8 maneras de minimizar las arrugas

Un descanso adecuado a diario es fundamental para mantenerse joven. Dormir de 7 a 9 horas diarias sin interrupción contribuye a tener una piel más saludable

Los años no llegan solos y en algún momento tenemos que aceptar la vejez y sus signos como una etapa más de nuestra vida. Las arrugas forman parte del proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo, pero también pueden aparecer como consecuencia de otros factores. Está demostrado que la piel puede envejecer prematuramente debido a los malos hábitos, la mala alimentación, la contaminación o la exposición al sol, entre otros. Por suerte, existen varias claves para minimizar las arrugas y mejorar la salud de la piel. Si temes por la aparición temprana de arrugas, te invitamos a tomar nota de las siguientes recomendaciones para prevenirlas y atenuarlas.

Evitar la exposición al sol

La exposición excesiva al sol sin protección causa daños en la piel y provoca la aparición temprana de arrugas. Usar protector solar, especialmente en el rostro y cuello, es una de las formas de prevenir y reducir el envejecimiento prematuro de la piel. Asegúrate de usar un buen protector solar para salvaguardar tu piel de los rayos UV.

Dejar de fumar

Dejar-de-fumar

Además de causar severos daños en la salud a nivel interno, el cigarrillo también acelera el envejecimiento prematuro de la piel y da lugar a la aparición de signos de la edad. Pero no solo fumar causa estos efectos negativos sobre la piel. Estar cerca de alguien fumando tiene los mismos efectos, debido a los tóxicos que libera el cigarrillo. Este mal hábito disminuye el flujo sanguíneo, frena la producción adecuada de colágeno y tiene graves consecuencias en la salud de la piel.

Exfoliar la piel

Un paso que no debe faltar en toda rutina de belleza para la piel es la exfoliación. Este tratamiento promueve la eliminación de piel muerta, al igual que el polvo y la sucidad que suelen acumularse en los pliegues y arrugas para hacerlos más evidentes. Una exfoliación natural cuida e hidrata la piel, estimulando la eliminación de células muertas para obtener una piel joven y renovada.

Dormir bien

Dormir-bien

Descansar correctamente todos los días es una de las claves para mantenerse joven y lucir saludables. Cuando no hay una buena calidad de sueño hay una gran producción de la hormona llamada cortisol, que provoca la descomposición de las células, además de mal humor. Dormir de 7 a 9 horas diarias sin interrupción contribuye a una piel más saludable, gruesa y elástica.

Comer pescado

El consumo regular de salmón y otros tipos de pescado de agua fría puede ayudar a minimizar las arrugas y retrasar su aparición. Este tipo de alimentos contiene ácidos grasos omega 3 y otras grasas saludables que contribuyen a tener una piel joven, hidratada y saludable.

Evitar lavar en exceso la cara

Lavar la cara hace parte de nuestra rutina diaria de belleza, como un paso para eliminar esas suciedades e impurezas que se acumulan durante el día. Sin embargo, se debe hacer con moderación ya que los excesos y, sobre todo, el uso de jabones, van acabando con los aceites naturales que te ayudan a proteger tu piel de los problemas cutáneos y de la aparición temprana de arrugas.

Mantener la piel hidratada

Mantener-la-piel-hidratada

Las arrugas tardan más en aparecer y son menos visibles cuando las células de la piel están bien hidratadas. Para esto es importante beber suficiente agua todos los días y utilizar una crema con agentes hidratantes que humecten adecuadamente las células de la piel.

Utilizar un tratamiento natural para reducir las arrugas

Utilizar-un-tratamiento-natural-para-reducir-las-arrugas

Algunos ingredientes naturales tienen importantes propiedades que han resultado muy efectivas en la prevención y reducción del envejecimiento prematuro de la piel. A continuación te enumeramos algunos:

  • Masajear todas las noches la piel utilizando una cantidad suficiente de aceite de coco.
  • Frotar el centro de una piña en el rostro, dejarlo actuar 10 minutos, enjuagar y repetir todos los días.
  • Hacer una pasta con azúcar de caña y cúrcuma, aplicarla uniformemente por todo el rostro, dejarla algunos minutos y luego enjuagar.
  • Aplicarse todas las noches una mascarilla de aloe vera, dejarla actuar 30 minutos y enjuagar.
  • Mezclar partes iguales de aceite de oliva y aceite de almendras, y aplicarlo con suaves masajes sobre la piel.
  • Aplicarse aceite de vitamina E o preparar una mascarilla que utilice este ingrediente como base.
  • Preparar una mezcla de miel con limón y aplicarla por todo el rostro, dejándola actuar 20 minutos.
Te puede gustar