8 ejercicios eficientes para adelgazar el rostro

Para afinar el rostro, podemos practicar ciertos ejercicios que, al tonificar los músculos faciales, nos ayudan a obtener el aspecto que deseamos.

Hoy en día, muchas personas buscan la forma de lucir un rostro más anguloso o, al menos, lo menos redondo posible. Por ello, no es de extrañar que se hayan popularizado los ejercicios para adelgazar el rostro.

A pesar de que tener cierto volumen en el rostro siempre se ha asociado con juventud y lozanía, hay quienes no están del todo cómodos con las curvas de sus mejillas.

Por fortuna, no es necesario recurrir a medidas tan extremas como la cirugía para lucir un rostro más ”fino”, ”delgado” o, mejor dicho, alargado. Se puede recurrir a ciertos ejercicios tonificantes y, por supuesto, a algunos trucos de maquillaje.

¿Es posible adelgazar el rostro?

Hay personas que lucen unas mejillas más redondeadas debido a que tienen algo de sobrepeso, mientras que otras simplemente tienen el rostro redondo. En el primer caso, sí es posible adelgazar el rostro. 

Al mejorar los hábitos alimenticios y adoptar un estilo de vida saludable, se reduce el volumen ”extra” del cuerpo de forma proporcional y esto incluye el rostro.

En cambio, quienes tienen facciones redondeadas deben recurrir a otros trucos para lucir un ángulos más pronunciados. En este sentido, los siguientes ejercicios tonificantes pueden ayudar a obtener dicho fin. 

No te toques el rostro

8 ejercicios para adelgazar el rostro

1. Calienta tus músculos

Para empezar, los primero que debemos hacer es calentar los músculos del rostro. Para ello, deberás colocarte frente al espejo y gesticular lentamente las vocales: A, E, I, O, U. Puedes tomarte un minuto por vocal o bien, repetir varias veces el conjunto entero hasta que sientas cierto calor en el rostro.

2. Barbilla hacia arriba

Sentémonos con la espalda recta y llevamos la cabeza hacia atrás, manteniendo en alto la barbilla. Sostenemos la postura durante un minuto y bajamos lentamente la barbilla, nos detenemos antes de tocar el pecho y volvemos a llevar la cabeza hacia atrás.

Una variante de este ejercicio consiste en sacar el labio inferior (como al hacer pucheros) mientras llevamos la cabeza hacia atrás y luego hacia adelante. Sostén la postura entre 5 y 10 segundos.

Ver también: 5 ejercicios que benefician los músculos de tu espalda

3. Mantener la posición

En este ejercicio para adelgazar el rostro, lo que tenemos que hacer es sentarte con la espalda recta y estirar el cuello, tanto como puedas, hacia arriba mientras estiramos los labios de forma horizontal (como una especie de mueca de sorpresa).

Cuando veamos que llegamos al límite del estiramiento del cuello, respiramos profundamente y contamos 15 segundos. Finalmente, volvemos a la posición inicial y repetimos todo 5 veces más.

Se trata de un ejercicio sencillo, pero eficiente para tonificar los músculos del rostro. La clave está en repetirlo varias veces.

4. Escribir nuestro nombre

Otro de los ejercicios para adelgazar el rostro consiste simplemente en sujetar un lápiz con los labios e intentar escribir nuestro propio nombre en el aire, al derecho y al revés. 

Repetimos el ejercicio durante 3 minutos como mínimo. Hacemos una pausa y repetimos la serie de nuevo.

5. Labios y mejillas

Maquillaje.

Para hacer este ejercicio tendremos que inhalar profundamente. Acto seguido, apretaremos los labios e inflaremos las mejillas.

Colocamos las manos sobre las mejillas, de forma que los dedos cubran los oídos. Luego comenzamos a ejercer presión sobre las mejillas para tensar los músculos.

Debemos procurar realizar el máximo esfuerzo posible para mantener la posición durante 5 o 6 segundos, luego relajar y descansar un minuto. Tendremos que repetir este ejercicio 5 o 6 veces para lograr nuestro objetivo de adelgazar el rostro.

Te recomendamos leer: 7 tips para tener unos labios suaves y voluminosos

6. Boca

El siguiente ejercicio consiste en cerrar la boca y sujetar los dientes con los labios tanto el inferior como el superior. Debemos intentar desplazar ligeramente la mandíbula inferior hacia adelante.

Colocamos el dedo índice sobre el mentón y procuramos superar la resistencia ejercida por el dedo. Usaremos los músculos del rostro, presionando la barbilla. Tendremos que relajar y tensar los músculos. Repetimos 10 veces.

7. Puños en la barbilla

Este ejercicio es uno de los más importantes. Se trata del último y más difícil de la serie de ocho ejercicios pensados para fortalecer los músculos que se encuentran debajo de la lengua y de la mandíbula.

Para llevarlo a cabo, colocaremos dos puños debajo de la barbilla. Luego tendremos que apoyar con la lengua en el área debajo de la misma cerca de los dientes.

Ejerceremos presión con los puños hacia arriba y haremos fuerza, como una especie de resistencia con la lengua. Mantendremos la tensión durante 30 segundos. Luego procuraremos relajar los músculos durante 5 segundos. Repetimos todo unas 10 veces.

8. Ejercita los músculos del cuello

Sí, a pesar de que se trata de un ejercicio para los músculos del cuello, no está de más incluirlo en nuestra rutina para adelgazar el rostro puesto que ayuda a definir mejor el contorno. De hecho, viene a formar parte de muchas rutinas de yoga.

Para llevarlo a cabo, inclinaremos la cabeza hacia la derecha e intentaremos alcanzar el hombro con la oreja, manteniendo siempre la espalda recta. Al mismo tiempo, colocaremos sobre la sien izquierda, nuestra mano derecha para intentar impedir que lleguemos al hombro con la oreja.

No es necesario realizar fuerza. El ejercicio debe hacer con firmeza pero sin causar dolor. Finalmente, deberemos mantener la postura 10 segundos y repetir tantas veces como deseemos.

9-cosas-que-por-ningún-motivo-debes-aplicarte-en-el-rostro

A tener en cuenta

Par adelgazar el rostro con estos ejercicios, es necesario practicarlos a diario y mantener un estilo de vida saludable; ya que, la alimentación y la actividad física influyen significativamente en nuestro aspecto.