8 infusiones para ayudarte a regular el colesterol

Infusiones de ajo, diente de león, alpiste o albahaca, entre otros, te ayudarán a regular los niveles de colesterol

Elevados niveles de colesterol en la sangre son contraproducentes. Las grasas que consumimos a diario se van acumulando y, en ocasiones, estas acumulaciones pueden derivar en cuadros y enfermedades severas.

En este artículo econtrarás algunas de las mejores infusiones para ayudarte a reducir el colesterol.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es la grasa presente en los tejidos y el plasma sanguíneo, y se halla en  órganos como:

  • Hígado
  • Páncreas
  • Cerebro
  • Médula espinal

En niveles normales, el colesterol es natural y beneficioso para el organismo, puesto que se encarga de crear la membrana plástica reguladora de las entradas y salidas de sustancias a las células.

El problema aparece cuando las concentraciones son elevadas, convirtiéndose en perjudicial para la salud. En efecto, en altas concentraciones, la grasa se adhiere a las paredes de las arterias, impidiendo la normal circulación de la sangre, pudiendo provocar enfermedades cardíacas. 

En este sentido, debemos conocer que los riesgos aumentan con la edad y que el colesterol no tiene síntomas (solo se evidencian con un análisis de sangre completo).

Algunas infusiones que ayudan a regular el colesterol

Muchas infusiones o tés presentan propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas la de ayudar a regular los niveles de colesterol.

A continuación, te presentamos algunas de ellas:

Alpiste

El alpiste es un potente aliado contra el colesterol “malo”, además de ayudar a combatir el sobrepeso y la celulitis. Una infusión de alpiste es una buena manera de consumir este alimento.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alpiste (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve ambos ingredientes durante 10 minutos, endulza a gusto y bebe sin colar.
  • Se recomienda una taza al día, en ayunas o antes de dormir.

Albahaca

Especias, albahaca

Esta planta aromática utilizada en muchas comidas puede ayudarte a reducir los triglicéridos. Para disfrutar de su sabor, olor y propiedades, puedes preparar una infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de albahaca frescas (o ½ cucharada de hojas secas)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El zumo de ½ limón

Preparación

  • Hierve el agua con la albahaca durante 10 minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar 15 minutos.
  • Añade el zumo de limón recién exprimido y bebe, siempre en ayunas.
  • Después de haberte terminado el té, espera 15 minutos para desayunar.

Te recomendamos leer: Las propiedades medicinales de la albahaca

Té verde, rojo y blanco

Té verde

Estas tres especies de té aportan numerosos beneficios para la salud, sobre todo ayudan a bajar de peso y regular el colesterol. Además, pueden adquirirse fácilmente en el mercado.

Se aconseja consumir entre 2 y 3 tazas al día. En concreto, el té verde es el que presenta mayores propiedades antioxidantes.

Amaranto

Amaranto

Una semilla de origen americano usada por las culturas aborígenes desde hace miles de años y que presenta numerosas propiedades. Se utiliza no sólo como remedio natural, sino también como condimento culinario.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas tiernas de la planta
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Deja hervir 5 minutos ambos ingredientes.
  • Apaga el fuego y tapa para que repose 5 minutos.
  • Filtra y bebe a media mañana. Repite a media tarde.

Diente de león

Diente de león

Además de ayudar a regular los niveles de colesterol, puede ser un aliado en el tratamiento de problemas hepáticos.

Ingredientes

  • 1 puñado de diente de león
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Como cualquier otra infusión, herviremos el agua con la hierba y dejaremos que se enfríe antes de colar, endulzar y disfrutar.

Fenogreco

Infusión

Este remedio natural de origen griego ayudar a regular los niveles de triglicéridos.

Para que “funcione” mejor, es mejor combinarlo con otra hierba llamada gugul (puede conseguirse en tiendas naturistas). Puedes consumir entre 2 y 3 tazas al día.

Ingredientes

  • 1 cucharada de fenogreco (15 g)
  • 1 cucharada de gugul (15 g)
  • una taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Prepara como cualquier infusión, sin olvidar colarla antes de consumir.
  • Endulza con un poco de miel de abejas.

Tamarindo

Tamarindo natural

Este árbol oriundo de África tropical (especialmente Sudán) e introducido en Latinoamérica a través de los conquistadores españoles (por eso es tan popular en México y Costa Rica) no sólo ofrece sus frutos para zumo, sino que también es un buen aliado en la regulación del colesterol.

Ingredientes

  • 1 tamarindo
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Unas gotas de limón

Preparación

  • Pela el tamarindo y corta en cuartos.
  • Hierve con agua la pulpa durante 15 minutos.
  • Añade el limón y consume incluyendo los trozos de fruta.
  • Se recomienda una taza en ayunas y otra antes de dormir.

Ver también: El tamarindo chino, la fruta estrella.

Ajo

Ajo morado

No podía faltar el remedio natural más completo y eficaz. El ajo ayuda a “limpiar” el cuerpo, energizarlo, y además, es también un gran aliado en la lucha contra el colesterol.

Si, además, lo complementamos con té verde, las propiedades de ambos nos ayudarán mucho más a rebajar los niveles de grasa en sangre.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 1 saquito de té verde
  • El zumo de ½ limón
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

Preparación

  • Machaca los ajos crudos y coloca en el agua con el saquito de té.
  • Deja reposar 5 minutos, cuela y echa el zumo de limón.
  • Bebe una vez en ayunas y otra antes de dormir.