8 formas naturales de hacerle frente a las infecciones bacterianas

Hay muchos ingredientes naturales que cuentan con propiedades antibacterianas y que pueden ayudarnos a prevenir y aliviar las infecciones de forma natural, ya que nos ayudan a reforzar el sistema inmunitario

Las infecciones bacterianas se desarrollan cuando en el interior del cuerpo se reproducen algunas bacterias nocivas debido a un debilitamiento del sistema inmunitario.

Estas suelen tener diferentes niveles de gravedad y, de hecho, muchas pueden ser letales si no se les brinda un tratamiento oportuno.

La mayoría de los casos pueden controlarse con la administración y consumo de varios antibióticos farmacológicos que, en poco tiempo, frenan y destruyen el crecimiento bacteriano.

No obstante, su ingesta excesiva está desaconsejada y, de hecho, está relacionada con algunos efectos secundarios, tanto inmediatos como a largo plazo.

Por fortuna, hay muchos ingredientes de origen natural cuya composición ayuda a reducir la infección sin necesidad de recurrir a productos químicos.

Si bien no siempre remplazan los medicamentos, son una buena alternativa para afecciones leves asociadas a bajas en las defensas.

¡Descúbrelos!

1. Miel

Miel

Considerada como el mejor antibiótico natural, la miel de abejas pura es uno de los mejores remedios naturales contra las infecciones bacterianas.

Es muy útil cuando se ingiere como remedio natural, pero también aporta maravillosos beneficios con su aplicación tópica en heridas o quemaduras superficiales.

Sus compuestos activos, incluyendo sus azúcares naturales, facilitan el control del crecimiento de las bacterias. A su vez, mejoran el tratamiento de las úlceras, los problemas digestivos y las infecciones urinarias.

Dado que contiene vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, es un buen complemento alimentario para fortalecer el sistema inmunitario.

Ver también: 7 razones por las que deberías tomar un vaso de leche con miel antes de dormir

2. Cebollas

La cebolla cruda es un alimento muy beneficioso para aquellos que están luchando con algún tipo de infección bacteriana interna o externa.

Rica en compuestos sulfurosos como la alicina, son útiles para aliviar las afecciones que afectan el sistema respiratorio y urinario.

Su ingesta disminuye la presencia de bacterias y, por si fuera poco, sirve para nutrir la flora bacteriana que mantiene las defensas activas.

Además, actúa como un antiinflamatorio natural para mejorar la circulación y reducir el dolor.

3. Aloe vera

Plantas y gel de aloe vera

Valorada desde la antigüedad por sus propiedades hidratantes, antiinflamatorias y antibacterianas, la planta de aloe vera es una gran solución contra algunos tipos de infecciones leves.

Su jugo natural disminuye las bacterianas dañinas en los intestinos y también favorece el tratamiento de las enfermedades del tracto urinario y la vagina.

Por si fuera poco, es uno de los mejores productos para proteger la piel y acelerar su proceso de recuperación ante pequeñas heridas.

4. Probióticos

Los alimentos probióticos son aquellos que al ingerirse reducen la presencia de bacterianas dañinas y aumentan la proliferación de microorganismos protectores en la flora intestinal.

El yogur natural, las coles fermentadas y otros probióticos naturales son útiles para aliviar los síntomas de las infecciones vaginales, respiratorias y estomacales.

Incluso, consumidos de forma regular, aumentan la respuesta inmunitaria del cuerpo y previenen las enfermedades urinarias y de la piel.

5. Cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia con propiedades analgésicas, antibióticas y antiinflamatorias que se ha utilizado desde la antigüedad como remedio alternativo contra varios tipos de infecciones.

Su compuesto activo, la curcumina, no solo le brinda su color característico sino que le confiere una amplia variedad de propiedades para la salud.

Esta facilita el tratamiento de las infecciones bacterianas, incluyendo las que afectan la zona íntima y el tracto urinario.

6. Vinagre de sidra de manzana

La principal razón por la que el vinagre de sidra de manzana ayuda a controlar las infecciones bacterianas es porque regula el pH natural de la sangre para mejorar la respuesta inmunitaria del organismo.

Sus ácidos naturales actúan como alcalinos, disminuyendo el exceso de acidez y los compuestos que mantienen un ambiente adecuado para el crecimiento de las bacterias.

Promueve la desintoxicación del cuerpo y actúa como un antiinflamatorio natural sobre los tejidos afectados por la infección.

7. Jugo de arándanos

1. Tomar jugo de arándanos

El jugo natural de arándanos no solo es delicioso sino que tiene interesantes efectos en la salud de todo el cuerpo.

Además de facilitar la pérdida de peso, es un excelente agente antibacteriano que facilita el control de afecciones urinarias y vaginales.

Tiene efectos depurativos y diuréticos que mantienen limpia la sangre para lograr un sistema inmunitario fuerte.

Te recomendamos leer: Los maravillosos beneficios de los arándanos

8. Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un buen remedio para las infecciones bacterianas en la piel y la vagina.

Este contiene sustancias activas que combaten de forma directa las bacterias, frenando su crecimiento y destruyendo las existentes.

No obstante, dado que puede ser un poco agresivo, debe usarse de forma moderada, preferiblemente diluido en agua.

Anímate a probar estos remedios antibacterianos de origen natural y controla algunas infecciones leves sin recurrir a antibióticos sintéticos.

En caso de no notar mejoría, consulta al médico.

Te puede gustar