8 productos de belleza que no debes compartir con nadie - Mejor con Salud

8 productos de belleza que no debes compartir con nadie

Aunque en un principio puede resultar una medida un tanto extrema, es mejor prevenir para así evitar exponernos a peligros innecesarios al compartir determinados productos personales

Hay una amplia variedad de productos de belleza que deben ser de uso personal.

Aunque estamos acostumbradas a compartirlos con nuestras amigas o algún miembro de la familia, es primordial saber que esto puede aumentar el riesgo de infecciones y molestias en la piel.

Si bien nos parece “inofensivo”, y no siempre acaba mal, es mejor evitar que otros los utilicen para que no se contaminen con gérmenes que pueden ser dañinos.

Teniendo en cuenta que muchas ignoran cuáles son, a continuación queremos compartir en detalle los 8 principales y sus riesgos.

¡Descúbrelos!

1. Máscara para pestañas

Fortalecedor para las pestañas

El rímel o máscara para pestañas es un producto que hace contacto con nuestros párpados cuando lo aplicamos desde las raíces.

En esta acción se pueden contaminar con bacterias infecciosas que, muchas veces, son las responsables de problemas como la conjuntivitis.

  • Por este motivo se debe evitar su uso compartido y, además, se debe suspender su aplicación en caso de alguna infección en los ojos.

Lee también: Tratamientos naturales que ayudan a tratar la conjuntivitis

2. Delineador para ojos

Los lápices o líquidos delineadores son productos que, tras ser aplicados, pueden contaminarse de forma similar a las máscaras.

  • Esto quiere decir que, si tu amiga tiene virus o bacterias en los ojos, hay grandes probabilidades de sufrir una infección ocular.
  • Una de las complicaciones que se pueden presentar es lo que se conoce como queratitis, la cual produce una inflamación en la córnea.

3. Lápices o bálsamos labiales

labial

La boca de todas las personas está llena de bacterias y, aunque estas no siempre producen infecciones, existe una alta probabilidad de sufrir molestias por compartir elementos como los labiales o los bálsamos.

  • Dado que este elemento hace contacto directo con la piel, su aplicación compartida facilita el contagio de afecciones como el herpes labial.
  • Algunas bacterias también pueden viajar a través de este medio, causando alteraciones en el pH de la delgada piel labial.

4. Brochas y esponjas de maquillaje

Para reducir el riesgo de enfermedades e infecciones cutáneas, es fundamental lavar de forma periódica los elementos de uso diario como las brochas y esponjas de maquillaje.

Aunque a simple vista no suele notarse, estas acumulan gérmenes y células muertas que, con los días, afectan la salud de la piel.

  • Esta misma razón explica por qué no deben prestarse, sobre todo si la persona sufre acné, irritaciones o alergias.
  • Por más lavada que esté la piel de la otra persona, hay riesgo de contagio si se tiene alguno de estos problemas.

5. Desodorantes en barra o de bola

Desodorante

Los desodorantes de presentación en barra o de bola (roll-on) son productos que bajo ninguna circunstancia se deben compartir, ya que, lejos de proteger, pueden provocar mal olor e infecciones.

  • Si bien su uso personal es efectivo y sano, al compartirlo nos exponemos a bacterias, sudor y partículas que alteran su superficie.
  • Luego, cuando vuelvas a aplicarlo sobre tu piel, puedes sufrir las consecuencias.

6. Máquinas o cuchillas para rasurar

Las máquinas o cuchillas están diseñadas para facilitar la eliminación del vello no deseado en cualquier parte del cuerpo.

Si bien representan un método higiénico y fácil para cumplir esta tarea, no deben compartirse con ninguna persona.

  • Esto es debido a que se pueden presentar accidentes, como cortes, los cuales aumentan el riesgo de infecciones posteriores.
  • Además, también pueden acumular células muertas, las cuales causan obstrucciones en los poros.

Visita este artículo: Reduce el tamaño de los poros abiertos con estos 5 métodos naturales

7. Cortaúñas

cortar-uñas

Si quieres mantener tus uñas bonitas y saludables, más te vale tener un cortaúñas de uso personal.

Aunque compartir este elemento parece algo normal y sin importancia, lo cierto es que puede influir en la aparición de infecciones.

  • Los dedos y las uñas ocultan bacterias, hongos y virus que, aunque no los veamos, pueden generar molestias.
  • Compartir esta herramienta aumenta el riesgo de hongos en la piel y manos, verrugas e infecciones de la cutícula.

8. Cremas corporales en frasco

Cada vez que introduces las manos en tu frasco de crema corporal estás dejando bacterias que, en algunos ambientes, pueden proliferarse.

¿Te imaginas lo que ocurre si las compartes?

  • Ten en cuenta que la otra persona también tiene gérmenes en sus manos y, de hecho, no sabes qué tan dañinos pueden ser.
  • Aunque la medida es un poco alarmante, es mejor evitarlo para no tener molestias posteriores.
  • Evita manipular este producto de belleza sin antes lavarte bien las manos.

Sabemos que, en algún momento, has compartido alguno de los elementos de belleza mencionados.

Ahora que conoces los riesgos, procura que su uso sea personal, o bien, toma medidas para desinfectarlos en caso de no tener más opción que prestarlos.