8 cosas que no te dicen sobre la menopausia

Al llegar esta etapa puede disminuir la vida social, ya que la mayoría de mujeres sienten el deseo de dedicarse más tiempo a ellas mismas. En este aspecto es algo muy positivo

La menopausia es una etapa normal de la mujer que ocurre entre los 45 y 55 años de edad. Al llegar a este ciclo, los ovarios de la mujer dejan de producir óvulos, ya no hay posibilidades de quedar embarazada, disminuye la producción de hormonas estrógeno y progesterona, y con ello se producen otros cambios  en el cuerpo que son notorios a través de síntomas que pueden permanecer durante años.

Los síntomas más comunes de la menopausia son los sofocos, la sudoración o cambios repentinos de ánimo, entre otros. Además de estas señales tan conocidas, hay otras cosas de la menopausia que la mayoría de mujeres no conocen y que deberían ser tenidas en cuenta para tener todo claro sobre este nuevo ciclo. En esta ocasión te vamos a compartir 8 datos importantes que se deben saber sobre la menopausia y que la mayoría ignora.

Hay cambios en los latidos del corazón

Hay-cambios-en-los-latidos-del-corazón

Las palpitaciones del corazón pueden verse alteradas, incluso desde que la mujer empieza la pre-menopausia. En esta etapa muchas mujeres puede empezar a sentir que sus palpitaciones son más fuertes y, en algunos casos, esas palpitaciones son un síntoma temprano de un problema del corazón. Este síntoma puede ser el resultado de flujos hormonales, según lo indicado por expertos en el tema.

El colesterol malo puede incrementar

Los estrógenos es unas hormonas responsables de regular los periodos femeninos, y de controlar los índices de colesterol LDL (malo) y aumentar los niveles del colesterol HDL (bueno). Al disminuir la producción de estas hormonas en la etapa de la menopausia, los niveles de colesterol malo tienden a subir, al tiempo que los de colesterol bueno empiezan a bajar. La buena noticia es que este efecto se puede prevenir mediante la adopción de un estilo de vida saludable desde los años previos a la menopausia.

Disminuye el deseo de tener vida social

La menopausia es una etapa que tiende a ser introspectiva debido a todos los cambios que se producen en el estado de ánimo y en las emociones. Este cambio se hace más notorio en las personas que son extrovertidas, puesto que empiezan a adoptar actitudes que pueden afectar su vida social.

Al llegar a esta nueva etapa, la mayoría de mujeres empiezan a reflexionar sobre sí mismas y sienten el deseo de dedicarse más tiempo. En este sentido puede ser algo muy positivo, ya que la mujer se puede animar a vivir experiencias que antes no vivía por hacer felices a otros.

Momento de ponerse “verde”

Momento-de-ponerse-verde

Muchos alimentos que se venden en el mercado tienen concentraciones químicas que pueden bloquear las hormonas y causar desequilibrios en las mujeres que están pasando por su etapa de la menopausia. Es importante empezar a consumir alimentos de origen orgánico y evitar aquellos que contienen parabenos, ftalatos y BPA. Una buena opción es incrementar el consumo de frutas y verduras, que son fuentes principales de nutrientes que le hacen frente a los síntomas de la menopausia.

El cabello también sufrirá algunas consecuencias

Los cambios hormonales que se producen durante la menopausia afectan la salud del cabello, haciendo que este se vuelva más fino, se debilite, se seque y hasta empiece a caerse en grandes cantidades. En estos casos es muy importante mejorar la dieta, consumir más vitaminas, minerales y proteínas, además de evitar el uso de productos químicos  y elementos de calor.

Aumentará la sensibilidad

Aumentará-la-sensibilidad

El desequilibrio hormonal trae consigo una montaña rusa emocional que puede traducirse en mayor sensibilidad y un aumento considerable de la libido.

Incrementará el deseo de dormir

Al causar tantas alteraciones hormonales, no es para nada extraño que durante la menopausia también aumente el sueño. Es probable que empiece a existir la necesidad de dormir una siesta, aunque esta no debe ser superior a 30 minutos, ya que puede producir alteraciones en el ciclo normal de sueño.

Los sofocos

Los-sofocos

Este es uno de los síntomas más comunes de la menopausia, pero pocas conocen cómo enfrentarlos para que no afecten la calidad de vida. Es importante decir que esa molesta sensación de calor aparece principalmente por la noche e impide tener un correcto descanso. Las consecuencias principales se notarán al día siguiente, ya que aumentan la irritabilidad y te hacen lucir una piel cansada. ¿Qué hacer? En estos casos, lo mejor es usar prendas de dormir sueltas, utilizar sábanas y fundas de material transpirable y,  si es necesario, tener cerca un ventilador. No olvides que las técnicas de relajación también pueden dar resultado.

Te puede gustar