Los 8 mandamientos para picar sano entre horas

Acompaña tus meriendas sanas con una botellita de agua fresca. De esta forma estarás humectándote, protegiendo tu piel y favoreciendo la circulación sanguínea y la digestión.

Hace solo una hora que hemos desayunado y, de pronto, aparece el vacío en el estómago, esa sensación voraz por comer dulces, chips o algo que seguramente, hará mucho daño a nuestra conciencia y a nuestra cintura.¿Es posible picar sano entre horas y no “morir” en el intento? Aquí te explicamos cómo conseguirlo, sin que tengas que lamentar haberte saltado tu dieta. ¡Recuerda siempre estos 8 mandamientos!

8 mandamientos para picar sano entre horas

Nuestra alimentación actual es muy desequilibrada. Los alimentos salados, ricos en grasa y sales no aportan los nutrientes fundamentales para la salud, sin embargo, son los que preferimos consumir entre comidas. ¿Por qué no merendar productos que nos hagan recuperar la energía y evitar el envejecimiento prematuro?

  1. No es picar por picar

Comerse las uñasLa primera norma para picar sano entre horas y no engordar es saber que solo deberemos hacerlo dos veces al día: 2 horas después del desayuno y 2 horas antes de la cena. La ansiedad y la falta de horarios en las comidas inhiben el control del apetito y sobrestimulan el páncreas.

  1. Alimentos prohibidos

rosca chocolateA la hora de picar entre horas siempre nos apetecen las mismas cosas: chocolate, snacks muy salados, batidos o refrescos muy dulces. Esta situación responde al hecho de que estimulan determinadas glándulas haciéndonos sentir aliviados por un corto espacio de tiempo. La realidad es que estos productos elevan el apetito y nos hacen engordar ¡Evítalos!

  1. Cuida las cantidades

SnacksEs importante que elige algo que te sacie, que no sobrepase las 200 calorías y que, a su vez, tenga un color y un sabor atractivos. Por ejemplo: en vez de recurrir a la clásica barrita de chocolate, elige una manzana verde cortada en trocitos con una cucharada de yogur griego natural y espolvoreada con canela.¡Delicioso!

  1. Prepara tus meriendas con anterioridad

ensalada frutasSi ya sabes que te va a entrar hambre a media mañana, por qué no ir preparando tu merienda saludable. ¿Quieres más ejemplos?

  • Un batido de fresa natural.
  • Un bol con cereales integrales.
  • Un bol con una zanahoria rallada con un poco de limón y dos nueces.
  • Un helado de yogur.
  • Un sándwich vegetal de pan de centeno.
  • Un kiwi cortado a trocitos con dos nueces.
  • Sandía cortada a trocitos con un poco de queso fresco bajo en grasas.

Revisa también: 5 consejos para vencer la flacidez

  1. Toma mucha agua

Beber-agua
Acompaña tus meriendas con una botellita de agua fresca. De esta forma estarás humectándote, protegiendo tu piel y favoreciendo la circulación sanguínea y la digestión.

  1. Sal preparada de casa

ensalada-sandia-queso-menta--300x380No hay justificación para que compres la clásica bolsa de patatas fritas de las máquinas expendedoras. Sale de casa con tu merienda en la cartera o bolso: una manzana, un sandwicjh verde, frutos secos e incluso un yogur serán tus mejores aliados.

  1. No te fijes en lo que comen otroscomer

Estás trabajando y, de pronto, te ofrecen ese snack o dulce que estabas evitando. ¿Cómo negarte? Pues muy fácil, piensa en tus metas y continúa comiendo sano. Tu cuerpo lo agradecerá.

  1. Tómate el tiempo necesario

Comer-en-la-oficina-causa-depresión-y-afecta-productividad¿Sabías que la sensación de saciedad tarda varios minutos en llegar a nuestro cerebro? Así pues, recuerda siempre masticar despacio para favorecer la salivación y ayudar a que los alimentos lleguen adecuadamente al estómago.

Como ves, picar sano entre horas es posible. Vale la pena intentarlo ¿verdad?

Consulta también: ¿Cuáles son las 10 mejores frutas tropicales para la salud