el aire. Por ejemplo, los setos de plantas arizónicas no son recomendables en el jardín de un alérgico al polen.

Además, debes evitar aquellas actividades que puedan remover partículas de polen tales como cortar el césped o barrer la terraza. En caso de alergia al polen de gramíneas, tampoco deberías tumbarte sobre el césped. Si vas a pasar la noche al aire libre, es mejor que no duermas cerca de fuentes de pólenes alergénicos como árboles o plantas.

8. Tratamiento farmacológico

Si estas tomando un tratamiento específico para la alergia al polen como son los antihistamínicos, debes hacerlo siempre bajo supervisión médica. No hay que olvidar que el empleo de vacunas es útil en muchos casos.

¿Te suelen aquejar los síntomas de la alergia al polen? No dejes de aplicar todos los consejos mencionados. Por supuesto, si las molestias empeoran o son demasiado recurrentes, consulta al médico.

  • Gastaminza, G., Bartolomé, B., Bernedo, N., Uriel, O., Audícana, M. T., Echenagusia, M. a, … Muñoz, D. (2005). Alergia al polen de las oleáceas en un lugar donde no hay olivos. Alergologia e Inmunologia Clínica.
  • González, L. (2014). Alergias y el sistema inmune: una revisión desde el aula. Revista Facultad de Ciencias de La Salud UDES.
  • F, G. A. G., & A, V. M. A. (2005). Polinosis y aeroalergenos. Alergia, Asma e Inmunología Pediátricas.
  • Grewling Ł, Bogawski P, Smith M. Pollen nightmare: elevated airborne pollen levels at night. Aerobiologia (Bologna). 2016;32(4):725–728. doi:10.1007/s10453-016-9441-7
  • Sánchez-Lafuente AM, Guitián J, Medrano M, Herrera CM, Rey PJ, Cerdá X. Plant traits, environmental factors, and pollinator visitation in winter-flowering Helleborus foetidus (Ranunculaceae). Ann Bot. 2005;96(5):845–852. doi:10.1093/aob/mci236