8 cosas que puedes hacer para combatir la pérdida del cabello por tiroides

Si tenemos problemas tiroideos nuestro cabello estará frágil y quebradizo. Es conveniente mejorar la alimentación, para nutrirlo desde dentro, así como evitar los focos de estrés, que pueden empeorar la condición

Los problemas en la glándula tiroidea pueden provocar alteraciones en todos los sistemas del organismo y, en el caso del cabello, alteran los ciclos capilares y causan una caída alarmante.

Aunque la mayoría de las personas lo ignoran, existe una relación entre la actividad de las hormonas tiroideas y la salud del pelo.

En este sentido, es primordial comprender que la tiroides estimula los folículos pilosos, regula la salud de las glándulas sebáceas y participa en la producción de sebo.

Debido a esto, no es de extrañar que los desequilibrios en la glándula ocasionen una pérdida del cabello crónica y difusa, casi siempre difícil de controlar.

Los pacientes con hipotiroidismo e hipertiroidismo tienen que lidiar contra una melena frágil, reseca y quebradiza.

Por fortuna, existen una serie de recomendaciones y tratamientos que pueden contribuir a fortalecerlo para mejorar su aspecto.

A continuación queremos compartir los 7 más relevantes para que no dudes en aplicarlos.

¡Apunta!

1. Solicita un examen de laboratorio

mujer con medico

Si sospechas que la pérdida de cabello se debe a algún problema en la tiroides, visita al médico y solicita un examen de laboratorio completo.

Con estos podrás comprobar qué tal está la actividad de tu glándula tiroidea y cómo puede afectarte.

Ten en cuenta que, además de la caída del pelo, puedes presentar otros síntomas y problemas de salud.

2. Asegúrate de recibir la dosis de suplementos de hormona tiroidea correcta

Tras conocer el tipo de problema de la tiroides puedes recibir un tratamiento con suplementos de hormona tiroidea, el cual está diseñado para el control de sus síntomas.

Sin embargo, es primordial hacerlo con la debida supervisión médica, ya que este debe estar compuesto según las necesidades del organismo.

3. Mejora tu alimentación

Alimentos ricos en yodo

Si bien no hace falta tener problemas de salud para mejorar la alimentación, es necesario que los pacientes con enfermedades tiroideas lo hagan cuanto antes.

Dado que el descontrol hormonal puede disminuir la capacidad para absorber los nutrientes de alta calidad, lo más conveniente es seguir una dieta balanceada y completa.

Se deben eliminar los alimentos tóxicos e inflamatorios que pueden empeorar los síntomas causados por el problema de tiroides.

Por ejemplo, se deben excluir los lácteos, el gluten y los alimentos modificados genéticamente (maíz, soja y algunos vegetales).

En su lugar, es primordial aumentar la ingesta de fuentes de:

  • Yodo
  • Selenio
  • Zinc
  • Hierro
  • Vitaminas A, B y D

4. Consume fuentes de colágeno

El colágeno es una proteína rica en aminoácidos, incluyendo la glutamina. Este nutriente le proporciona fuerza y elasticidad al pelo, lo cual es fundamental para conservarlo en buen estado.

Si bien el cuerpo tiene la capacidad de producirlo por su cuenta, es necesario complementarlo con otras fuentes, sobre todo porque la producción va disminuyendo a medida que envejecemos.

Cabe destacar que su ingesta también beneficia los huesos y las articulaciones, y reduce el riesgo de enfermedades crónicas.

Algunos alimentos recomendados son:

  • La gelatina
  • Los frutos rojos
  • Los cítricos
  • La clara de huevo
  • Las legumbres
  • Los mariscos

5. Evita el uso de elementos de calor

Cuidado con las planchas y secadores

Los elementos de calor como la plancha, los secadores o las pinzas, entre otros, son enemigos número uno de tu cabello, en especial cuando este está debilitado a causa de la tiroides.

Estos artefactos afectan la estructura de sus hebras, disminuyen su fuerza y, con el tiempo, le provocan quiebre y caída.

6. Incrementa el consumo de agua

El consumo de agua no solo beneficia el buen funcionamiento de los sistemas más importantes del cuerpo sino que es imprescindible para mantener una buena salud capilar.

Ingerir de 6 a 8 vasos de agua al día contribuye a evitar la resequedad en el cuero cabelludo y mantiene la buena circulación.

7. Agrega gelatina a tu champú

mascarilla-gelatina

Las proteínas y el colágeno que aporta la gelatina sin sabor son muy beneficiosos para el cuidado y fortalecimiento capilar.

A diferencia de otros productos comerciales, esta no provoca efectos secundarios y es muy económica.

Su uso regular contribuye a detener la caída excesiva y otros problemas que aparecen a causa de los desequilibrios tiroideos.

Basta con agregar medio sobre en polvo en un frasco de champú natural de ocho onzas (236 ml).

8. Evita el estrés

Las situaciones de estrés pueden empeorar los síntomas de la tiroides, incluyendo la pérdida del cabello.

Está comprobado que este estado emocional tiene repercusiones negativas en la salud capilar y es una de las causas de la caída.

Recuerda que, ante un problema de tiroides, es fundamental atender las recomendaciones médicas y solicitar controles periódicos.

Los consejos aquí citados los puedes poner en práctica como complemento para el cuidado de tu pelo.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar