8 posturas sexuales que te ayudan a adelgazar

Yamila Papa 25 marzo, 2018
Se considera a la actividad sexual como una de las más efectivas para bajar de peso. En este artículo te contamos cuáles son las posturas sexuales más productivas para lograrlo.

Además de la dieta e ir al gimnasio… ¿Sabías que existen posturas sexuales para adelgazar? Si estás buscando bajar de peso y te aburre ir a una clase de gimnasia o no consigues resultados comiendo menos ¡Disfruta de una buena sesión íntima con tu pareja!

¿Cuáles son las posturas sexuales para adelgazar?

En la teoría se dice que por cada 20 minutos de sexo vigoroso quemamos unas 100 calorías. Si bien esto no es tan lineal como nos gustaría, lo cierto, es que según las posturas sexuales que elijamos podremos reducir más o menos grasas.

Lo mejor de todo es que el sexo es más entretenido y placentero que ir al gimnasio, no hace falta salir de casa ni utilizar ropa determinada (a menos que deseemos sorprender a nuestra pareja con algún disfraz o atuendo específico).

Si la pereza no te permite cumplir con una rutina de entrenamiento, echa un vistazo a las siguientes posturas sexuales que te pueden ayudar a bajar de peso:

Te recomendamos leer: 6 mejores posturas sexuales para bajar de peso

1. Vaquera

visual-sexo

En esta posición la mujer toma el control total de la situación y además, ¡ejercita! Permite fortalecer los músculos de los glúteos, las caderas, las piernas y el abdomen. Solo es cuestión de sentarse encima de la pareja y realizar movimientos hacia atrás y adelante a diferente ritmo.

2. Carretilla

En este caso, tanto él como ella ejercitarán ciertos grupos musculares y reducirán la grasa acumulada en esas zonas. La mujer reemplazará las aburridas flexiones de brazos del gimnasio y los ejercicios para el pecho y el hombre podrá tener glúteos y brazos más fuertes y musculosos.

Para llevar a cabo esta postura, él se queda de pie mientras penetra a la mujer que se encuentra de espaldas a su pareja y se sostiene con las manos en la cama o en el suelo.

3. Cangrejo o araña

hombre-disfrutar-sexo

Es, sin dudas, una de las posturas sexuales más placenteras y, al mismo tiempo, más recomendadas para bajar de peso y tonificar los músculos. Ambos ‘trabajarán’ los glúteos, los brazos y el abdomen.

¿Cómo se hace? Colóquense frente a frente, las caderas de la mujer deben estar entre las piernas del hombre, entrelacen las piernas y acerquen lo más posible la pelvis, así la penetración es más sencilla.

4. De pie

Se trata de una de las mejores posturas sexuales que nos ayudan si queremos bajar de peso porque conlleva un esfuerzo adicional en comparación con aquellas posiciones donde estamos acostados.

Al mismo tiempo que lo pasas de maravillas fortalecerás los músculos internos de los muslos e incrementarás tu resistencia (incluso, si tienes pensado ir al gimnasio en algún momento, podrás hacer los ejercicios sin cansarte tan rápido).

Para que sea más sencillo, la mujer debería estar apoyada contra una pared. Puede subir una o las dos piernas y ‘abrazar’ con ellas la cadera del hombre.

5. Flor de loto

flor-de-loto

Aunque puede parecer muy cómoda, es bastante ‘romántica’ porque se miran a los ojos y se abrazan durante el acto y ambos permanecen sentados, lo cierto es que esta posición conlleva mucho trabajo de los músculos inferiores.

Cuando realizan la postura de la flor de loto, glúteos y muslos hacen todo el trabajo. Básicamente es así: el hombre se sienta con las piernas cruzadas, como si fuese a meditar, la mujer se coloca encima de él y envuelve la espalda baja con sus piernas. El movimiento lo pueden hacer ambos, pero ella determinará el ritmo y la intensidad.

6. Estimulación del punto G

Esta postura tiene muchas ventajas, ya que -por ejemplo- permite la penetración y también la estimulación del clítoris. Si estás buscando una posición sexual para adelgazar, esta puede ser una de las más recomendadas.

¿Por qué? Porque al mantener tus piernas suspendidas (o apoyadas en los hombros de tu pareja) los muslos y glúteos trabajan. A su vez, puedes despegar un poco el torso de la cama y aprovechar para hacer algunos abdominales. ¡Y todo eso mientras disfrutas del sexo!

Ver también: El punto G femenino: qué es y dónde está ubicado

7. El puente

alorgasmia-sexo

Parece una postura de contorsionista de circo, pero la verdad es que si te animas a llevarla a cabo, no solo tendrás una noche inolvidable sino que también te ahorrarás bastante dinero por no ir al gimnasio.

La que más ejercita es la mujer: glúteos, muslos, bíceps, tríceps, abdominales, gemelos… ¡Es una rutina muy completa! El hombre se apoya en las rodillas y según el movimiento que haga también puede trabajar abdominales y brazos.

Ella deberá apoyar plantas de los pies, antebrazos y parte de la cabeza en el colchón (o superficie que prefiera). Él la tomará de la cadera para penetrarla. Ambos realizan los movimientos al mismo tiempo.

8. Pelota suiza

¿Qué les parece utilizar la pelota de Pilates para el sexo? El efecto ‘rebote’ de este elemento tiene resultados más que placenteros. Y además, sirve para ejercitar las piernas, los músculos de la espalda y el abdomen.

El hombre se debe sentar sobre la pelota (pueden colocarla contra la pared para que sea más sencillo) y la mujer acostarse sobre él, de espaldas. Ambos flexionan las rodillas y aprovechan la contextura de la pelota para intensificar los movimientos.

Te puede gustar