Los 8 mejores tips caseros para curar la conjuntivitis

La aplicación externa de rodajas de pepino o patata puede ayudarnos a disminuir la inflamación y la comezón provocadas por la conjuntivitis y a reducir el enrojecimiento

La conjuntivitis es una afección en la que se produce una inflamación de la membrana transparente que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular.

Esta zona contiene pequeños vasos sanguíneos que, al estar expuestos a microorganismos y partículas volátiles, sufren una irritación, que origina ardor y enrojecimiento.

Los casos más frecuentes son producto de una infección viral o bacteriana; sin embargo, también se pueden dar por reacciones alérgicas o contacto con sustancias irritantes.

Aunque los síntomas van desapareciendo con el paso de los días, inclusive sin un tratamiento, es conveniente tener en cuenta algunos tips para acelerar su recuperación.

En esta oportunidad queremos compartir los 8 mejores para que no dudes en aprovecharlos cuando te enfrentes a este molesto problema.

¡Toma nota!

1. Compresa fría

hielo

La aplicación de una compresa fría sobre los párpados puede calmar la sensación de ardor que se produce en los ojos debido a la conjuntivitis.

¿Cómo utilizarla?

  • Envuelve varios cubos de hielo en un paño limpio y ponlo sobre la zona afectada.
  • Déjalo actuar de 5 a 10 minutos y retíralo.
  • Antes de volver a usar el remedio, lava y desinfecta el paño.

Te recomendamos leer: Usos alternativos de los cubos de hielo

2. Manzanilla

Las flores de manzanilla tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que apoyan la recuperación de los ojos cuando hay algún tipo de infección que los afecta.

¿Cómo utilizarlas?

  • Pon a enfriar un par de bolsas de té de manzanilla y, cuando estén heladas, aplícalas sobre los ojos.
  • Déjalas actuar 5 minutos y retíralas.
  • Úsalas 2 o 3 veces al día.

3. Vinagre de sidra de manzana

vinagre-manzana

Por su acción antibiótica y antiviral, el vinagre de sidra de manzana puede ser útil como solución natural contra la conjuntivitis. Es refrescante y ayuda a lubricar los tejidos irritados para favorecer su alivio.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye el vinagre en agua tibia, a partes iguales.
  • Sumerge un disco de algodón en el líquido y aplícalo sobre el párpado.
  • Úsalo 2 veces al día.

4. Pepino

Rico en agua y compuestos antioxidantes, el pepino es un ingrediente altamente beneficioso para los ojos. Su aplicación directa mejora la circulación y ejerce un efecto calmante.

Es ideal para disminuir la presencia de bolsas y ojeras, pero también para controlar el enrojecimiento y la comezón de la conjuntivitis.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon a enfriar varias rodajas de pepino y aplícalas sobre los ojos.
  • Deja que actúe 10 o 15 minutos y retíralas.
  • Repite su uso 3 veces al día.

5. Patata

patatas

La patata actúa de forma similar al pepino. Su zumo natural es un antiinflamatorio que puede controlar la irritación de los vasos sanguíneos afectados.

¿Cómo utilizarla?

  • Corta una patata en varias rodajas y ponla en el refrigerador.
  • Cuando estén frías, aplícalas sobre los ojos durante 10 minutos.
  • Repite 2 o 3 veces al día, según lo consideres necesario.

6. Té verde

El prodigioso té verde tiene principios activos que apoyan el tratamiento de los problemas oculares. En este caso en particular disminuye la inflamación y reactiva el flujo sanguíneo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon dos bolsas de té verde sobre tus párpados.
  • Deja que actúen 5 o 10 minutos.
  • Úsalas 3 veces al día.

7. Aceite de coco

Aceite de coco

Aunque conocemos el aceite de coco por ser un gran aliado para evitar las arrugas, es bueno saber que también es útil contra las infecciones que irritan los ojos.

Sus propiedades antibacterianas inhiben el crecimiento de microorganismos y aceleran el alivio de la inflamación y ardor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite de coco orgánico y frótalo sobre el párpado afectado.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso cada noche.

Lee también: Beneficios del aceite de coco en la estética

8. Agua salada

Este sencillo remedio tiene varias funciones sobre los problemas en los ojos. En primer lugar, su acción antiséptica ayuda a desinfectar, lo que detiene el crecimiento de las bacterias en la zona.

Por otro lado, actúa como un lubricante natural, humectando el globo ocular cuando se reduce la producción de lágrimas.

¿Cómo utilizarla?

  • Diluye una pequeña cantidad de sal en un cuenco con agua tibia.
  • Sumerge el rostro por unos segundos, asegurándote de abrir los ojos para que el líquido penetre en su interior.
  • Seca con cuidado y repite su uso hasta 2 veces al día.

Si los síntomas no mejoran, o empeoran, consulta al especialista. Aunque esta condición no suele causar problemas mayores, algunas veces evoluciona y produce complicaciones que afectan la vista.

 

Te puede gustar