8 razones por las que la avena no debe faltar en tu dieta

La avena es uno de los cereales más completos y más beneficiosos para nuestro organismo. Los intolerantes a la lactosa también la pueden preparar como bebida vegetal para sustituir la leche.

La avena es uno de los cereales más consumidos en todo el mundo, dado que sus cualidades nutricionales y energéticas han sido la base alimenticia de muchos pueblos y culturas.

Conocida también como “la reina de los cereales”, se trata de una de las mayores fuentes de fibra, proteína y otros nutrientes esenciales que apoyan el funcionamiento del cuerpo.

En la Antigüedad estaba considerada como un alimento de las clases menos beneficiadas, pues era muy fácil de cultivar y de fácil acceso.

Sin embargo, tras comprobarse que le podía hacer mucho bien a la salud, fue incorporada en todos los tipos de dietas a través de varias recetas.

En la actualidad, continúa siendo uno de los ingredientes más económicos y consumidos que se pueden encontrar. Su versatilidad y cada una de las propiedades para la salud, han hecho que, cada vez, más personas quieran disfrutarla como parte de su alimentación.

Sabiendo que muchos aún desconocen cuán saludable es, a continuación queremos compartir 8 razones para ingerirla a diario.

1. Controla los niveles de colesterol

Combate el colesterol

Un tazón de avena hace maravillas por la salud cardiovascular. Este cereal tiene un elevado contenido de fibra que participa en la reducción de los niveles de colesterol.

Cuando este lípido se acumula en la sangre, se pueden bloquear los vasos sanguíneos y ocasionar un ataque al corazón o accidente cerebrovascular.

Por lo tanto, resulta indicado incluir en nuestra dieta alimentos como la avena, cuyos nutrientes regulan esta peligrosa condición.

Descubre: Galletas superenergéticas de avena, cacahuete y cacao sin gluten

2. Fortalece el sistema inmunitario

Ingerirla cada día es una forma natural y saludable de mantener las defensas del cuerpo activas. Su fibra, sumada a nutrientes como las vitaminas del complejo B, vitamina A y minerales esenciales, fortalece el sistema inmunitario para evitar infecciones y otros tipos de enfermedades.

3. Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre

Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre

Su aporte de fibra soluble es muy útil para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Sus hidratos de carbono son de índice glucémico bajo, lo que contribuye a mantener la diabetes bajo control.

Además, en lugar de elevar la glucosa, la utiliza para la generación de ”combustible” para el organismo.

4. Proporciona energía

Las propiedades energéticas de este cereal se han utilizado desde la Antigüedad como un reconstituyente físico y mental. Sus nutrientes esenciales mantienen el cuerpo activo y tienen un impacto positivo en las funciones cognitivas.

Por su significativo aporte de proteína, aumenta el rendimiento físico y también se consigue ganar masa muscular.

Para disfrutar esta cualidad siempre, se recomienda ingerir durante el desayuno, acompañada de frutas, yogur u otros complementos.

5. Mejora la digestión

El aparato digestivo es uno de los que más se benefician con las propiedades de la avena. La fibra insoluble, que actúa como un ligero laxante, estimula el movimiento intestinal para una adecuada expulsión de los desechos.

También disminuye la inflamación y combate trastornos comunes como el dolor abdominal, gases y gastritis.

6. Contribuye a adelgazar

Contribuye a adelgazar

Pese a que no se trata de un alimento milagroso para bajar de peso, la avena es uno de los mejores complementos para aquellas personas que desean perder unos cuantos kilos, o bien, mantener un peso saludable.

La avena tiene un excelente efecto saciante que reduce la ansiedad por la comida y, también, dado su alto contenido de fibra, apoya la eliminación de los desechos del organismo.

En otras palabras, su contenido de hidratos de carbono complejos prolonga el tiempo de sensación de llenura y evita la ingesta excesiva de calorías.

7. Buena para el sistema nervioso

Contiene vitaminas E y del complejo B (B1, B2, B3), necesarias para mantener el equilibrio del sistema nervioso. Por ende, comer avena proporciona cierta sensación de alivio en los momentos de ansiedad, estrés y depresión.

En conjunto, sus minerales mantienen el equilibrio del sistema neuromuscular, lo cual ayuda a evitar calambres, debilidad y otros síntomas.

Te interesa saber: 10 alimentos que puedes comer en tiempos de mucho estrés

8. Contiene proteínas y aminoácidos esenciales

Contiene proteínas y aminoácidos esenciales

Las proteínas de alta calidad le sirven al cuerpo de apoyo para estructurar, regenerar y crear los tejidos. Entre las que aporta la avena cabe destacar: la globulina, la albúmina, la prolamina y la glutelina.

También proporciona 6 de los 8 aminoácidos esenciales para la salud y, gracias a estos, apoya al hígado en la producción de lecitina.

Lo mejor de este cereal es que no hay que limitar su consumo y puede ser incluido como parte de la dieta diaria a través de batidos, galletas, sopas y muchas otras recetas.

También se puede preparar como bebida vegetal en sustitución de la leche porque no contiene lactosa y es apta para más del 80% de los celíacos. ¡Disfrútala!