8 hábitos que debes tener en cuenta para un embarazo saludable

Daniela Castro 30 agosto, 2018
La práctica de hábitos saludables durante el embarazo puede ayudar a preparar el cuerpo para cuando llegue la hora del parto. Además, disminuye el riesgo de complicaciones y evita problemas de sobrepeso.

Para tener un embarazo saludable se deben conocer los hábitos que ayudan a promover el bienestar general en todas sus etapas. También es importante comprender que las necesidades del cuerpo cambian y tanto la dieta como el ejercicio se deben adaptar a ello.

Es normal que existan muchas dudas y mitos sobre cómo afrontar la gestación desde los primeros meses. Por eso, antes que nada, es bueno ponerse en controles prenatales para estar seguras de que las decisiones tomadas son las mejores para la salud propia y del bebé.

¿Te estás preparando para ser mamá? ¿No sabes cómo cuidarte? En esta oportunidad queremos compartir una serie de recomendaciones para afrontar de la mejor manera esta etapa y evitar posibles complicaciones. ¡Ponlas en práctica!

Hábitos que te ayudarán a tener un embarazo saludable

La necesidad de mantener hábitos saludables durante el embarazo no solo radica en la preparación del cuerpo para el momento del parto. Debido al papel que desempeña la alimentación y salud mental en la gestación, también es necesario para el desarrollo fetal.

Aunque el estilo de vida debe adaptarse a los requerimientos de cada mujer, hay algunas generalidades que todas pueden considerar para tener un embarazo saludable.

1. Solicitar pruebas sanguíneas

Analítica de sangre

Después de confirmar el embarazo, se debe solicitar una analítica de sangre para determinar si hay posibles infecciones. Esta prueba confirma si hay o no anticuerpos frente a patologías que afectan el desarrollo fetal, como la toxoplasmosis, hepatitis, clamidia o VIH.

En caso de detectarse alguna de estas enfermedades, el médico puede poner en marcha un tratamiento para que el bebé no resulte afectado. Sin embargo, es primordial lograr un diagnóstico oportuno para que haya más probabilidades de superarlo.

2. Adoptar una buena alimentación

La nutrición es quizá uno de los aspectos más importantes a la hora de buscar un embarazo saludable. Si bien algunas lo ignoran, los alimentos que se consumen influyen en muchos aspectos de la gestación, incluyendo el adecuado desarrollo del bebé.

En todos los casos se aconseja la ingesta de alimentos con ácido fólico, vitamina D, calcio, hierro y omega 3, ya que su asimilación mantiene la salud de madre e hijo. Además, lo idóneo es minimizar  la ingesta de procesados, azúcares y cualquier producto pobre en nutrientes.

Lee este artículo: La baja durante el embarazo: qué debemos saber

3. Tomar los suplementos recomendados

El médico del control prenatal puede sugerir algunos suplementos para reducir los riesgos en la gestación por un déficit nutricional. Opciones como el ácido fólico, hierro y calcio ayudan al desarrollo del feto y previenen problemas en la madre como la anemia y el desgaste óseo.

4. Ingerir abundante agua

Tomar entre 8 y 10 vasos de agua al día puede ayudar a mantener un óptimo estado de salud física y mental en todo el embarazo. Los aportes adecuados de este líquido previenen la retención de líquidos y ayudan a mantener un buen funcionamiento renal.

También es beneficiosa para una buena digestión y la correcta producción de leche materna. En caso de dificultad para tomar agua sola, se puede optar por infusiones, jugos naturales o caldos. No se deben tomar bebidas azucaradas, energizantes o alcohol.

Lee: Como saciar la sed si no me gusta beber agua

5. Visitar al dentista

Las visitas regulares al dentista deben incluirse en los planes para tener un embarazo saludable. Aunque muchas no lo saben, la salud bucodental es más vulnerable en esta etapa, ya que el cuerpo empieza a utilizar el calcio para suplir otras necesidades.

6. Hacer ejercicio físico

En la actualidad hay muchas maneras de practicar ejercicio físico regular durante el embarazo, sin que haya riesgos. Este hábito saludable disminuye los dolores propios de esta etapa y contribuye a mantener un peso sano y equilibrado.

Por otro lado, estimula la segregación de serotonina y endorfinas, conocidos como los neurotransmisores del bienestar. Esto controla las crisis de ansiedad y angustia que alteran la tranquilidad de la futura madre. Las actividades recomendadas incluyen:

  • Clases de yoga
  • Método Pilates
  • Natación o deportes acuáticos
  • Caminatas
  • Fitball

7. Fortalecer el suelo pélvico

Ejercicio durante el parto.

Los músculos que rodean el suelo pélvico sufren un cambio brusco durante el embarazo. Además, tienen mucho que ver en los procesos que se originan cuando llega la hora del parto. Por eso, seguir una rutina para fortalecer esta parte del cuerpo aporta muchos beneficios.

Alternativas como los ejercicios de Kegel, la elevación de piernas y los abdominales tonifican estos músculos y aumentan la tolerancia a las contracciones. Asimismo, contribuyen a una rápida recuperación cuando se llegue el postparto.

8. Dormir bien

Durante el periodo de descanso el cuerpo relaja los músculos y activa procesos que disminuyen la fatiga y mareos del embarazo. Debido a esto, tanto en los primeros como en los últimos meses es primordial tener una buena calidad de sueño. Asegurar un ambiente adecuado y conocer las posturas para dormir en el embarazo son estrategias simples para que no haya tantas interrupciones en el descanso nocturno.

¿Deseas tener un embarazo saludable? No dudes en seguir todos estos consejos. Asimismo, acude a los controles regulares y sigue cualquier otra sugerencia del médico.

Te puede gustar