8 métodos que te ayudarán a combatir los trastornos de sueño

Para poder conciliar el sueño es conveniente que identifiquemos el dormitorio y la cama únicamente con el descanso y que evitemos todo elemento distractor en el mismo

Tener una buena calidad de sueño es una necesidad biológica. Y es que, aunque algunos lo ignoran, participa en funciones muy importantes para la salud física y cognitiva.

Durante el periodo de descanso el cuerpo renueva sus energías y lleva a cabo algunas tareas que no puede realizar en otro momento del día.

Esto genera un balance en todos los sistemas del cuerpo y, de paso, aumenta la concentración y el rendimiento en todas las actividades de la jornada siguiente.

El problema es que cada vez son más comunes las dificultades para alcanzar un sueño completo y reparador, ya que el estilo de vida moderno y la tecnología interfieren en su desarrollo.

Esto se ve reflejado en los cambios bruscos de humor y otras reacciones corporales que afectan poco a poco la calidad de vida.

Por suerte, hay varios métodos naturales que, aplicados continuamente, ayudan a hacerle frente a los problemas para alcanzar un descanso óptimo.

En esta oportunidad queremos compartir los 8 más eficaces para que no dejes de probarlos cuando te aquejen.

1. Consumir una cena ligeraCenar poco y temprano

El consumo de una cena ligera, dos o tres horas antes de ir a dormir, es clave para alcanzar un sueño reparador y sin interrupciones.

Ingerir comidas demasiado copiosas o irritantes puede provocar reflujo ácido e indigestión, lo cual se convierte en un obstáculo para el descanso.

Por supuesto, tampoco es conveniente ir a dormir sin cenar, dado que la sensación de hambre también puede atacar durante la noche.

2. Usar la cama solo para descansar

Asociar mentalmente la cama con el sueño es determinante para sentir deseos de dormir tan pronto como sea hora.

Es primordial evitar el uso del dormitorio para realizar actividades relacionadas con el trabajo o ajenas al descanso.

3. Crear un ambiente perfecto en el dormitoriodormitorio lujoso

El ambiente del dormitorio tiene mucho que ver con la facilidad para conseguir un sueño óptimo y reparador.

Tener una cama cómoda, usar las almohadas apropiadas y evitar las fuentes de luz resulta apropiado para inducir el cuerpo al descanso.

Asimismo, es conveniente mantener el cuarto libre de elementos distractores, malos olores o cualquier otra cosa que pueda interferir en su ambiente de relajación.

4. Establecer una rutina de sueño

Tener un horario fijo para ir a dormir y despertar es una costumbre muy buena para combatir los problemas de sueño.

El cuerpo se va adaptando a los horarios que le son impuestos y, con los días, manifiesta los deseos de dormir a las horas establecidas.

Por supuesto, para que dé buenos resultados es necesario ir a la cama sin elementos distractores como los televisores o el teléfono.

5. Evitar las siestas largasDuerme una siesta

Dormir demasiado durante el día puede convertirse en todo un problema para descansar lo necesario cuando llegue la noche.

Si bien no está mal tomar una siesta pequeña en la tarde, lo ideal es no excederse por más de 20 minutos.

6. No ingerir sustancias estimulantes

El consumo de cigarrillo, las bebidas alcohólicas y el café le brindan al organismo una amplia variedad de sustancias estimulantes que mantienen el cerebro en alerta.

Por obvias razones esto se convierte en un problema para dormir bien, dado que el cerebro se queda activo y no recibe las señales que le indican que debe descansar.

7. Evitar el ejercicio intenso por la nocheMujer haciendo ejercicio con pesas

La práctica de ejercicio físico de alta intensidad tiene muchos beneficios para el peso corporal y la salud, pero no es adecuado hacerlo en horas de la noche.

El esfuerzo que implica, sumado al estímulo que causa en el cerebro, genera varias dificultades para conciliar el sueño en el horario adecuado.

Lo indicado es dejarlo para otros momentos del día, mínimo 5 horas antes de ir a la cama.

Te recomendamos leer: 5 ejercicios sencillos para tener un cuerpo sano

8. Ingerir remedios naturales

Los remedios ricos en triptófano, un aminoácido esencial, aumentan la producción de melatonina en el cuerpo para combatir el insomnio y otros trastornos de sueño.

Su ingesta ejerce un efecto sedante a nivel mental y corporal, a la vez que favorece la relajación del cuerpo para que descanse sin problemas.

Entre estos remedios cabe mencionar:

  • La infusión de cáscara de banana.
  • La leche caliente.
  • La infusión de valeriana.
  • Los frutos secos.
  • La miel de abeja.
  • La infusión de manzanilla.

¿Sigues teniendo dificultades para dormir? Pon en práctica todas estas recomendaciones todos los días y descubre que son muy útiles para mejorar la calidad de sueño.

Te puede gustar