8 cosas que puedes hacer por las mañanas para sentirte mejor y empezar bien el día

Una rutina de estiramientos o ejercicios suaves nos ayudan a poner en marcha nuestro corazón y favorecen el flujo sanguíneo hacia los músculos, además de favorecer la producción de endorfinas

Todas las mañanas, justo cuando suena el despertador, muchos no quisieran ni moverse de la cama y empiezan su rutina con total desánimo, ignorando hábitos tan importantes como el consumo de un buen desayuno y la adopción de una mentalidad positiva.

Para nadie es un secreto que la rutina cansa y que eso mismo conlleva a sentir que las cosas no tienen sentido; sin embargo, la actitud con la que se asume desde el primer momento del día, así como los hábitos para energizar el cuerpo, pueden determinar el desarrollo de una jornada productiva y feliz.

Sabiendo que son muchas las personas que aún no logran encontrar un equilibrio físico y emocional en esas primeras horas de sus días, hoy hemos querido compartir esas 8 buenas costumbres que poner en práctica para conseguir esa sensación de bienestar. ¡Conócelas!

1. Crea una intención del día

Crea una intención del día

En lugar de preocuparte por todas las actividades y deberes con los que tendrás que cumplir durante la jornada, crea una intención para tu día y céntrate en eso que deseas sentir para estar bien.

El propósito es que las tareas no afecten tu estado emocional y que puedas ejercer un control sobre la forma en que deseas que marche todo tu día.

Ver también: Las 5 mejores plantas para mejorar tu estado emocional

2. Levántate un poco antes

¿Suena la alarma y te quedas 5 minutos más? Haz a un lado este hábito y trata de levantarte a tiempo, e incluso un poco antes, para dejar las prisas y cumplir a tiempo con los horarios que se tienen a esas primeras horas del día.

De hecho, si te queda algún tiempo, puedes aprovecharlo para tomar un poco de aire libre, hacer ejercicio o consumir alguna bebida natural.

3. Haz estiramientos

Haz estiramientos

Tras levantarse de la cama una de las mejores cosas que puedes hacer para poner tu cuerpo en marcha son algunos ejercicios de calentamiento.

Esta simple actividad favorece el flujo sanguíneo hacia los músculos y previene posibles lesiones durante la rutina laboral.

4. Ingiere un vaso de agua tibia con limón

Este hábito resulta fundamental ya que, después de varias horas sin hidratarse, el cuerpo necesita líquidos para ponerse en marcha y estimular las funciones del sistema digestivo.

Si bien puedes tomar el agua tibia sola, es más conveniente agregarle un poco de zumo de limón para potenciar sus efectos desintoxicantes y energéticos.

5. Toma una ducha de agua fría

Algunos prefieren tomar una ducha caliente por las noches, al volver del trabajo, ya que ayuda a relajar y conciliar mejor el sueño. Lo cierto es que resulta más apropiado que tomes una ducha de agua fría en las mañanas, ya que eso te ayuda a despertar y tener más energías para disfrutar el día.

6. Come un desayuno saludable

Come un desayuno saludable

Uno de los peores errores que puede cometer una persona al empezar su día es saltarse el desayuno. Esta primera comida le da al cuerpo un tope de energía y todos los nutrientes que necesita para impulsar el ritmo del metabolismo.

Si te saltas esta comida principal hay mayor riesgo de padecer fatiga y ansiedad por la comida durante el resto de la jornada. En cambio, si te tomar el tiempo suficiente para ingerir uno de buena calidad, tu cuerpo se sentirá más saciado y lleno de energía.

Siempre es mejor que elijas frutas, verduras y cereales integrales, en lugar de bollería industrial, leche o galletas.

7. Comparte algunos minutos con tu familia

Ya sea a la hora del desayuno o poco antes de salir al trabajo, es muy bueno que compartas unos minutos con tu familia o compañeros de piso para reforzarte a nivel emocional.

Unas palabras de cariño o amabilidad mejoran el estado psicológico para asumir más positivos cada uno de los momentos del día.

Además, sabiendo que en tu hogar se respira tranquilidad tendrás una razón menos para sentirte preocupado durante tus labores.

Te recomendamos leer: 8 tips para mejorar la convivencia familiar

8. Camina hacia el trabajo

Camina hacia el trabajo

Aunque no siempre se puede, una buena idea es estacionar el auto un poco más lejos del lugar de trabajo para caminar unos minutos y disfrutar de los beneficios de esta actividad física. También vale que uses las escaleras en lugar del ascensor.

¿Estás lista para asumir con una mejor actitud todas tus jornadas? Aplica estos sencillos hábitos y recomendaciones todos los días y notarás como empiezas a sentirte mejor tanto física como emocionalmente.

 

Te puede gustar