8 mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo

Hay algunas leyendas que rodean a los alimentos pero que, a pesar de haberse extendido en el tiempo, no tienen base científica y deberíamos dejar de tomarlas por ciertas

Cada día estamos expuestos a una gran variedad de mensajes e ideas que vamos adoptando como parte de nuestra vida.

El problema es que todas estas ideas se van quedando con nosotros, aunque sea en parte, y algunas son erróneas. Esta vez, te hablaremos sobre los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo.

Presta atención, puesto que seguramente hay alguno que te crees y que deberías olvidar ahora mismo. 

1. Tomar leche es vital para obtener calcio y vitamina D

El primero de los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo es que debes tomar leche cada día para que tus huesos sean fuertes y sanos.

Se han hecho estudios en donde se demostró que tomar leche no se relaciona directamente con la salud de los huesos. Lo que en realidad necesitas es incluir vitamina D y calcio en tu vida diaria.

  • Para esto necesitas incluir alimentos que lo contengan, pero también trabajar en su fuerza a través de los ejercicios.

Lee también: Alimentos vegetales ricos en calcio

2. Los alimentos orgánicos aportan más nutrientes y están libres de pesticidas

8 tips para comer más verduras

Otro de los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo es la idea de que los alimentos orgánicos están libres de pesticidas. ¿Tú también te lo crees? De ser así, debes saber que hay estudios que demuestran que este mito es totalmente falso.

  • El factor relevante aquí es pensar que los alimentos orgánicos no usan ninguna clase de pesticida. La realidad es que sí se usan, aunque son más ecológicos y permitidos por las agencias gubernamentales.
  • Para asegurarte de que los alimentos orgánicos que estás consumiendo realmente te beneficien, deberías revisar qué pesticidas están utilizando.

3. El triptófano del pavo te genera sueño

Este es uno de los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo. Además, seguro que te parece algo raro, ¿verdad?

La realidad es que el triptófano es un aminoácido que ayuda a tu cerebro a relajarse. Sin embargo, la cantidad de triptófano que encontramos en el pavo no es tan grande como para causar somnolencia.

De hecho, otros alimentos son más ricos en este químico y tampoco te generan este efecto.

  • Lo que sí puede ocurrir es que comas alimentos y bebidas muy pesados con el pavo.
  • El resultado es que obligas a tu cuerpo a trabajar extra para sintetizar esos alimentos y al cabo de un rato, estás agotado.

4. Comer chocolate te produce acné

El chocolate al rescate de nuestras células y defensas

Otro de los grandes mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo es que debes evitar el chocolate si tienes problemas de acné.

Un estudio comprobó que no hay relación entre el chocolate y el acné. Asimismo, se ha comparado la ingesta de barras de chocolate puro con dulces tipo chocolate y los resultados fueron los mismos.

Esta es una buena noticia si te gusta el chocolate y quieres aprovechar sus beneficios. Tan solo recuerda que lo que sí obtendrás son calorías y carbohidratos, por lo que debes comerlo con moderación.

5. El café favorece el desarrollo de los huesos

¿Eres de las personas que toman café porque han escuchado que este ayuda tener huesos más sanos? ¿Permites que tus hijos tomen un poco de café por este efecto?

En ese caso, te sorprenderá saber que este es uno de los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo.

Si bien puede hacer un ligero incremento de calcio si acompañas tu café con un poco de leche, pero tampoco es una cantidad relevante.

6. Comer helados de leche empeora tu resfriado

helado

¿Te ha pasado que te quedas en casa enfermo de gripe y te apetece un helado pero te dicen que esto empeorará tus síntomas? En ese caso, debes estar tranquilo pues la leche no empeora la secreción de mucosa.

En realidad, puedes consumir tanta leche y sus derivados como desees.

7. El azúcar provoca hiperactividad en los niños

¿Tienes niños pequeños y te niegas a darles azúcar de ningún tipo para evitar que estén inquietos? Pues debes saber que este es uno de los mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo.

La hiperactividad es un problema que va más allá de la glucosa. Lo que sí debes hacer es vigilar la cantidad de glucosa que está obteniendo tu hijo para evitar que tenga problemas de diabetes u obesidad a temprana edad.

Visita este artículo: Cómo evitar la obesidad infantil

8. Comer zanahorias mejora tu visión nocturna

zanahoria-para-cuidar-la-piel

Si eres una persona con problemas para ver de noche y comes muchas zanahorias porque te han dicho que mejorarán tu vista, debes saber que es falso.

Aunque las zanahorias contienen vitamina A, que favorece la visión, ningún alimento te dará poderes especiales ni revertirá problemas existentes.

En lugar de creer el último de los  mitos alimentarios que deberían formar parte del pasado desde hace mucho tiempo, recuerda visitar a tu oftalmólogo dos veces al año.