8 formas de usar el ajo para mejorar tu salud y belleza

Daniela Echeverri Castro·
24 Julio, 2020
Una de las propiedades menos conocidas del ajo es la de ayudar a combatir ciertos tipos de acné. Y es que gracias a sus compuestos disminuye las bacterias que lo causan.
 

El ajo es una de las especias más conocidas y utilizadas en todos los rincones del mundo. Se caracteriza por tener un particular sabor que va muy bien en cientos de preparaciones.

Aunque desde los tiempos más antiguos sus usos en la gastronomía son los que más lo han dado a conocer, también ha sido valorado por las múltiples propiedades medicinales. Estas se han podido aprovechar en la prevención y alivio de diversas enfermedades. En esta ocasión te compartimos 8 interesantes formas de utilizarlo. ¡Conócelas!

8 formas de usar el ajo

En su estado crudo, esta pequeña hortaliza concentra una cantidad importante de alicina. Esta, como muestran diversos estudios, tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas.

Además, es una fuente rica de compuestos antioxidantes que pueden ayudar a frenar la acción de los radicales libres para prevenir el daño oxidativo. Gracias a todas estas virtudes, el ajo tiene mucho por hacer para mejorar la salud y la belleza.

1. Propiedades antibióticas

Los antibióticos son medicamentos que ayudan a destruir aquellos microorganismos dañinos que atacan el cuerpo de diversas maneras.

El ajo tiene propiedades antibacterianas naturales, el consumo rutinario ayuda a reforzar el sistema inmune y junto a las múltiples propiedades ayuda mantener una salud óptima.

No olvides leer: Los 5 mejores antibióticos naturales y cómo utilizarlos

2. Salud cardiovascular

El ajo cuida la salud cardiovascular
 

La alicina es un compuesto azufrado que se concentra cuando se machaca el ajo. Tiene el poder de ayudar a reducir los niveles de colesterol total y triglicéridos.

  • Este importante beneficio tiene un gran efecto sobre la salud cardiovascular, ya que al disminuir estos lípidos de las arterias, mejora la circulación y se reduce el riesgo de obstrucciones arteriales o arteriosclerosis.
  • Además, al mejorar el flujo de la sangre, también ayuda a controlar la presión arterial en aquellos pacientes con índices elevados.

3. Mejora la digestión

Diversos estudios muestran que el consumo regular de ajo puede ayudar a regular varios procesos digestivos importantes. Por tanto, es un sencillo hábito que deberíamos adquirir a diario.

Además, sus bondades antisépticas y antibióticas actúan contra los parásitos y bacterias del tracto gastrointestinal, ayudando a prevenir afecciones digestivas leves y crónicas.

4. Fortalece las defensas del cuerpo

Defensas

Por sus propiedades antivirales y bactericidas, el ajo también es uno de los mejores alimentos para reforzar las defensas del cuerpo. Además de suponer un importante aporte de antioxidantes, vitaminas y minerales

 

Gracias a esto, el organismo aumenta su respuesta inmunitaria y previene el ingreso de virus y bacterias peligrosas para la salud. Por ello, consúmelo para ayudarte a subir las defensas.

5. Contra el acné

¿Te sorprende oír que también es bueno para el cutis? Los beneficios antibacterianos del ajo, sumado a otros de sus componentes, pueden ayudar a eliminar determinados tipos de acné según algunos estudios.

6. Cierto efecto antiarrugas

Arrugas prematuras

La concentración de compuestos antioxidantes de los ajos ayuda a inhibir la acción negativa de los radicales libres sobre la piel. Estos son los principales causantes del envejecimiento prematuro.

Mediante su consumo diario también también se podría proteger la piel desde el interior.

¿Quieres conocer más? Lee: Factores que determinan la aparición de la caspa: ¡Aprende a tratarla!

8. Cuidado de las uñas

El ajo es bueno para las uñas
 

Según la creencia popular, la aplicación de ajo sobre la superficie de las uñas puede ayudar a fortalecerlas para evitar su quiebre y resequedad.

Además, diversos estudios muestran que cuenta con acción antibiótica para ayudar a evitar la formación de hongos, y por su sabor puede ser muy útil para quitarle la intención a aquellas personas que se las comen.

  • Basta con partir uno por la mitad y frotarlo dos veces al día en todas las uñas. Con todo, lo mejor es hacer un periodo de prueba, ya que no todos tenemos la piel igual. En pieles sensibles la aplicación continuada de ajo podría provocar una leve irritación.

Con todos estos remedios, ya solo te falta asegurarte una buena cantidad diaria de ajos (dentro de una dieta equilibrada), tanto para tu botiquín de salud como para tus trucos de belleza.

Con todo, recuerda no abusar tampoco de su consumo. Cualquier remedio, por muy bueno que sea, puede tener efectos negativos empleado en exceso. De hecho, el ajo en demasiada cantidad podría irritarte el estómago, así que consúmelo equilibradamente.

 
  • Thomson, M., & Ali, M. (2003). Garlic [Allium sativum]: A Review of its Potential Use as an Anti-Cancer Agent. Current Cancer Drug Targets. https://doi.org/10.1177/21.3.279
  • Benavides, G. A., Squadrito, G. L., Mills, R. W., Patel, H. D., Isbell, T. S., Patel, R. P., … Kraus, D. W. (2007). Hydrogen sulfide mediates the vasoactivity of garlic. Proceedings of the National Academy of Sciences. https://doi.org/10.1073/pnas.0705710104
  • Bongiorno, P. B., Fratellone, P. M., & LoGiudice, P. (2008). Potential health benefits of garlic (Allium sativum): A narrative review. Journal of Complementary and Integrative Medicine. https://doi.org/10.2202/1553-3840.1084
  • Pazyar, N., Yaghoobi, R., Rafiee, E., Mehrabian, A., & Feily, A. (2014). Skin wound healing and phytomedicine: A review. Skin Pharmacology and Physiology. https://doi.org/10.1159/000357477