8 interesantes usos de la ceniza de madera

¿Imaginabas que la ceniza podría servirte para limpiar los restos de hollín de la chimenea? Solo tienes que mezclarla con un poco de agua y frotarla sobre las puertas de cristal.

La ceniza de madera se puede obtener a través del tamizado o selección de los restos de la quema de madera no tratada.

Su composición depende de la temperatura de combustión, ya que las temperaturas más altas dejan una menor cantidad de residuos. La sustancia sobrante representa solo entre el 0,43 % y el 1,82 % del peso inicial de la madera.

Pese a esto, es una fuente de minerales importantes como el potasio, el calcio o el carbonato u óxido de magnesio. Estos nutrientes naturales se han utilizado en la agricultura para neutralizar los ácidos del suelo y proteger los cultivos.

Pero además, cuenta con otras propiedades químicas que pueden emplearse para facilitar otras tareas del hogar.

¿Te interesa conocerlas?

1. Repeler insectos

Ceniza de madera como repelente

Combinar ceniza de madera con agua es útil para repeler los insectos que se adhieren a las superficies de madera que hay al interior del hogar.

Se debe dejar reposar durante una semana para que se concentre, así se consiguen los mejores resultados. Después, se aplica con una brocha y se deja secar.

Otra buena opción es combinar la ceniza de madera con aceites de plantas, como el pimentón picante o el tomillo.

2. Neutralizar olores en mascotas

Mascotas

Con los días, las mascotas suelen adquirir un olor desagradable que puede transferirse con facilidad al interior del hogar.

Para neutralizarlo por completo, frota un puñado de ceniza sobre su pelaje y esparce una pequeña cantidad en su caja de arena.

Lee también: Descubre cómo quitar el mal olor en sillones y sofás

3. Enriquecer el compost

enriquecer la composta

Por su contenido nutricional, la ceniza de madera es un producto excelente para enriquecer los compuestos orgánicos que se aplican en el suelo.

Eso sí, en cantidades moderadas, porque el exceso le quita el nitrógeno al abono e impide que cumpla su función.

4. Bloquear las plagas del jardín

Caracol

Podemos mantener alejadas a las babosas, los caracoles y los insectos que invaden el jardín si esparcimos ceniza de madera por la hierba y suelo de alrededor.

5. Limpiar las puertas de cristal de la chimenea

Frotando un poco de ceniza húmeda sobre las puertas de cristal de la chimenea podrás deshacerte de los residuos de hollín, una sustancia negra, fina y grasienta que forma el humo por el orificio en que sale.

6. Detergente líquido casero

Detergente líquido casero-1

El detergente de ceniza de madera o lejía es muy fácil de preparar con los restos de madera quemada que no ha sido tratada con químicos.

Es aún más sencillo cuando la ceniza proviene de estufas o chimeneas en las que se usan varias fuentes de madera.

Aunque esta sustancia no suele ser agresiva con la piel, lo mejor es manipularla con guantes y gafas.

Procedimiento

  • Pasa la ceniza a través de un tamiz para separar los trozos de carbón. Cuanto más blanca y calcinada esté, mejor quedará el detergente.
  • Ponla en una cubeta con agua caliente y déjalo cubierto con un paño o tapa de 24 a 48 horas.
  • Filtra el líquido con la ayuda de un tamiz.
  • Este debe quedar con un efecto resbaladizo, que indica su poder como detergente.
  • Lo puedes utilizar para el lavado de la ropa y otros utensilios.

7. Abrillantador de plata

Plata

Frota la plata con una pasta de ceniza y agua para devolverles su brillo original. Aplícale una cantidad abundante y usa un paño para pulir.

Visita este artículo: 7 trucos eficaces para limpiar la plata en casa

8. Jabón natural

Jabón ceniza de madera

El detergente natural que se obtiene del remojo de las cenizas en agua se puede combinar con grasa para obtener un jabón casero.

Tiene varias aplicaciones y es más neutro que los comerciales.

Ingredientes

  • 3 kg de ceniza
  • ½ litro de aceite vegetal reciclado
  • El jugo de 1 limón
  • 1 patata cruda
  • 1 litro de agua

Procedimiento

  • Coloca la ceniza en una cubeta con agua para hacer la lejía.
  • Pasados dos días, agrégale una patata cruda y comprueba si la solución está lista. Si la patata flota, debes agregar más cenizas y esperar dos días más.
  • Filtra la mezcla a través de una tela y combina un litro del líquido con medio litro de aceites reciclados.
  • Calienta el producto a fuego lento y déjalo hervir hasta que espese.
  • Agrega el jugo de limón y retíralo del fuego cuando adquiera una textura de jabón.
  • Viértelo en moldes y úsalo para las tareas de limpieza del hogar.

¿Conocías estas aplicaciones de la ceniza? Ahora que sabes cómo sacarle provecho, no dejes de intentarlo en casa.