8 ejercicios fáciles para hacer en casa

Para obtener los máximos beneficios podemos elaborar una rutina compuesta por series de repeticiones de los diferentes ejercicios y llevarla a cabo varias veces a la semana

Los motivos para no salir a hacer ejercicio y tonificarte pueden llegar a ser ilimitados, pero… ¿Y si te mostramos 8 ejercicios fáciles para hacer en casa?

Tener una regular rutina de ejercicios te ayuda a prevenir lesiones y reduce el dolor de las articulaciones. Entrenar mejora el equilibrio, la flexibilidad y la coordinación, sin importar la edad que tengas.

Ejercicios fáciles para hacer en casa

Te traemos una lista de ejercicios para comenzar a ponerte en forma sin gastar dinero en un gimnasio ni afectar tus labores diarias, ya que no tendrás que salir de casa.

1. Saltar

El salto es una actividad que hemos practicado desde pequeños en la gran mayoría de los juegos. Además, te diviertes mientras lo haces.

Entre los beneficios de este sencillo ejercicio encontramos:

  • Impulsa tu ritmo cardíaco
  • Aumenta la circulación sanguínea
  • Ayuda a perder peso
  • Despeja tu mente
  • Fortalece tus piernas

¿Cómo lo hacemos?

  • Coloca tus pies en paralelo, separados levemente.
  • Dobla un poco las rodillas e impúlsate hacia arriba con los brazos alzados.
  • Unas 15 repeticiones con intervalos de 15 segundos serán suficientes.

Visita este artículo: Señales de que sufrimos mala circulación

2. Sentadillas

Sentadillas

Con las sentadillas conseguirás mejorar la musculatura del tren inferior del cuerpo: cuádriceps, glúteos y tríceps.

¿Cómo lo hacemos?

  • Con la espalda recta, siéntate y levántate de una silla.
  • Con los brazos extendidos hacia adelante o al costado, ve doblando las rodillas hasta que los muslos formen un ángulo de casi 90 grados con el suelo.
  • Haz 10 repeticiones.

3. Paso atrás

El paso atrás fortalece las piernas y es excelente para tonificar los glúteos.

¿Cómo lo hacemos?

  • Parado y con las manos extendidas hacia adelante, mueve una pierna hacia atrás.
  • Recupera la posición inicial y mueve la otra.
  • Hazlo 15 veces de forma constante y rítmica.

4. Salto de rana

Ejercicios isométricos

El salto de rana es un ejercicio cardiovascular que sirve para medir la resistencia cardiovascular, además de activar diferentes grupos musculares.

Se trata de una práctica muy completa que puedes realizar desde tu casa.

¿Cómo lo hacemos?

  • Para comenzar, colócate en cuclillas con las manos en el suelo.
  • Extiende las piernas hacia atrás y regresa a la posición inicial.
  • Luego salta hacia arriba con las manos extendidas por encima de la cabeza.
  • Realiza unos 15 saltos de rana con intervalos de descanso de entre 15 y 30 segundos.

5. Flexiones

Los trabajos de fuerza y resistencia como las flexiones ayudan a fortalecer los músculos y tener mejor una mejor movilidad. Las flexiones pueden hacerse en un mismo sitio y no te harán sudar tanto.

¿Cómo lo hacemos?

  • Coloca las manos en el suelo, en línea recta con los hombros.
  • Estira las piernas completamente hacia atrás hasta formar una línea recta con la espalda.
  • Extiende los brazos y luego dobla los codos para bajar el cuerpo, que debe quedar a unos cinco centímetros del suelo.
  • Se recomienda realizar 12 flexiones seguidas.

6. Curl de bíceps casero

Curl de bíceps casero

Los bíceps son uno de los músculos de mayor impacto estético. Los llamados curls de bíceps ejercitan dicho músculo y pueden realizarse fácilmente desde casa.

¿Cómo lo hacemos?

  • Colócate en posición erguida y con los brazos pegados al cuerpo.
  • Toma dos botellas de agua y levanta los antebrazos.
  • Repite este ejercicio 20 veces en tres series con cada brazo. Lo puedes hacer de forma alternativa o simultánea.

7. Abdominales

Los abdominales permiten mejorar la postura del cuerpo, lo que disminuye el desgaste de la columna vertebral. También fortalecen los músculos abdominales y alivian la tensión en la espalda.

¿Cómo lo hacemos?

  • Coloca la parte baja de la espalda en contacto con el suelo, las rodillas dobladas y las manos detrás de las orejas.
  • Impulsa los hombros hacia arriba, unos siete centímetros.
  • Luego baja y repite el movimiento unas 15 veces.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 consejos para mantener la columna vertebral sana y fuerte

8. Remo de sala

Remo de sala

El remo de sala permite un trabajo muscular completo. Además, alivia tensiones, reduce el estrés y quema grandes cantidades de calorías, a la vez que tiene un mínimo impacto en el cuerpo.

¿Cómo lo hacemos?

  • Toma una garrafa llena de agua y ponte en pie con las piernas separadas ligeramente.
  • Coge el recipiente con el dorso de las manos hacia fuera y apóyala sobre los muslos. Mantén la espalda recta.
  • Inspira y eleva la garrafa hasta el nivel de la barbilla.
  • Sube los codos y controla el peso del recipiente mientras lo desciendes.
  • Haz este ejercicio 10 veces en 4 series y conseguirás hombros fuertes.

Como hemos visto, puedes obtener los mismos beneficios de un gimnasio con un programa tradicional y cómodo de entrenamiento desde el hogar.

Además, te exige muy poco tiempo al día.

¡No más excusas!

Categorías: Perder peso Etiquetas:
Te puede gustar