8 consejos para tener una mejor postura

Más frecuentemente de lo que pensamos nuestro cuerpo está en una posición incorrecta. Mejorar los hábitos es muy sencillo.

Más allá de hacernos lucir mal y causarnos dolores de espalda o de cabeza, una mala postura puede acarrear problemas más crónicos y duraderos.

Fatiga crónica, hernias discales y mala alineación corporal pueden ser consecuencia de una mala posición mantenida a lo largo de los años.

Existen muchas causas de la mala postura, algunas tan comunes como el sobrepeso, la falta de tono muscular o la posición incorrecta al estar sentados durante mucho tiempo o caminar,

También el sedentarismo, el uso prolongado de dispositivos electrónicos o la mala posición al acostarse, entre otros, nos puede hacer tener una mala postura.

Una posición estética estable es aquella que mantiene el cuerpo alineado y estable con el menor gasto de energía posible.

Para conseguirlo es importante que la columna vertebral se mantenga  sin ninguna desviación lateral y que no se encorve ni en su parte superior provocando lo que conocemos como “joroba”, ni en su parte inferior “sacando cola”.

Mira también: Los 4 ejercicios más efectivos para fortalecer las cervicales

Por suerte, hay métodos para ayudar a mejorar la postura ahora mismo. Si bien los cambios se notan con el tiempo, es uno de los mejores bienes que le puedes ofrecer a tu cuerpo.

Mirarse en el espejo

Resulta muy útil ponerse de pie frente a un espejo de cuerpo entero mientras se corrige la postura.

Debes distribuir el peso de manera uniforme en ambos pies, echando los hombros hacia atrás de modo que permanezcan nivelados.

Sabrás que has adoptado la posición correcta cuando traces una línea imaginaria recta que pase por la parte de atrás de la oreja, por el hombro, por detrás de la cadera y la rodilla y por el tobillo.

Apoyarse contra la pared

Dolor de espalda

Otra forma sencilla de adoptar una postura correcta es apoyando la espalda y los glúteos contra la pared.

Para saber si te paras apropiadamente, simplemente tienes desliza la mano entre la cadera y la pared. Si la mano no entra o está apretada, esto indica que estás de masiado hacia la derecha. Si hay mucho espacio te indica que tienes problemas.

Descubre: 5 problemas de salud que te ocasiona el dolor de espaldas

Postura al sentarse

Verifica que la espalda esté recta, los hombros hacia atrás y abajo, y las plantas de los pies apoyadas en el suelo.

Recuerda que no es bueno cruzar las piernas durante mucho tiempo, ya que esto puede obstruir la circulación y causar piernas hinchadas o venas varices.

Cuando estés de pie

El pecho debe estar hacia arriba y el abdomen activado, pues los músculos abdominales son los que nos ayudan a mantenernos estabilizados.

El peso del cuerpo debe estar repartido entre las dos piernas y las rodillas deben estar un poco flexionadas.

Al caminar

Caminar

La cabeza debe mantenerse levantada y el cuello erguido. Se debe evitar mirar mucho tiempo al suelo, ya que esto puede causar dolor cervical.

Asegúrate de pisar primero con el talón del pie para luego pasar a la punta.

Al dormir

La mejor postura para dormir bien es de lado y con las piernas ligeramente recogidas. Esta posición ayuda a mantener la columna alineada de la forma más correcta y facilita la respiración evitando los molestos ronquidos.

Sentarse en el borde de una silla

Espalda

Para mantener una postura perfecta muchos expertos recomiendan sentarse en el borde de la silla para que la espalda se mantenga derecha y no pueda reclinarse relajadamente con el espaldar de la silla.

Para mantener el equilibrio con esta buena postura se debe meter un pie bajo la silla y extender el otro al frente.

Hacer ejercicio

Los ejercicios son clave para estirar los músculos y mantenerlos en un óptimo estado, lo que es importante para mantener una buena postura.

Se recomienda caminar, correr, nadar o hacer ejercicios de estiramiento, entre otros, siempre cuidando la postura.

Así mismo, es muy importante que las personas que permanecen mucho tiempo sentadas se tomen un descanso para estirar sus músculos y verificar la buena postura.

Lo mismo debe hacer aquellas personas que tienen que permanecer mucho tiempo paradas.