8 ideas interesantes para no desperdiciar tantas frutas y verduras

Daniela Castro 12 octubre, 2015
La manera más cómoda de conservar las hierbas aromáticas hasta seis meses es picándolas y congelándolas con aceite de oliva. De esta forma podremos utilizarlas siempre que queramos

Se estima que cada año van a parar a los basureros cerca de 300 millones de toneladas de frutas y verduras. Sin duda, se trata de una cifra bastante preocupante si tenemos en cuenta que la problemática de hambre sigue siendo una realidad en muchos lugares del mundo.

Con el ánimo de reducir ese gran desperdicio de tan importantes alimentos, desde hace algún tiempo se vienen promoviendo algunas técnicas que invitan a alargar su vida útil en el hogar.

En esta ocasión hemos hecho una recopilación con 8 interesantes ideas para darles más uso a las frutas y verduras que se utilizan con frecuencia en la cocina. ¡No dejes de practicarlas!

1. Tomates

Tomates

Cuando no se quieran utilizar pronto y se desee evitar su pronta maduración, lo mejor es ponerlos en el refrigerador para ralentizar este proceso.

Pero, si ya están maduros y aún no se les ha encontrado alguna utilidad, es bueno picarlos y meterlos en el congelador dentro de un recipiente hermético.

Al congelar este alimento cambia un poco su sabor y textura, pero puede servir para elaborar más adelante alguna salsa, guiso e incluso sopas.

2. Uvas

A medida que se van madurando adquieren un delicioso sabor dulce que va muy bien en diversas preparaciones.

Como en el caso anterior, se pueden guardar en el congelador hasta que llegue el momento perfecto para utilizarlas.

Cuando estén bien maduras, se retiran del tallo, se lavan bien y se ponen dentro de un recipiente o bolsa con sello. Después de congeladas se pueden utilizar para preparar:

  • Jugos y licuados.
  • Refrigerios.
  • Pasteles.
  • Mermeladas.
  • Dulces.

3. Hierbas

Hierbas

Las hierbas, por lo general, se utilizan en pequeñas cantidades en cada una de las recetas que las incluyen. Es normal que en ocasiones sobren algunas y se dañen con facilidad a pesar de estar en el refrigerador.

Una buena idea para dejar de tirarlas es congelándolas con un poco de aceite de oliva. Esta técnica permite extender su vida útil hasta 6 meses adicionales.

Para hacerlo, se pican bien las hierbas y se procesan con el aceite en una licuadora. Verter la mezcla en las cubiteras y llevarlas al congelador.

4. Bayas

Las fresas, los arándanos y las frambuesas son frutillas que es mejor adquirir en pequeñas cantidades cada vez que se deseen utilizar.

Al estar frescas se aprovechan mejor sus propiedades y tienen un sabor más agradable para comer por sí solas o en diversas preparaciones.

Pero si, por ejemplo, se quiere aprovechar la temporada o por alguna razón se compraron más de la cuenta, conviene congelarlas para que no se dañen. Más adelante se pueden preparar en:

  • Batidos y jugos.
  • Mermeladas.
  • Bizcochos.
  • Helados.
  • Postres.

5. Cítricos

Cítricos

Aunque la mayoría de los cítricos duran semanas, a veces llega un momento en el que empiezan a madurarse y descomponerse.

Si no se van a utilizar pronto, lo mejor que se puede hacer es exprimirles el jugo para guardarlo en el congelador. También se les puede rallar la cáscara para utilizarla en la elaboración de postres, batidos o tés.

El zumo se puede verter en las cubiteras de hielo para luego utilizarlos en recetas como:

  • Jugos y licuados.
  • Sopas.
  • Cocteles.
  • Limonadas.
  • Helados.

6. Manzanas

Cuando esta fruta alcanza un grado de madurez alto su textura se vuelve arenosa y ya no resulta tan sabrosa para consumir por sí sola.

Lo bueno es que justo cuando están bien maduras tiene muchas utilidades en la gastronomía. Por ejemplo, se pueden preparar:

  • Pasteles.
  • Ensaladas.
  • Panqueques.
  • Jugos.
  • Mermeladas.

Además, cabe recordar que se puede elaborar vinagre de manzana 100% orgánico para utilizarlo en la salud, la belleza y el hogar.

No olvides leer: Beneficios de usar vinagre de manzana para lavar el rostro

7. Bananas

Bananas

Con esta fruta no hay ningún problema, ya que son bastante versátiles cuando llegan al grado más alto de su maduración. ¿Qué tal un delicioso pan de banana? Es fácil de preparar y su sabor es para conquistar paladares.

Pero si no se quiere hacer esta receta, también se pueden guardar en el congelador para su uso posterior en:

  • Batidos y jugos.
  • Tartas.
  • Postres.
  • Compotas.
  • Mascarillas para el rostro.

8. Patatas

Esta hortaliza suele durar algunas semanas sin sufrir daños en su textura o sabor. No obstante, si se sospecha que están próximas a dañarse, una buena idea es cocerlas y guardarlas en el refrigerador.

Al estar cocidas se podrán utilizar en los días siguientes para la preparación de un puré o ensalada.

Te puede gustar