8 pasos para el uso correcto del condón

Disfrutar de una vida sexual también implica responsabilidad. Utilizar los preservativos trae consigo importantes beneficios para tu salud y la de tu pareja, por eso, es necesario aprender cómo colocar un condón correctamente.

El uso del condón es hoy una práctica cotidiana como método anticonceptivo para prevenir embarazos no planificados y reducir el riesgo de contraer Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), como el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Adquirida), la clamidia o el herpes genital. Pero, ¿sabes cómo usarlo correctamente? En este apartado lo aprenderás.

Un condón, preservativo o profiláctico masculino es una funda delgada de látex o poliuretano que se coloca en el pene erecto antes de la relación sexual y que lo cubre por completo.

Impide que los espermatozoides entren en la vagina. Su efectividad como método anticonceptivo es del 85 al 95%, aunque su uso apropiado puede incrementar este beneficio.

Este profiláctico se debe desenrollar en el pene erecto sujetando la punta para luego desplegarlo hasta la base del miembro masculino

Alergia al látex del condón

Cómo lo debes colocar

Actualmente, en el mercado se ofrece una amplia variedad de preservativos con texturas, colores, estilos y sabores. Los más importante que debes tener en cuenta es usarlo adecuadamente para evitar que pierda su efectividad y lamentes las consecuencias. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Verifica la fecha de caducidad. A veces, con la intensidad del momento, puedes olvidar revisar si el preservativo se encuentra en buen estado. Con el transcurso del tiempo, el condón va perdiendo propiedades y por lo tanto efectividad. Algunos sólo tienen la fecha de fábrica, en ese caso el preservativo se puede usar hasta cuatro años después.
  2. Abre el paquete evitando romper el condón con elementos cortantes, como anillos o llaves, las uñas o los dientes.
  3. Coloca el condón, sin desenrollar, en la punta del pene erecto.
  4. Aprieta la punta del condón mientras lo despliegas hasta cubrir todo el pene, impidiendo que queden burbujas de aire. Éstas pueden romper el condón durante el acto sexual.
  5. Si el hombre no está circuncidado, debe empujar la piel del pene hacia atrás hasta liberar el glande.
  6. Después de la eyaculación y antes de perder la erección, el pene debe ser retirado de la vagina o el ano sujetando el extremo del condón.
  7. Usarlo durante toda la relación sexual. Si se resbala o se rasga, debes retirarte, lavarte y reemplazarlo.
  8. Desenrolla el condón un poco para encontrar el sentido correcto. Si lo apoyaste en el pene del lado equivocado, descártalo.

Conoce: Métodos anticonceptivos, conoce los mitos y verdades

preservativo-dentro

Consejos

Puede que no sepas cómo almacenar o transportar un preservativo, o incluso qué clase de lubricación utilizar. Por esta razón, y preocupados por tu salud sexual, te indicamos a continuación otros consejos que te servirán al momento de manipular estos profilácticos.

  • Siempre debes usar un condón nuevo en cada relación sexual o juego erótico.
  • La vaselina, aceite para bebés, lociones corporales o crema de manos pueden dañar el preservativo.
  • Si necesitas lubricación extra, debes aplicarla por fuera del condón.
  • Es recomendable que uses lubricantes a base de agua con los condones de látex pues los fabricados a base de aceite aumentan la porosidad de este material y pueden romper el plástico.
  • Los lubricantes al agua son recomendables, sobre todo, para el sexo anal.
  • No utilices un condón masculino y otro femenino al mismo tiempo.
  • Nunca utilices dos condones masculinos juntos. Se frotarán uno con otro y se incrementará la fricción lo que puede producir una ruptura.
  • Transpórtalos en su paquete original. No los expongas al calor o la humedad ni lo lleves en el bolsillo, billetera o guantera.
  • Al retirarlo, debes hacer un nudo. Lo puedes envolver en papel y luego tirarlo a la basura. No arrojes condones al inodoro, son dañinos para el ambiente.

Ventajas

El solo hecho de que eviten las infecciones venéreas y prevengan embarazos no deseados convierte a los preservativos en poderosos protectores de tu salud física. Sin embargo, estos elementos ofrecen ventajas adicionales:

  • Son seguros.
  • Pueden ser usados por hombres de cualquier edad.
  • Son económicos.
  • Pueden conseguirse en muchos establecimientos como farmacias, supermercados, entre otros.
  • Ayudan a prevenir la eyaculación prematura.
  • No disminuyen la sensibilidad, ni dificultan la eyaculación y el orgasmo.

No hay nada mejor que deleitarse del sexo con responsabilidad hacia ti y hacia la otra persona. Si no has planificado conformar una familia ni estás absolutamente seguro de la salud física de tu pareja, lo ideal es que apeles a los profilácticos y a su buen uso. Ambos lo agradecerán.