8 consejos y remedios para evitar la flacidez y caída de los senos

La práctica habitual de ejercicios diseñados para tonificar el pecho es la forma más saludable para conservar unos senos firmes.

No importa cuál sea su forma o tamaño, los senos son uno de los atributos femeninos más atractivos. Es normal que con el paso del tiempo empiecen a perder su firmeza. Pese a ello, muchas mujeres se preocupan por retrasar ese proceso.

En respuesta a esto, se han diseñado productos de diversa índole, técnicas e intervenciones quirúrgicas para conseguir ese fin. No obstante, casi todos son sumamente costosos, por lo que están lejos del alcance de la mayoría.

Por fortuna, existen métodos naturales que nos permiten cuidar de ellos para mantenerlos firmes y tonificados. En este artículo, compartimos contigo los 8 mejores, acompañados de consejos que te permitirán completar tu rutina diaria de belleza. ¿Preparada? ¡Comenzamos!

1. Ejercicios localizados

Ejercicios focalizados

La práctica constante de ejercicios diseñados para tonificar el pecho es la forma más saludable para conservar unos senos bonitos. Aunque existen muchísimas rutinas para conseguir este objetivo, aquí te comentamos 3 de fácil ejecución:

1. 1. Flexión de brazos

Con la flexión de brazos, conseguirás fortalecer los músculos pectorales que se encuentran debajo del busto. Es una actividad que contribuye a reafirmar los senos y reducir el exceso de grasa que se acumula en sus alrededores.

Si te interesa ampliar información, te recomendamos leer: 8 rutinas rápidas para decirle adiós a la flacidez en los brazos.

1. 2. Ejercicios con mancuernas

Los ejercicios con mancuernas no solo servirán para reafirmar el busto, sino también para evitar la flacidez en los brazos.

  • Sostén una en cada mano y realiza el ejercicio anterior durante 2 minutos.
  • Para empezar, podrías hacer 2 tandas.
  • Y, conforme vaya pasando el tiempo, podrías ir aumentar hasta 4 tandas, de 2 minutos cada una.

1. 3. Apertura de pecho

  • Sujeta las mancuernas con las manos.
  • Y con los brazos extendidos, como en reposo, flexiona los brazos describiendo un ángulo de 90º.
  • Las mancuernas han de quedar frente a ti, a la altura de la cintura.
  • Luego, vuelve a la posición inicial.
  • Realiza tres series, de entre 5 y 10 repeticiones cada una.
  • Con el paso del tiempo y la ejercitación, podrías llegar a hacer 4 tandas.

Otra variante es elevar los brazos con las mancuernas, hacia delante, sin flexionarlos. Regresar a la posición inicial y repite siguiendo las dos últimas indicaciones anteriores.

2. Mantener una buena postura

Mala postura

Los beneficios de una buena postura van más allá de evitar posibles lesiones musculares. Con esta conseguirás un efecto de firmeza inmediato en tus pechos, por lo que te verás mucho más esbelta y con mejor figura.

3. Terapia con hielo

La terapia con hielo es un buen remedio natural para tonificar la piel y reafirmar los senos. Procura envolver el hielo en un paño para que no tenga contacto directo con la piel.

Realiza suaves masajes circulares en los pechos, aplicándolo con cuidado y ejerciendo una leve presión sobre estos.

El tiempo de duración de esta técnica es de unos 5 minutos. Si la realizas a diario, obtendrás muy buenos resultados.

4. Masajes con aceite de oliva

Al mantener hidratada la piel y activar la circulación, el aceite de oliva contribuye a la tonificación de las mamas.

Masajear frecuentemente esa zona con aceite de oliva ayuda a evitar que las fibras de la piel se rompan y se formen estrías.

5. Mascarilla para senos, con ingredientes naturales

Mascarilla mamaria con ingredientes naturales

Esta mascarilla con ingredientes naturales nutre la piel y evita la caída temprana de los senos. Sin embargo, debemos decir que es útil si su aplicación está acompañada de una buena alimentación y de ejercicios localizados.

Ingredientes

  • 1 cucharada de yogur natural (12,5 g)
  • 1 cucharada de aceite rico en vitamina E (15 g)
  • 1 huevo

Preparación

  • Vierte en un recipiente todos los ingredientes y mézclalos con una cuchara.
  • Extiende la pasta sobre cada seno y masajea suavemente.
  • Déjala actuar durante 30 minutos y aclara con agua fría.
  • Úsala 1 vez por semana.

6. Utiliza la talla de brasier correcta

Hay muchos diseños de sostenes que nos permiten realzar los senos y darles una apariencia mucho más atractiva. No obstante, es importante saber elegir la talla adecuada para que no queden demasiado apretados o sueltos.

Si te interesa este tema, de seguro querrás leer: ¿Usar sostén influye en el desarrollo de cáncer de mama?

7. Mascarilla de arcilla

Mascarilla mamaria de arcilla

Otro eficaz tratamiento estético casero consiste en aprovechar las increíbles cualidades de la arcilla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla (20 g)
  • ¼ de taza de agua (60 ml)

Preparación

  • Incorpora la arcilla en el cuarto de taza de agua y forma una pasta espesa.
  • Extiende una fina capa en los senos y déjala actuar durante 30 minutos.
  • Aclara con agua fría y aplícala hasta 2 veces semanales.

8. Evitar los malos hábitos

Entre los hábitos poco saludables que se han vinculado con la mayor tendencia a tener senos caídos, se encuentran fundamentalmente: 

  • Fumar
  • Ingerir bebidas alcohólicas en exceso
  • Excederse con el bronceado
  • Usar sujetadores de la talla equivocada
  • Llevar una dieta rica en grasas
  • Sedentarismo

Recuerda que para que se noten los resultados, es preciso ser constante. Y, recuerda: Nunca es tarde para empezar.

Mohrbacher, N., and Stock, J. (2003). The Breastfeeding Answer Book. Chapel Hill (NC): La Leche League International. Taylor, C. B.; J F Sallis, J. F., and Needle, R. (1985). "The relation of physical activity and exercise to mental health", Public Health Rep, 100 (2): 195-202. Yalom, M. (1998). A History of the Breast. London: Pandora.