8 ejercicios eficientes para adelgazar el rostro

Lorena González · 16 noviembre, 2017
Para afinar el rostro existen ejercicios caseros eficientes que marcarán la diferencia.

¿Quieres afinar tu rostro? Pues es posible. Para ello tendrás que hacer estos 8 ejercicios que te proponemos. Te dejamos todos los detalles para que te sea muy sencillo de realizar en casa. Toma nota y verás la diferencia. ¡Garantizado!

1. Calienta tus músculos

Pon a calentar los músculos del rostro. Así evitarás hacer esfuerzos en vano. Lo debes hacer tanto sentado con la espalda recta como de pie. Luego intenta pronunciar clara y lentamente los vocales (“a”, “o”, “i”, “e”). Haz este ejercicio tantas veces  hasta que sientas el calor en todo el rostro.

Ver también: 5 ejercicios que benefician los músculos de tu espalda

2. Barbilla hacia arriba

No te toques el rostro

Mantén la barbilla hacia arriba todo lo que puedas. Para que el ejercicio sea eficiente, tendrás que sentarte en una silla y colocar la cabeza hacia atrás.

Deberás desplazar hacia adelante el labio todo lo que puedas y mantener la posición durante 5 a 10 segundos. Intenta relajar los músculos y repetir dos o tres veces más.

3. Mantén la posición

Mantén la posición durante unos 10 o 15 segundos. En este ejercicio, lo que tienes que hacer es abrazarte primero. Luego tendrás que empezar a estirar el cuello hacia arriba. Intenta mantener la espalda recta.

Cuando veas que llegas al límite, haz una respiración profunda y cuenta hasta 10 o 15 segundos. Por último vuelve a la posición inicial.

Se trata de un ejercicio sencillo, pero eficiente para luchar contra la flacidez de la piel. Para ello, procura mantener la cabeza recta.

Baja los extremos de los labios y estíralos hacia abajo 5 segundos. Vuelve a la posición normal. Repite el ejercicio una serie de 5 veces hasta que sientas que tus músculos se cansan.

4. Sentado sobre una silla

pasar muchas horas sentado

El cuarto ejercicio debe ser sentado sobre una silla. Coloca la espalda recta, coge un lápiz y sujétalo con los labios. Hazlo todo sin mover la cabeza.

Acto seguido tendrás que escribir con un lápiz tu nombre en el aire o al menos algunas letras. Repite el ejercicio durante 3 minutos como mínimo. Haz una pausa y repite la serie de nuevo.

5. Ejercita los músculos del cuello

Se trata de un ejercicio que es bueno para los músculos del cuello. Con esta práctica podrás definir mejor el contorno del rostro.

Para ello, inclina la cabeza hacia la derecha, haz un movimiento como si estuvieras intentando alcanzar tu hombro con la oreja.

A la vez tendrás que ejercer presión sobre la sien izquierda con la mano derecha intentando bloquear el movimiento de la cabeza. Mantén la posición durante 10 segundos, luego repite del otro lado.

6. Labios y mejillas

6 consejos para acabar con las grietas alrededor de los labios

Para hacer este ejercicio tendrás que inhalar profundamente. Acto seguido aprieta los labios e infla las mejillas.

Coloca las manos sobre las mejillas, hazlo de forma que los dedos cubran los oídos. Luego comienza a ejercer presión sobre las mejillas, haz resistencia para tensar los músculos.

Procura el máximo esfuerzo posible para mantener la posición durante 5 o 6 segundos, luego relaja y descansa. Tendrás que repetir este ejercicio 5 o 6 veces.

Te recomendamos leer: 7 tips para tener unos labios suaves y voluminosos

7. Boca

El siguiente ejercicio consistirá en cerrar la boca y sujetar tus dientes con los labios tanto el inferior como el superior. Intenta desplazar ligeramente la mandíbula inferior hacia adelante.

Pon el dedo índice sobre el mentón y procura superar la resistencia ejercida por el dedo. Usa los músculos del rostro, presiona la barbilla. Tendrás que relajar y tensar los músculos. Repite 10 veces.

8. Puños en la barbilla

9-cosas-que-por-ningún-motivo-debes-aplicarte-en-el-rostro

Este ejercicio es uno de los más importantes. Se trata del último y más difícil de la serie de ocho ejercicios pensados para fortalecer los músculos que se encuentran debajo de la lengua y de la mandíbula.

Para hacerlo colocarás dos puños debajo de la barbilla. Luego tendrás que apoyar con la lengua en el área debajo de la misma cerca de los dientes.

Ejerce presión con los puños hacia arriba y haz fuerza, como una especie de resistencia con la lengua. Mantén la tensión durante 30 segundos. Luego procura relajar los músculos durante 5 segundos y repite 10 veces.