8 formas de endulzar tus alimentos de forma sana y natural

Existen opciones más sanas y nutritivas que el azúcar para endulzar los alimentos. Además de darles un toque de sabor a nuestros platos, son muchos los beneficios que estas alternativas le reportan a nuestra salud.

El azúcar genera sentimientos encontrados. Son pocos los que se resisten ante un pedazo de tarta o un cremoso helado de turrón. No en balde,ha sido durante años el recurso preferido para endulzar los alimentos. Hoy, sin embargo, luchamos por reducir su consumo al máximo.

Es por todos conocidos que su consumo habitual y, sobre todo, en grandes cantidades podría causar grandes perjuicios a la saludSi no se lo limita, podríamos llegar a desarrollar enfermedades tan graves como la obesidad o diabetes, entre otras.

No obstante, ello no quiere decir que tengamos que renunciar a endulzar los alimentos. En este artículo, te mostramos opciones más saludables que el azúcar para conseguir este objetivo.

1. La canela

La canela cuenta naturalmente con un sabor dulce y puede ser utilizada molida o en rama. Algunas personas ya la utilizan como sustituto del azúcar en el café y en los postres. Incluso, si espolvoreamos la canela sobre una fruta, por ejemplo, conseguiremos intensificar su sabor. De paso, le estarás añadiendo antioxidantes y fitonutrientes.

¿Quieres saber más sobre la canela? Lee entonces: 5 formas distintas para tomar té de canela.

2. La vainilla

Vainilla

¿Quién se resiste a la dulzura y la fragancia de la vainilla? El responsable de esta verdadera tentación para los sentidos es un compuesto orgánico llamado vanilinaPor todo ello, se la utiliza para endulzar los alimentos. De seguro, puedes dar testimonio de lo especialmente bien que queda en el café y en pasteles o galletas. 

Pero, ¿sabías que la canela es un poderoso antioxidante que ayuda a contrarrestar el estrés oxidativo del cerebro? Pues, sí. No solo eso; también ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la de Parkinson.

Así las cosas, nuestra sugerencia es que pruebes a añadir un par de gotas de vainilla líquida a tu leche o infusiones. Si es que no lo has hecho ya, descubrirás que el azúcar dejará de ser necesaria.

3. Raíz de remolacha

Pese a que no es muy común, quizás hayas visto alguna vez terrones de azúcar. Esa es la presentación más habitual del azúcar obtenida a partir de la remolacha.

La raíz remolacha natural (es decir, sin procesar) podría ser una excelente alternativa al azúcar refinada de caña. Prueba, pues, a añadir un trozo de remolacha para endulzar bebidas y postres.

4. Miel de maple

miel

El jarabe de arce o maple es una excelente fuente de manganeso, si bien contiene, además, calcio, potasio y zinc. Como si fuera poco, este edulcorante natural es rico en antioxidantes. Asimismo, ayuda tanto a neutralizar los radicales libres, como a reducir el daño oxidativo.

Escoge los jarabes de arce de grado B. Existen dos grados, el A y el B, pero este último es más natural, por haber sufrido menos procesamiento industrial. Podrás reconocerlo porque es más oscuro debido a que contiene más antioxidantes que los jarabes más ligeros.

5. Jugo de frutas

Las frutas son una excelente fuente de azúcar. A diferencia de los azúcares obtenidos por medio de procesos industriales, estos son completamente naturales.

Así, al preparar un jugo, obtienes la fructosa natural con la que endulzar tus alimentos con un mínimo de esfuerzoEso sí, te recomendamos hacer el jugo en casa. Pasteurizado, el jugo, aunque sea extraído naturalmente de la fruta, puede resultar tan dañino como el azúcar refinada.

Para terminar este apartado, te damos un par de ideas:

  • Para endulzar salsas o carnes, podrías utilizar el jugo de naranja o manzana. ¡Te encantará! 
  • Y para las infusiones, podrías elegir los jugos de durazno o frutas similares.

6. Jarabe de yacón

El jarabe de yacón se extrae de las raíces de la planta del mismo nombre. De sabor sumamente dulce, tiene una consistencia similar a la melaza. Los fructooligosacáridos que contiene alimentan a las bacterias que protegen nuestro intestino y producen ácidos grasos de cadena corta. Todo ello, es de ayuda para perder peso.

Podrías echarlo al té y a los batidos que hagas en casa. También se recomienda para endulzar alimentos crudos; no así, para cocinar con él.

7. Azúcar de coco

aceite de coco

De seguro, has oído hablar de las ventajas del agua de coco, de su leche, su harina o del coco fresco. Más recientemente, se usa el azúcar de coco como su edulcorante natural. Este edulcorante natural se caracteriza por tener una baja carga glucémica y un rico contenido mineral.

El azúcar de coco es rica, además, en antioxidantes, polifenoles y minerales, como hierro, zinc, calcio, potasio y fósforo. El azúcar de coco se extrae de la savia de las flores del coco y luego se calienta.

Pero, aún hay más: Lo mejor de todo es que puedes usarla para preparar cualquier alimento o receta. 

¿Te interesa ampliar información sobre cómo aumentar los niveles de hierro de forma natural.

8. La estevia

La estevia se ha convertido en una de las opciones más populares a la hora de endulzar los alimentos. A diferencia de muchos otros alimentos que se dice que son saludables sin serlo, la estevia es realmente muy beneficiosa.

Las hojas de la estevia pueden ser hasta 300 veces más dulces que el azúcar. Sin embargo, no traen consigo ningún problema de salud a largo plazo.

En los mercados, encuentras azúcar de estevia de marcas diferentes. No obstante, es mucho más saludable usar la hoja y, a partir de ella, podrías extraer su néctar. Para ello, sigue este procedimiento:

  • Calienta agua.
  • Cuando hierva, retírala del fuego y agrega las hojas de estevia.
  • Déjalas infusionar hasta que se enfríe.
  • Guarda en un recipiente el néctar y úsalo cuando lo necesites.

Solo necesitarás echar unas pocas gotas para endulzar desde cremas y postres hasta cualquier otro tipo de alimento que se te antoje tomar dulce.

  • EFSA Panel on Food Contact Materials, Enzymes, Flavourings and Processing Aids (CEF) (2011). "Scientific opinion on flavouring Group Evaluation 310 (FGE 310): Rebaudioside a from chemical group 30", European Food Safety Authority Journal, 9 (5): 2181.
  • Goyal, S. K., and Samsher, R. K. (2010). "Stevia (Stevia rebaudiana) a bio-sweetener: a review", Int J Food Sci Nutr, 61 (1): 1-10.
  • Rice-Evans, C., and Gopinathan, V. (1995). "Oxygen toxicity, free radicals and antioxidants in human disease: biochemical implications in atherosclerosis and the problems of premature neonates", Essays Biochem, 29: 39-63.
  • Sies, H. (1985). "Oxidative stress: introductory remarks". In H. Sies (ed.): Oxidative Stress. London: Academic Press Inc, pp. 1-7.