8 consejos que te ayudarán a mantener el buen humor en el trabajo

No olvides que todo lo que das vuelve a ti. Si eres amable con tus compañeros de trabajo recibirás el mismo trato y el ambiente laboral será mucho más grato y agradable

Las jornadas demasiado extensas, los malos entendidos con los compañeros de trabajo y las múltiples ocupaciones pueden provocar fuertes episodios de estrés en el campo laboral.

Esto es más habitual de lo que parece y, aunque no siempre es notorio, influye de forma directa en las relaciones sociales y la productividad.

Hay quienes tienen la habilidad de manejarlo a su modo para evitar que se convierta en un obstáculo para el rendimiento.

Sin embargo, la mayoría se deja llevar por sus efectos y pasan la mayor parte del día con problemas de mal humor y tensión muscular.

Si bien el buen humor no se trata de reírse de todas las circunstancias, es un estado que mejora el clima laboral y las capacidades para desempeñar nuestros cometidos.

¿Tienes dificultades para mantenerlo? No dejes de poner en práctica los siguientes consejos.

1. Inicia el día con un desayuno saludable

desayuno saludable

El consumo de un simple café con galletas en el desayuno puede arruinar por completo tu rendimiento laboral y estado de ánimo.

El organismo necesita una buena fuente de energía para empezar el día y, al no proporcionársela, aumenta la sensación de fatiga y disminuye el entusiasmo.

Es importante dedicar unos 20 minutos a la ingesta de un desayuno de alta calidad que incluya alimentos con carbohidratos complejos, proteínas, antioxidantes y  otros nutrientes esenciales.

Prueba opciones como:

  • Un plato de avena con manzana verde y frutos secos.
  • Una porción de jamón con pan integral, un batido de frutas y semillas.
  • Un batido de frutas y vegetales con semillas de lino, avena o leche de almendras.

Ver también: 3 batidos deliciosos para empezar el día con optimismo

2. Piensa positivo

Todos los días son perfectos para empezar de nuevo, aunque el día anterior haya sido problemático.

En lugar de pensar que las cosas volverán a salir mal, trata de aumentar tus pensamientos positivos y busca asumir cada nuevo reto con la mejor cara.

Los pensamientos negativos hacen que el ánimo caiga a sus niveles más bajos y disminuyen el deseo de hacer las cosas de forma correcta.

3. Toma descansos

Toma descansos

Los descansos cortos a lo largo de la jornada laboral son ideales para distraer la mente, relajar los músculos y recargar las energías.

Evita permanecer más de tres horas con una misma actividad sin antes tomar, como mínimo, cinco minutos de relajación.

Levántate para tomar agua, comparte alguna conversación corta con tus demás compañeros o aprovecha para hacer algunos estiramientos.

4. Evita las personas tóxicas

Las personas tóxicas están por todas partes y el campo laboral no es la excepción. Aquellos que siempre reflejan mal humor, que buscan hacerte sentir mal o que tienen complejo de superioridad harán todo lo posible por arruinarte el día.

Trata de mantener lo más alejado posible de ese tipo de individuos y céntrate en tus labores sin hacerles ningún comentario.

5. Escucha música

Escucha música

¿A quién no le encanta relajarse con un poco de música? Aprovechando que ahora es muy fácil llevarla a todas partes vale la pena escucharla de camino al trabajo o, si es posible, mientras cumples con tus tareas.

La buena música equilibra las emociones, evita el estrés y armoniza el lugar de trabajo para hacerlo más agradable.

6. Camina al aire libre

Una corta caminata por las afueras de la oficina o un parque cercano es una excelente terapia para calmar el exceso de estrés y la tensión muscular.

Al caminar la circulación se activa y los músculos reciben la oxigenación necesaria para relajarse. Además, al hacerlo al aire libre la mente se tranquilizará y sentirás una sensación de calma.

7. Sé amable con tus compañeros

Sé amable con tus compañeros

Si inicias las conversaciones con tus compañeros con una buena cara y palabras amables es muy probable que las cosas fluyan de manera más armoniosa.

La capacidad para conectarte con los demás de forma positiva siempre será favorable para mantener un buen clima laboral y el bienestar individual.

Te recomendamos leer: Los amigos benefician seriamente la salud

8. Obséquiate con un regalo

Alguna que otra vez procura consentirte con un regalo a ti mismo para que sientas que vale la pena seguirte esforzando en el trabajo.

Cómprate eso que tanto has deseado o disfruta de alguna actividad que te produzca sensación de placer.

Qué mejor que poder disfrutar los frutos de tantos esfuerzos hechos en las jornadas laborales.

Asumir el trabajo con buen humor es tener la capacidad para hacer cada tarea con motivación, alegría y disciplina.

Aunque en ocasiones es difícil mantenerlo, es bueno aplicar estos consejos para que se dé la mayor parte del tiempo.

 

 

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar