8 desayunos fáciles, sanos y nutritivos

22 febrero, 2015
Al no desayunar podemos ganar peso ya que, al no estar saciados, tendremos más ansiedad por la comida y consumiremos más calorías a lo largo del día

Los desayunos nos proporcionan el “combustible” necesario para iniciar el día con las mejores energías y dan a nuestro organismo los nutrientes esenciales para funcionar correctamente. Por esta razón, los expertos en nutrición recomiendan no saltarse el desayuno.

Realizar una primera comida con el suficiente aporte energético ayudará a activar el metabolismo y a hacer que el organismo realice sus funciones correctamente. Al no comer, poco a poco, agotamos nuestras reservas de energía y puede que en algún momento, pareciera que de pronto nos sentimos extremadamente débiles y fatigados.

Varias investigaciones recientes han revelado que, el hecho de no desayunar puede favorecer el aumento de peso, ya que, cuando finalmente el organismo llega a tener hambre, esta es voraz, por ello, las ansias y la búsqueda de cualquier comida son más precipitadas.

Por lo general, este tipo de ansiedad tiende a acudir a aquellos alimentos ricos en carbohidratos y azúcares que, a largo plazo, no benefician en absoluto.

Ahora bien, ¿en qué consiste un buen desayuno? Ya sabemos que tiene que nutrirnos, saciarnos y brindarnos energía, pero ¿cuáles son las opciones? No te preocupes, a continuación te compartimos 8 propuestas de desayunos, todas ellas deliciosas y muy fáciles de preparar.

Propuestas para desayunos saludables dulces

1. Avena con frutas

La avena y la fruta son dos de los mejores aliados para acelerar el metabolismo, proporcionarle energía al cuerpo y mantenernos saludables.

Los desayunos que tiene como base estos dos ingredientes son muy versátiles y muy fáciles de preparar, pues lo único que debes hacer es cocinar ½ taza de avena en hojuelas con leche descremada. Luego se le agrega una cucharada de germen de trigo o linaza en polvo y finalmente ¼ de taza de frutos rojos, manzana o banana.

No se recomienda utilizar avena instantánea, ya que esta muchas veces contiene azúcares y menos nutrientes.

Avena con frutas como ejemplo de desayunos fáciles

2. Yogur griego con granola

El yogur griego se ha popularizado mucho por el hecho de contener el doble de proteínas y probióticos que el yogur común. Lo ideal es conseguir yogur griego natural y agregarle ¼ de taza de granola (frutos secos y fruta).

3. Waffle o gofre con fruta y mantequilla de cacahuate

Este delicioso desayuno es ideal tanto para niños como para adultos, ya que tiene una apariencia y un sabor muy agradable. La mantequilla de cacahuate que se le unta debe ser en cantidad moderada. Por lo general, basta con media cucharada por persona. Podemos añadirle las piezas de frutas que más nos gusten o una buena mermelada casera (sin azúcar).

4. Batido de frutas y avena

Lee también: Regula la flora intestinal y protege tu salud con este delicioso postre de yogur y arándanos

Los batidos son una excelente opción para desayunar porque nos permiten mezclar frutas y otros ingredientes muy nutritivos. La siguiente receta lleva: una porción de banana, media manzana, cerezas o cualquier otra fruta que deseemos junto con media taza de hojuelas de avena y una taza de leche descremada o bebida vegetal.

Cabe destacar que, antes que añadirle cualquier edulcorante artificial, es mejor optar por agregar un poco de miel. Aunque lo mejor es procurar prescindir de esto puesto que ya la banana aporta suficiente sabor dulce al batido.

Batido de avena y banana

5. Batido de yogur, fresa y avena

Otro excelente batido para sustituir el desayuno es esta deliciosa bebida de yogur, fresa y avena. Sus nutrientes combinados proporcionan energía, estimulan la digestión y satisfacen el apetito.

Solo debemos mezclar una taza de yogur natural, sin azúcar, fresas y media taza de avena. Este batido queda bastante cremoso, por lo que vale la pena acompañarlo con algunas nueces para hacerlo aún más delicioso al paladar. 

Propuestas para desayunos saludables salados

6. Burrito de huevo y champiñones

Si prefieres los desayunos salados, esta opción te encantará. Pon una cucharada de aceite de semilla de uva o aceite de oliva en una sartén y agrega champiñones picados y un huevo. Se revuelve y se sofríen unos minutos y, por último, se coloca sobre una tortilla integral para finalizar tu burrito.

7. Sándwich

Preparar nuestro propio sándwich en casa resulta muy ventajoso. Solo debemos sofreír un huevo en aceite de oliva, se pone en medio de dos tajadas de pan integral, se le añade una rodaja de tomate, unas hojas de espinaca y, opcionalmente, una rebanada de queso bajo en grasa.

Sandwich

8. Omelette o tortilla de huevo con vegetales

Este omelette con vegetales es ideal para aprovechar los beneficios de las verduras. En un recipiente debemos batir un huevo, agregarle trocitos de pimientos rojos y verdes, cebolla y unas hojas de espinaca picadas.

Vertimos la mezcla en una sartén con un poco de aceite de oliva y dejamos que se cocine bien. Finalmente lo podemos rellenar con frijoles y unas pequeñas tajadas de aguacate.

Los desayunos saludables no son para nada aburridos y tienen muchas variantes que resultan muy agradables al gusto. Vale la pena comenzar a incorporar las distintas recetas a nuestro menú para comenzar a aprovechar todos sus beneficios.

Te puede gustar