8 datos sobre los alimentos lácteos que necesitas saber

¿Sabías que al consumir un yogur de frutas puedes estar ingiriendo incluso más azúcar de la que obtendrías al beber un refresco de cola?

Si creías que sabías todo sobre los productos lácteos, presta atención a los datos que te acercamos a continuación que necesitas saber.

1. La leche orgánica no es mejor que la normal

Aunque lo creas, la leche orgánica no es mejor que la leche normal. La leche orgánica se obtiene de las vacas que comen alimento natural, pasean mucho al aire libre y no toman medicamentos.

No obstante, la legislación que controla la producción orgánica es muy mañosa y esto lo aprovechan los productores. Como resultado, con el nombre de la leche orgánica muchas veces se vende la leche normal.

Además, el valor energético de la leche orgánica que está producida según las normas casi no es diferente al de la leche normal, así que tampoco es más nutritiva.

¿Quieres conocer más? Lee: Las bondades de la leche y el agua de coco

2. La leche desnatada no ayuda a perder peso

La leche desnatada no ayuda a adelgazar

Aunque se crea lo contrario, los científicos estudiaron las consecuencias de ingerir leche desnatada no sería muy llamativa.

  • Estudiaron grupos de personas que redujeron su dieta 500 calorías.
  • Otros participantes de un grupo sólo consumían una porción de alimentos lácteos al día.
  • Otro grupo tenían una dieta con leche común, queso y yogur al menos 3 veces al día.

Los que más bajaron de peso fueron aquellos que consumían productos lácteos con niveles normales de grasa. Ellos perdieron grasa y no tejido muscular.

3. Los productos de granja no siempre son mejores que los de fábrica

La leche, cuando se ordeña, se mantiene estéril durante 2 horas. Esto es así por las sustancias bactericidas que producen las vacas.

Transcurrido este tiempo, la leche se convierte en el lugar perfecto para que se dé el crecimiento y la reproducción de las bacterias. Los productos de la leche que no están pasteurizados pueden provocar intoxicaciones.

Y es que, aunque puede parecer que los alimentos lácteos caseros sean más naturales, los productores intentan mejorar el sabor y el aspecto de estos productos usando almidón y bicarbonato de sodio.

4. Los yogures con frutas tienen más azúcar que un refresco de cola

Yogur

Los yogures que tienen frutas tienen más azúcar que un refresco de cola. Hay que tener en cuenta que las frutas en los yogures son una especie de masa que, además de pulpa, cuenta con conservantes, estabilizadores, colorantes y aromatizantes.

Por otro lado, la cantidad de azúcar en los yogures frutales es equiparable al de una Coca-Cola. Este refresco contiene un 10 % de azúcar y algunos yogures frutales, hasta el 18 %.

5. Si la fecha de caducidad es lejana esto no es malo

Si vemos que nuestra leche caduca en dos meses o más es porque ha pasado por un proceso de ultrapasteurización (UHT). Mediante este método se eliminan las bacterias, conservando al mismo tiempo el calcio y otros elementos saludables.

Una de las peculiaridades de esta leche es que no no se pone agria, ya que no contiene bacterias que pueda causar fermentación.

No obstante no hay que confundir la ultrapasteurización con la esterilización. La leche esterilizada pasa un proceso de ebullición largo, durante el cual se destruyen muchos nutrientes.

6. No es bueno tomar lácteos por la mañana

No es bueno tomar lácteos por la mañana

El valor nutricional del yogur, así como de otros alimentos lácteos, está en las bacterias saludables. Si los tomamos en ayunas, aniquilamos su beneficio porque los microogranismos son destruidos por el ácido clorhídrico.

Además, los alimentos lácteos en ayunas pueden provocar agruras.

7. El yogur no te ayuda en casos de disbiosis

Si tienes problemas intestinales, hay que aumentar la cantidad de alimentos lácteos que se ingieren. Esto es así porque mejoran la flora intestinal gracias a la aportación de bacterias saludables que se realiza.

No obstante, si tienes problemas agudos, los yogures pueden empeorar el estado, al provocar fermentación.

Visita este artículo: 12 señales que indican una flora intestinal dañada

8. La leche impide la digestión de la comida

Buena alimentación

El desayuno de leche más cereales no es la mejor solución. No es recomendable consumir leche con otros alimentos, porque interrumpe el proceso de la digestión.

Por ello, lo mejor es beber leche por separado una hora u hora y media antes o después de comer.

Además, si estás buscando cuál es el mejor momento del día para beber leche, debes tener en cuenta que es durante la noche, una hora antes de ir a la cama.

El triptófano y el magnesio que se encuentran en la leche te ayudarán a dormirte y a relajarte.