8 motivos por los que deberías empezar a hacer ejercicio

Carolina Betancourth · 27 noviembre, 2017
El ejercicio no solo nos beneficia nuestro aspecto físico, sino que también cuida de nuestra salud cardiovascular e incluso favorece nuestro bienestar psicológico gracias a que estimula la producción de endorfinas

Para nadie es un secreto que el ejercicio físico es uno de los mejores hábitos para tener un equilibrio físico, mental y emocional.

Pese a esto, muchas personas llevan un estilo de vida sedentario y no encuentran un poco de tiempo para ir al gimnasio o practicar algún deporte.

Si bien no podemos negar que mantener una rutina puede ser complejo, vale la pena tener la voluntad de empezar para obtener importantes recompensas.

Y es que, independientemente de la edad o condición física, las actividades deportivas promueven el bienestar, alivian el estrés y, de hecho, ayudan a prevenir enfermedades.

¿Aún no adoptas una rutina? En el siguiente espacio te compartimos 8 motivos por los que su práctica te ayuda a llevar un estilo de vida más sano.

1. Reduce el estrés y la ansiedad

mal-manejo-estres

Durante el ejercicio físico tenemos la oportunidad de desconectarnos de las actividades laborales, las obligaciones del hogar y, en general, de todas las situaciones que pueden generar estrés y ansiedad.

Esto, sumado a su capacidad para aumentar la liberación de serotonina y endorfinas, se convierte en un tranquilizante natural contra la tensión y los desequilibrios del sistema nervioso.

Lee también: 9 efectos sorprendentes asociados a un nivel bajo de serotonina

2. Aumenta la autoestima

Todas las actividades deportivas pueden convertirse en una competencia saludable con uno mismo. Así pues, alcanzar los objetivos y mejorar día tras día, trae un sentimiento de orgullo que aumenta la autoestima y autoconfianza.

Además, a nivel estético también nos beneficiamos, puesto que la piel y el cuerpo mejoran notoriamente su aspecto y, por supuesto, ambas cosas aumentan nuestra seguridad.

3. Acelera el metabolismo

perder-peso

En conjunto con una alimentación saludable, el ejercicio es uno de los pilares principales para mantener el metabolismo activo y, con este, un peso equilibrado.

Su práctica diaria aumenta el gasto energético y ayuda a eliminar los depósitos de grasa que se localizan en diferentes zonas del cuerpo.

A su vez, muchas de las actividades son claves para formar y fortalecer la masa muscular, lo que permite lucir una figura más esbelta y tonificada.

4. Mejora la capacidad cerebral

Aunque nos enfoquemos en el trabajo físico, el deporte permite equilibrar el cuerpo y la mente, brindando interesantes beneficios sobre la salud cerebral.

  • Por ejemplo, la coordinación al ejecutar las actividades y el tener que seguir una secuencia sirve como entrenamiento para el cerebro.
  • Por otro lado, al optimizar el flujo sanguíneo, la oxigenación de las células cerebrales aumenta y, debido a esto, mejora el rendimiento mental y la concentración.

5. Beneficia en el ámbito sexual

sexo

Hacer ejercicio físico regular puede beneficiar varios aspectos en el ámbito sexual. Dado que mejora la autoconfianza, da pie para liberarse durante el acto sexual con la pareja.

Físicamente, aumenta nuestro nivel de energía, la resistencia muscular y la flexibilidad, factores que, de algún modo, influyen en las relaciones sexuales placenteras.

6. Previene enfermedades cardiovasculares

Se tengan o no factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, hacer ejercicio puede ayudar a fortalecer la salud cardíaca, circulatoria y arterial.

Su práctica se relaciona con el control de los niveles altos de colesterol y la prevención de afecciones crónicas como la insuficiencia cardíaca y el ataque al corazón.

7. Fortalece las articulaciones y los huesos

La artrosis

Las personas que hacen ejercicio tienen menor riesgo de sufrir afecciones en las articulaciones y los huesos.

Este hábito ayuda a mantener en equilibrio los procesos inflamatorios del organismo y, al fortalecer los músculos, ligamentos y tendones, previene lesiones y desgastes en estas estructuras del cuerpo.

Por supuesto, es importante mantener una buena postura al ejecutar los movimientos pues, de no ser así, puede tener un efecto contrario.

Visita este artículo: 8 trucos naturales para fortalecer tus huesos

8. Previene el envejecimiento prematuro

Desde siempre se ha dicho que el ejercicio es la píldora antienvejecimiento más eficaz que existe. Sus beneficios sobre el organismo previenen el deterioro prematuro de los tejidos y, al evitar el desarrollo de enfermedades, aumenta los años de vida.

Al ponerlo en práctica se activan las funciones del metabolismo, la circulación y el sistema linfático que, en conjunto, trabajan para mantener las células sanas y protegidas contra los efectos nocivos de las toxinas.

Cualquier tipo de actividad deportiva ayuda a desintoxicar el cuerpo y, con esto, también se evita la aparición de arrugas y signos de la edad sobre la piel.

¡Déjate de excusas! Con tan solo unos minutos diarios de ejercicio puedes empezar a disfrutar de todos los beneficios aquí mencionados.

Si no estás acostumbrada, empieza despacio, de manera gradual, hasta que sientas que hace parte de las rutinas que no puedes dejar.