8 maneras de simplificar las tareas del hogar con almidón de maíz

El almidón de maíz tiene muchas aplicaciones más allá de la cocina. Tanto solo como combinado con otros ingredientes es el aliado perfecto para optimizar diferentes tareas del hogar.

Muchos aún no saben cómo facilitar algunas de las tareas del hogar con almidón de maíz. Aunque estamos acostumbrados a emplear este ingrediente con fines culinarios, en realidad es útil para solucionar pequeños problemas cotidianos que a veces causan dolores de cabeza.

Debido a su textura y componentes, sirve como sustituto de algunos productos convencionales de limpieza. También se puede usar como complemento de la higiene personal o para proteger la piel ante agresiones externas como las quemaduras.

¿Aún no le has dado estas aplicaciones? Como sabemos que quizá lo tienes en tu despensa, queremos compartir algunos de sus usos más interesantes. Anímate a probarlo y descubre nuevas formas de ahorrar tiempo y dinero. ¡Toma nota!

Usos del almidón de maíz

1. Remover manchas de los muebles.

limpieza

Una de las formas de simplificar las tareas del hogar con almidón de maíz es usándolo como base para quitar las manchas de grasa de los muebles. Debido a su efecto absorbente y suavizante, retira los residuos pegajosos y deja la superficie brillante.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, esparce un poco de almidón de maíz sobre el mueble y distribúyelo con ayuda de un cepillo suave.
  • Después, déjalo actuar toda la noche.
  • Por último, retira los residuos a la mañana siguiente.

No te pierdas: 10 trucos que te ayudarán a ahorrar tiempo al limpiar tu cocina

2. Desengrasar las alfombras

Las manchas de grasas en la alfombra suelen ser difíciles de remover con un limpiador convencional. Sin embargo, aplicándole previamente un poco de almidón de maíz, es más fácil solucionar este problema.

¿Cómo utilizarlo?

  • Rocía el almidón sobre las áreas engrasadas.
  • Por último, déjalo actuar 20 minutos y luego aspira.

3. Quitar el mal olor de los zapatos

Un poco de almidón de maíz puede remplazar el polvo de talco que empleamos para desodorizar los zapatos. Gracias a su efecto absorbente, evita la humedad por el sudor y disminuye la proliferación de bacterias en el interior.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primeramente espolvorea una pequeña cantidad de almidón de maíz en el interior de los zapatos.
  • Después, déjalo actuar toda la noche.
  • Por último, elimina los residuos a la mañana siguiente.

4. Eliminar el olor de los libros viejos

Para neutralizar ese molesto olor a polvo y humedad que adquieren los libros viejos podemos usar un simple truco con almidón de maíz. Este ingrediente no daña el material y permite darle un “aire fresco”.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, rocía el ingrediente sobre los libros que huelan mal y déjalo actuar toda la noche.
  • Por último, sacúdelos con cuidado para quitar los residuos al día siguiente.

Lee este artículo: 5 formas de eliminar el olor a humedad de los espacios cerrados

5. Limpiar las ventanas

limpieza-hogar-almidón-de-maíz

La limpieza de ventanas es otra de las tareas que podemos simplificar y optimizar con almidón de maíz. Este producto quita los residuos de polvo, huellas y otras sustancias que producen manchas sobre el cristal.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero humedece el almidón con un poco de vinagre blanco hasta obtener una pasta espesa.
  • Luego frótalo sobre la superficie deseada con ayuda de un paño suave o papel periódico.
  • Por último, quita los residuos con agua y pule.

6. Abrillantar muebles de madera

La madera suele adquirir un aspecto opaco por la acumulación de polvo y suciedad. Dado que los limpiadores regulares no suelen solucionar esto, podemos hacer un preparado casero con almidón de maíz y agua.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primeramente haz una pasta espesa de almidón de maíz y agua.
  • En seguida, extiéndela sobre los muebles o armarios de madera.
  • Después, frótala con un paño de microfibra hasta lograr el brillo deseado.
  • Por último, si es necesario, sacude los residuos con un paño seco y limpio.

7. Limpieza de mascotas

Una de las tareas del hogar que pocos se imaginan que pueden hacer con almidón de maíz es la limpieza del pelo de las mascotas. Este producto no les produce alergias y puede emplearse para mantener su pelaje limpio y brillante. De paso, sirve para quitarles el olor a mojado.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, espolvorea el producto sobre el pelo del animal y frótalo usando su cepillo regular.
  • Evita aplicar cantidades excesivas para no generarle molestias.

8. Quitar manchas de tinta

Remover las manchas de tinta sobre la ropa o cualquier superficie puede ser muy tedioso sin un producto adecuado que lo facilite. Aunque los quitamanchas tradicionales son de gran ayuda, vale la pena probar este ingrediente antes de recurrir a químicos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero humedece el almidón con un poco de leche y frótalo sobre la mancha.
  • Después, déjalo secar durante 40 minutos y cepíllalo con cuidado.
  • Por último, enjuaga con agua y jabón regular.

¿Conocías estos trucos para hacer las tareas del hogar con almidón de maíz? Ahora que sabes cómo sacarle más provecho, no dudes en convertirlo en tu aliado. Como ves, es fácil de manipular y puede ayudar en varias tareas.

Ver también:

  • Tu casa, mi empleo. Manual Servicios generales de limpieza, junio del 2007. Impresora y Encuadernadora Progreso, S. A. de C. V.  244; 09830 México, D. F.
  • D. Labrador, Guía sobre orden y limpieza ¿Cómo puedo ser más ordenado/a? Portal Noticias Fácil (Febrero 2017)