8 métodos naturales para aliviar las piernas inflamadas

El ejercicio físico es muy recomendable a la hora de aliviar la pesadez de las piernas, ya que favorece la circulación y nos ayuda a eliminar los líquidos retenidos

Las dificultades circulatorias en la zona inferior del cuerpo y la retención de líquidos son causas principales de la inflamación en las piernas.

Este incómodo síntoma, que también aparece tras hacer actividades físicas de alto impacto, genera dificultades para caminar y, muchas veces, viene acompañado con pesadez y sensación de hormigueo.

Es una dolencia muy habitual en la población, sobre todo entre los que sufren de sobrepeso, y su falta de control puede reducir de forma significativa la calidad de vida.

Lo más preocupante es que, por tratarse de un problema común, muchos lo pasan por alto e ignoran los cuidados que evitan que genere otras complicaciones.

Por esta razón, el espacio que tenemos a continuación lo queremos dedicar a 8 sencillos métodos que se pueden tener en cuenta para promover su alivio.

¡Ponlos en práctica!

1. Incrementa el consumo de agua

Beber agua

Cuando se presentan desequilibrios inflamatorios que afectan la salud de las piernas es fundamental incrementar el consumo de agua para apoyar las funciones linfáticas que ayudan a controlar el problema.

Este líquido optimiza la eliminación de toxinas y fluidos retenidos en los tejidos, causas habituales de este síntoma.

  • Asegúrate de ingerir entre 6 y 8 vasos de agua al día.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 razones para beber agua tibia en lugar de fría

2. Evita el uso de tacones altos

Aunque parezcan inofensivos, los tacones altos tienen mucho que ver con los problemas circulatorios que aumentan la tensión e inflamación en las piernas.

Estos generan más carga sobre los músculos, aumentan la sensación de cansancio, y algunas veces, propician la aparición de lesiones.

  • Es importante limitar al máximo su uso, y optar por zapatos cómodos, de suela plana.

3. Toma una ducha de agua fría

ducha

Las duchas con agua fría son una terapia sencilla para disminuir la recurrencia de la hinchazón en las piernas.

Esto se debe a su capacidad para estimular la circulación desde la zona inferior hacia el corazón, lo cual evita la formación de dolores y várices.

  • Procura tomar duchas frías todos los días, o bien, altérnalas con chorros de agua caliente.

4. Eleva las piernas

Para aliviar el dolor y la inflamación de las piernas, causados por el sobresfuerzo físico, se recomienda un sencillo ejercicio al llegar a casa.

  • Acuéstate en un lugar cómodo y eleva las piernas en dirección al techo.
  • Déjalas varios minutos en alto para favorecer la circulación y relajación muscular.

5. Practica ejercicio físico

ejercicios para combatir la celulitis

Hacer ejercicio físico todos los días ayuda a prevenir las complicaciones de las piernas inflamadas y, de paso, promueve su alivio en menos tiempo.

Este tipo de actividades permiten optimizar el paso de la sangre a través de las venas y, a su vez, favorece la eliminación de líquidos retenidos en los tejidos.

Por si fuera poco, es un hábito imprescindible para mantener un peso saludable, lo cual es clave para evitar esta dolencia.

  • Realiza una rutina de ejercicio diaria, por lo menos 20 o 30 minutos.
  • Combina el trabajo cardiovascular con ejercicios enfocados en el fortalecimiento de las piernas.

Visita este artículo: 5 ejercicios para mantenerte en forma desde cualquier lugar

6. Realiza un masaje con aloe vera

La aplicación de gel de aloe vera en las piernas es una solución natural para estimular la circulación y reducir la inflamación y el dolor.

Este ingrediente natural tonifica los vasos, reduce las dificultades linfáticas y relaja los músculos contraídos.

  • Extrae gel fresco de aloe vera y aplícalo sobre las piernas con un masaje de 5 minutos.

7. Haz baños con sales de Epsom

Sales de Epsom

Las sales de Epsom tienen minerales esenciales que, tras ser asimilados a través de la piel, relajan los músculos y optimizan el riego sanguíneo.

Esto calma la hinchazón en las extremidades inferiores y genera una sensación de descanso ante síntomas como el dolor y la rigidez.

  • Incorpora las sales en el agua de tu tina y sumerge las piernas durante 20 minutos.

8. Consume apio

Incluir apio en la dieta es una solución natural para disminuir la retención de líquidos que influye en este problema en las piernas.

Este diurético natural mejora el funcionamiento renal y ayuda a filtrar los residuos de la sangre para disminuir los desequilibrios inflamatorios.

Entre otras cosas, sus activos naturales calman el dolor muscular y mejoran la circulación.

  • Agrega apio crudo en tus ensaladas y batidos.
  • Consume hasta 3 tazas de infusión de apio al día.

¿Sientes tus piernas pesadas o doloridas? ¿Las notas hinchadas? Si es así, ten en cuenta todas las recomendaciones dadas y descubre que lo puedes aliviar de forma natural.

 

 

Te puede gustar