8 hábitos cotidianos que pueden causarnos problemas cardiacos

Fumar contrae las arterias y acelera la frecuencia cardíaca, ya que el corazón recibe menos oxígeno y tiene que esforzarse más

El corazón ha sido llamado románticamente el órgano del amor y a pesar de que los conceptos han cambiado y hoy en día sabemos que las emociones se producen en el cerebro, no podemos dejar de reconocer que éstas se relacionan con el funcionamiento del órgano cardiaco. De hecho todo lo que hacemos: nuestro estilo de vida, nuestra dieta, la manera en que enfrentamos los retos, influye directa o indirectamente en el corazón. En este artículo estaremos hablando de esos 8 hábitos cotidianos que pueden causarnos problemas cardiacos.

Mi corazón y yo

El corazón es el órgano principal del sistema circulatorio y su función es impulsar la sangre a todo el cuerpo permitiendo el transporte de nutrientes, oxígeno, hormonas y sustancias de desecho hacia los tejidos y órganos pertinentes. Imagínatelo como una maquinaria perfecta donde cada engranaje, por supuesto juega un papel fundamental y el más leve cambio puede ocasionar un trastorno.

Cuando el corazón y los vasos sanguíneos no funcionan como deberían se producen trastornos conocidos como enfermedades cardiovasculares. A veces no pueden descubrirse tan fácilmente, sino que avisan mediante la aparición de otras afecciones:

Afecciones que indican problemas del sistema cardiovascular

  • Arteriosclerosis: Es el engrosamiento y endurecimiento de las arterias, las cuales, al perder diámetro pueden transportar menos sangre y por tanto el corazón se daña.
  • Angina de pecho: Cuando se sufre de angina se siente un dolor terrible en el pecho, tu cuerpo te está anunciando que el corazón no está recibiendo suficiente sangre. Necesitas tratarlo urgentemente.
  • Ataque cardíaco: Cuando las arterias o venas se bloquean debido a diversos factores, por ejemplo, un coágulo de sangre el flujo sanguíneo se interrumpre a una parte del corazón y ocurre el ataque.
  • Derrame cerebral o apoplejía: La rotura de un vaso sanguíneo o su bloqueo puede provocar que el cerebro no reciba suficiente oxígeno y se sufra una apoplejía.

Existen muchos factores de riesgo que pueden llevar a una persona a padecer problemas cardiacos, desde el envejecimiento que conlleva al desgaste de arterias, venas y tejidos, hasta malformaciones congénitas, sin embargo los científicos afirman que la manera en que vivimos influye notablemente en nuestro corazón.   Así que vamos a conocer cuáles son los 8 hábitos cotidianos que pueden causarnos problemas cardíacos.

8 Hábitos cotidianos que dañan mi corazón

Corazon

No hay dudas de que la vida actual sigue un ritmo vertiginoso y muchas veces pensamos que los malos hábitos que adoptamos son la única forma de adaptarnos a él, pero no es cierto: Comer inadecuadamente, fumar, beber demasiado alcohol, trabajar demasiado, mantenernos bajo constante estrés, solo acortará nuetros años y el rendimiento de nuestro cuerpo. ¿No me crees? Pues sigue leyendo y verás…

Sedentarismo

El sedentarismo es una de las principales causas de la aparición de numerosas enfermedades que redundan en el mal funcionamiento de nuestro sistema circulatorio: diabetes, arterioeclerosis, obesidad. El realizar ejercicios físicos habitualmente ayudará a que elimines la grasa depositada en los tejidos además de fortalecer tu corazón y flexibilizar tus vasos sanguíneos.

Fumar

Plan para dejar de fumar
Plan para dejar de fumar

El terrible hábito de fumar no solamente se relaciona con insuficiencias respiratorias sino que también numerosos estudios han demostrado que el tabaquismo provoca la contracción de las arterias, acelera la frecuencia cardíaca, disminuye la cantidad de oxígeno que se recibe y por tanto hace que el corazón tenga que esforzarce mucho para impulsar la sangre, favorece la acumulación de grasa y la hipertensión. No fumes, cuida tu sistema circulatorio.

Consumo de comida chatarra

La comida chatarra como ya sabrás es rica en grasas saturadas, azúcares refinados, sal y harinas blancas una combinación muy tóxica para tu organismo. Todo lo que el cuerpo no puede gastar diariamente en los procesos metabólicos es almacenado en forma de grasa en los tejidos del cuerpo, y si es demasiado también comienzan a recubrir los vasos sanguíneos y los órganos. Las arterias estrechas y poco flexibles son un boleto seguro a sufrir problemas cardiacos. Evita la obesidad y haz que en tu alimentación  predominen las frutas, los vegetales y la fibra, los cuales limpian tu cuerpo expulsando todo lo que sobra.

Trabajar demasiado

Si no tomas un momento para ti, trabajas demasiado y soportas una presión laboral, familiar, emocional excesiva ¡cuidado! Estás aumentando el riesgo de padecer problemas cardiacos. El estrés es el culpable de muchos de nuestros males: deprime el sistema inmunológico, aumenta nuestra susceptibilidad a padecer infecciones y el riesgo de sufrir infartos, debido a su alta relación con las variaciones en la presión arterial. Necesitas descansar, disfrutar de los placeres de la vida, dedícale al menos una hora a disfrutar de ti, de tu familia, de lo que te rodea. Cuidemos nuestra salud mental y hagámos ejercicios de relajación. No al estrés.

No dormir

Dormir

Necesitas dormir 8 horas diarias para cuidar tu corazón, así tu cuerpo podrá prepararse para un nuevo día de trabajo. Los trastornos hormonales provocados por la falta de sueño pueden provocar lesiones en tu corazón y afectar tu sistema circulatorio.

Tomar poca agua

Tomar poca agua favorece la acumulación de sustancias tóxicas en tu organismo. Si quieres ayudar tu corazón y favorecer la circulación bebe mucha agua, de esta manera favorecerás la eliminación de desechos.

Alcohol

Alcohol

El consumo habitual de alcohol puede dañar gravemente el hígado y el corazón.Ten un estilo de vida sano y evitarás sufrir problemas cardiacos.

Alimentación estrictamente vegetariana

La alimentación estrictamente vegetariana  puede provocar carencia de vitamina B12, lo cual afecta el sistema cardiovascular. Haz una dieta balanceada y saludable.

Unas palabras finales

Espero que este artículo te haya sido provechoso para identificar las acciones de tu vida cotidiana que están afectando tu salud. Si deseas estar saludable y evitar los problemas cardiacos solo tienes que

  • Comer una dieta rica en frutas, vegetales, proteínas y fibra. Potenciarás tu músculo cardiaco.
  • Disminuir la ingestión de grasas, azúcar y sal.
  • Tomar más de dos litros de agua al día.
  • Realizar ejercicios físicos habitualmente, puede ser caminar, correr, nadar, lo que más te guste.
  • Evitar el exceso de estimulantes como el té y el café.
  • Evitar el estrés.
  • Realizar ejercicios de relajación.
  • Dormir el tiempo necesario.
  • No fumar.
  • Evitar el alcohol.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar