8 hábitos comunes que deterioran la salud de tu rostro

Carolina Betancourth 24 agosto, 2015
Aunque llegues cansada a casa debes reunir fuerzas para desmaquillarte y aplicarte un tónico antes de irte a la cama. De lo contrario, tu cutis se resentirá

La delicada piel del rostro requiere de una serie de cuidados especiales desde que somos jóvenes para no sufrir por el impacto negativo de los radicales libres y aquellos agentes del ambiente que deterioran su salud.

En la actualidad existen múltiples formas para nutrir y regenerar la piel con el fin de mantenerla firme y radiante por más tiempo; sin embargo, cuando de cuidar el cutis se trata, los productos de belleza no son suficientes, ya que esta depende en gran parte de los hábitos de vida diarios.

Aunque casi siempre lo pasamos por alto, hay una serie de cosas que hacemos todos los días, las cuales terminan influyendo en los daños y alteraciones de la piel.

Por ello, hoy vamos a compartir 8 de ellas para que las tengas en cuenta y empieces a hacer algo por cambiarlo.

1. No utilizar protector solar

No-utilizar-protector-solar

Por salud y por belleza todos deberíamos utilizar protector solar a diario, aunque no amanezca haciendo sol.

Hasta el momento se ha comprobado que este producto tiene la capacidad de proteger la piel ante los daños y quemaduras provocadas por la exposición al sol.

Salir al sol sin ningún tipo de protección provoca un daño celular muy difícil de reparar, acelera el proceso de envejecimiento y, a largo plazo, puede influir en la aparición de cáncer de piel.

Ver también: Aceites naturales no-tóxicos que actúan como protectores solares

2. Fumar

Las mujeres que fuman no se deben extrañar si en su rostro empiezan a aparecer manchas, pecas, ojeras y otras alteraciones antiestéticas.

La nicotina del cigarrillo provoca una contracción de los vasos sanguíneos de las capas superficiales de la piel, disminuyendo a su vez la capacidad de transportar el oxígeno y otros nutrientes necesarios para conservar su salud y belleza.

3. Tomar bebidas alcohólicas en exceso

La intoxicación y deshidratación que provoca el alcohol al llegar al torrente sanguíneo se ve reflejado en el estado del cutis.

Aquellas personas que no se controlan en el consumo de estas bebidas suelen sufrir de manchas y arrugas desde una edad temprana, además de desarrollar las conocidas “arañitas”.

4. No tratar el acné de forma adecuada

No-tratar-el-acné-de-forma-adecuada

Los cambios hormonales a los que está expuesta la mujer a lo largo de su vida la hacen muy propensa a sufrir de acné en varias de sus etapas.

Uno de los errores más comunes es tratar de eliminar los granos con las uñas o con diferentes cremas comerciales cargadas de químicos.

Apretar los granitos puede causar lesiones y cicatrices, mientras que las cremas pueden ser agresivas con la cara.

Lo que se debe hacer en estos casos es remover las suciedades con un limpiador o exfoliante facial y complementar su uso con algún producto diseñado para combatir este problema.

5. Dormir con maquillaje

¡No lo hagas nunca más! Este es uno de los peores hábitos que puedes tener para con tu rostro. Durante el periodo de descanso las células necesitan recibir una adecuada oxigenación para poder regenerar la piel y repararla de los daños sufridos durante el día.

Al acostarse con todos esos productos químicos encima, los poros se obstruyen, la piel se congestiona y se altera el trabajo celular.

¿Llegaste muy cansada a casa? Toma fuerza y utiliza tu removedor o limpiador de maquillaje antes de cerrar los ojos.

6. Ducharse con agua caliente

Utilizar agua caliente para lavarse el rostro o tomar una ducha diaria no es la mejor opción para conservar la belleza del cutis.

El uso frecuente de esta va acabando con los aceites naturales de la piel y hace que pierda humectación y firmeza.

7. No dormir bien

No-dormir-bien

Pocas mujeres alcanzan a imaginar lo importante que es la calidad del sueño para tener una piel sana y libre de impurezas.

Al dormir las hormonas del estrés regresan a sus niveles normales y permiten que las células trabajen para reparar el cutis.

Las personas que duermen 6 horas o menos están en un alto riesgo de sufrir de envejecimiento prematuro, ojeras y un tono opaco.

Te recomendamos leer: 6 ejercicios de relajación recomendados para dormir tranquilamente

8. Utilizar muchos productos a la vez

Los productos para la belleza del cutis son diversos y cada uno tiene una función en especial. Lo que no está recomendado es utilizar uno sobre el otro, sin darle tiempo a la piel de asimilarlos de forma independiente.

Al tratarse de una zona tan sensible, es probable que los compuestos de los productos interactúen y provoquen irritaciones, reacciones alérgicas u otro tipo de alteraciones.

Te puede gustar