8 hábitos que debes adoptar si estás tratando de perder peso - Mejor con Salud

8 hábitos que debes adoptar si estás tratando de perder peso

Una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico son dos de los ingredientes fundamentales en la receta para perder peso de forma sana y segura

Las personas con sobrepeso y obesidad suelen buscar muchos métodos para perder kilos, no solo con el ánimo de lucir mejor estéticamente sino porque saben que es necesario para promover el bienestar físico y mental.

Perder peso no es una tarea sencilla y, aunque hay muchos hábitos que ayudan a lograrlo, no se consigue de la noche a la mañana.

Si bien existen algunos tipos de dietas que prometen resultados increíbles en cuestión de días, lo mejor es hacerlo de forma progresiva sin exponer la salud a reacciones adversas.

Y es que, aunque para algunas es estresante no ver resultados rápidos, bajar de peso puede tardar un poco si se hace de una forma segura y estable.

Por suerte, basta con adoptar unas simples costumbres diarias para empezar a notar los cambios sin hacer planes demasiado estrictos o peligrosos.

En esta oportunidad queremos compartir las 8 mejores para que las incorpores desde ya en tu rutina.

1. Pon los alimentos saludables a la vista

Alimentos-frescos

Mantener los alimentos saludables a la vista contribuye a mejorar los hábitos dietarios cuando se desean perder kilos de forma segura.

Poner las frutas y verduras en la mesa, o bien, tener a la mano un puñado de frutos secos, reduce la tendencia a consumir aperitivos ricos en calorías como las frituras y los dulces.

¿Quieres conocer más? Lee: Los frutos secos más saludables

2. Utiliza platos pequeños

Aunque para algunos parece un hábito tonto, el uso de platos pequeños es bastante útil cuando se desean controlar las calorías de las comidas principales.

Las porciones que se sirven en estos son más reducidas y, dado que ocupan todo el espacio, hacen pensar al cerebro que son suficientes para saciarse.

3. Incrementa el consumo de frutas y verduras

Comer y beber bien

El consumo diario de cinco o seis porciones de frutas y verduras crudas es una gran ayuda para apoyar los procesos que se encargan de eliminar el exceso de grasa.

Su alto contenido de agua, fibra y compuestos antioxidantes impulsa la eliminación de los desechos y evita que interfieran en la salud metabólica.

De paso, le brinda un plus de energía al cuerpo, mejorando su productividad tanto mental como en las actividades físicas.

Por si fuera poco, prolongan la sensación de saciedad y reducen la tendencia a consumir más calorías de las debidas.

4. Come despacio

Ingerir las comidas con afán minimiza la segregación de las sustancias químicas que generan la sensación de saciedad y, por lo tanto, conduce a comer de forma excesiva.

Si bien para algunos es un acto inconsciente, es necesario tratar de mejorarlo para que no influya de forma negativa en el peso.

Tomar el tiempo suficiente para comer permite masticar mejor los alimentos y, en horas posteriores, impide excederse con las calorías.

5. Consume agua y bebidas saludables

Beber agua

Incrementar el consumo de agua y bebidas saludables es una forma de apoyar el funcionamiento del metabolismo en cuanto a la pérdida rápida de peso.

El líquido hidrata las células del cuerpo, mejora el proceso de depuración en los órganos excretores y ayuda a mantener la saciedad por más horas.

Los tés con propiedades depurativas, los batidos verdes y las aguas frutales son excelentes opciones para apoyar la dieta con fines de pérdida de peso.

6. Duerme bien

Las personas que están tratando de bajar unos kilos deben mejorar al 100% su calidad de sueño, dado que es determinante para conseguir buenos resultados.

Durante el periodo de descanso se activan funciones importantes para el metabolismo y, a su vez, aumenta la producción de las hormonas que controlan el hambre.

Permanecer despiertos por mucho tiempo o tener un sueño interrumpido incrementa los antojos y aumenta el riesgo de obesidad.

7. Realiza una rutina de ejercicio combinada

No olvides diseñar una rutina de ejercicio

La práctica diaria de ejercicio cardiovascular es una gran forma de aumentar el gasto energético para quemar grasa con más facilidad.

No obstante, cuando se combina con un entrenamiento de fuerza y exigencia física los beneficios para perder peso son aún mayores.

Visita este artículo: Los 6 mejores ejercicios para combatir la grasa abdominal

8. Añade condimentos en tus platos

Incorporar algunos condimentos en los platos sirve para estimular el funcionamiento del metabolismo con el fin de reducir medidas y kilos.

Especias como la pimienta de cayena y la cúrcuma ejercen una acción estimulante en la actividad metabólica, mejorando los procesos que transforman las grasas en energía.

Como lo puedes notar, se trata de adoptar prácticas sencillas que contribuyen a reducir medidas al controlar la ansiedad e impulsar el metabolismo.

Procura tenerlas en cuenta desde ahora y úsalas como apoyo de tu plan de alimentación.