8 malos hábitos para la salud de tu corazón

Okairy Zuñiga · 27 octubre, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 27 enero, 2019
Descubre cuáles son las acciones que más perjudican tu salud cardiovascular y considera cómo puedes corregirlas cuantos antes, siempre previa consulta con tu médico.

Hay muchos malos hábitos para la salud de tu corazón que, sin saberlo, puedes estar manteniendo. Por ello, te ayudamos a hacer un repaso de los mismos, así como algunos consejos para evitarlos y corregirlos.

Aunque existen malos hábitos que son fáciles de identificar como perjudiciales, tanto para tu corazón como para tu salud en general, podrías estar mantener otros igualmente dañinos, sin darte cuenta.

La buena noticia es que, con un poco de esfuerzo y atención, puedes lograr corregir todo aquello que perjudica tu salud. Ten en cuenta que, con el cuidado correcto, podrás evitar muchas consecuencias.

Si estás interesado en reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y quieres tener un corazón sano y fuerte, cambia de inmediato estos 8 malos hábitos que te comentamos a continuación.

1. Permanecer inactivo

Es bien sabido que para gozar de buena salud, la actividad física diaria es fundamental. Y si quieres tener un corazón sano por mucho tiempo, el sedentarismo es uno de los aspectos que debes corregir cuanto antes.

8 malos hábitos que afectan la salud de tu corazón.

Mantenerse en movimiento es más sencillo de lo que crees. ¿Ves tu programa favorito? ¿Qué tal si te levantas a bailar o haces algunas flexiones durante los comerciales? Incluso puedes usar la caminadora o la bicicleta estática mientras ves tu serie preferida.

Es importante que realices ejercicio, por lo menos, unos 30 minutos al día, para favorecer la circulación de la sangre.

Descubre: 7 señales de advertencia de una mala circulación que a veces ignoramos

2. Descuidar tu alimentación

No prestarle atención a lo que comes y creer que, con saciar el apetito con cualquier alimento es suficiente para estar sano, estás muy equivocado. Descuidar tu alimentación puede conducirte a sufrir de déficits y desarrollar o acentuar muchos padecimientos, de diversa índole.

Por ello, si prestas un poco de atención a las cantidades, los grupos de alimentos, las horas y el número de comidas que realizas al día y otros factores afines, no solamente conseguirás estar más saludable, sino que lucirás mejor. El momento perfecto para cuidar de tu corazón (y de toda tu salud) no es otro que ahora.

3. Mantener malos hábitos alimenticios

Cuando el organismo no recibe las cantidades suficientes de nutrientes o bien, la dieta no contiene todos los grupos de alimentos, aparecen los problemas de salud. También aparecen si la dieta se basa en el consumo desmedido de comida chatarra, múltiples picas de alimentos poco nutritivos, falta de moderación, entre otros.

Comida chatarra.

Una buena forma de cambiar esto para bien consiste en adoptar la dieta mediterránea, la cual es una opción excelente, ya que es muy variada. Permite incorporar alimentos deliciosos pero siempre sanos y que te ayudarán a mantener tu corazón sano, gracias a la gran cantidad de grasas buenas, fibra y nutrientes que contienen.

4. Tener un IMC superior al normal

Si tu índice de masa corporal (IMC) está por encima de lo normal o ya se encuentra dentro de los parámetros de la obesidad, es importante que acudas a tu médico y comiences a bajar de peso. El exceso de grasa acumulada es particularmente perjudicial para tu corazón.

5. No conoces los números básicos de tu salud

¿Cuál es tu nivel actual de colesterol? ¿Qué hay de tu presión arterial? ¿Ni idea? Pues debes saber que desconocer estos datos básicos, es algo que debes corregir cuanto antes.

Puede que tus niveles estén causando problemas en tu cuerpo y ni siquiera lo sospeches. Podrías estar sintiéndote de maravilla aunque tengas la presión arterial o el colesterol altos. Comienza a conocerte mejor a partir de ahora para atajar los problemas a tiempo. 

Si tienes más de 20 años es recomendable que te hagas un chequeo cada 4 o 6 meses para ver cómo están tus niveles de colesterol, azúcar, etcétera.

6. Beber alcohol de más

El consumo de alcohol a diario y en exceso genera todo tipo de alteraciones en el organismo: desde la elevación de los niveles de ciertas grasas en la sangre, hipertensión, deshidratación, entre muchas otras. Así que si deseas disfrutar de un corazón sano, por mucho tiempo, evita las bebidas alcohólicas. 

adicción al alcohol

7. Ignoras tu salud mental

Cuando te sientes deprimido, es difícil que te enfoques en hacer cosas buenas por tu salud como, por ejemplo, ejercitarte. Por este motivo, si te has sentido presionado, agobiado o bajo mucho estrés, debes hablar con tu médico o con un profesional de la salud mental al respecto.

Las terapias de conversación, el ejercicio y la meditación son actividades que pueden reemplazar a los malos hábitos que hacen que tu mente decaiga. De este modo, podrás mejorar tu estado de ánimo y tener más energía para cuidar de ti mismo.

Te interesa: Practica la meditación antiestrés en casa

8. Tabaquismo

Fumar es uno de los peores hábitos que hay para la salud y, en concreto, para el corazón y los vasos sanguíneos. Asimismo, respirar de forma constante el humo del tabaco de otras personas resulta altamente perjudicial.

Si debes pasar tiempo con alguien que no puede parar de fumar, pídele que, al menos, no fume estando cerca de ti; sobre todo en lugares cerrados como la casa, la oficina o el coche. Quizás con esto también ayudes a esa persona a que deje el mal hábito de fumar. 

Recuerda

Para corregir estos malos hábitos debes, ante todo, consultar con tu médico acerca de cuáles son las mejores estrategias que puedes llevar a cabo. Una vez las conozcas, deberás seguir las indicaciones del profesional y no precipitarte a la hora de lograr tus objetivos. Recuerda que, para que puedas gozar de buena salud, deberás ser paciente y constante.

Esperar para trabajar en pro de la salud de tu corazón es uno de los malos hábitos más comunes hoy en día, así que no esperes más y comienza a cuidarte mejor.