8 recomendaciones para evitar infecciones urinarias

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 18 diciembre, 2018
Daniela Echeverri Castro · 6 octubre, 2017
Aunque nos pueda parecer un hábito inofensivo, retener la orina más tiempo del necesario puede favorecer el ataque de las bacterias y derivar en infecciones urinarias

Las infecciones en las vías urinarias son una condición que surge por el crecimiento descontrolado de agentes bacterianos y virales. Por ello, evitar infecciones urinarias es muy importante.

Estas indican un debilitamiento del sistema inmunitario, puesto que no se producen los anticuerpos necesarios para detener el ataque de los microorganismos.

Su aparición trae consigo síntomas como el ardor al orinar, además de cambios en los hábitos de micción y, en algunos casos, fiebre y escalofríos.

Es un problema que puede afectar a personas de todas las edades, principalmente a mujeres. Pues bien, la uretra de estas es mucho más corta y facilita el paso de las bacterias.

Si bien tienden a darse de forma esporádica y sutil, su falta de tratamiento puede provocar complicaciones que afectan a la calidad de vida.

Por esta razón, es importante aprender a prevenirlas, adoptando hábitos saludables y poniendo en práctica algunas recomendaciones que disminuyen el riesgo y ayudan a evitar infecciones urinarias.

¡Descúbrelas!

1. Utilizar ropa interior de algodón para evitar infecciones urinarias

ropa interior algodón

Por un lado, aunque la mayoría de mujeres lo pasan por alto, la tela de la ropa interior tiene mucho que ver con la tendencia a sufrir infecciones urinarias y de la zona íntima.

Usar prendas de telas elásticas, que no tienen algodón al menos en la entrepierna, aumenta la acumulación de fluidos. Esto crea un ambiente idóneo para el crecimiento bacteriano.

  • Es primordial elegir prendas íntimas de algodón, de una tallada adecuada, ya que si quedan demasiado ajustadas también pueden ser perjudiciales.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 alimentos que benefician tu zona íntima

2. Incrementar el consumo de agua

En este sentido, un gran número de casos de infecciones urinarias tienen como principal desencadenante la deshidratación.

La falta de líquido afecta el funcionamiento de los riñones y, al no producirse suficiente orina, los microorganismos pueden crecer con más facilidad.

Esto sin contar que la falta de agua produce una respuesta inflamatoria, lo cual empeora la severidad de los síntomas.

  • Para evitarlo lo más aconsejable es tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día.

3. No retener la orina

retener la orina

Otro aspecto a tener en cuentna es que aguantar las ganas de orinar por algunos minutos puede ser un acto inofensivo.

Sin embargo, el problema ocurre cuando la orina se retiene por tiempo prolongado, hasta el punto de causar inflamación en la vejiga.

Esta situación está vinculada a la aparición de infecciones de orina, puesto que la retención facilita el ataque de las bacterias.

  • Es importante acudir al baño cada vez que el cuerpo lo pida, incluso si es recurrente.

4. Evitar el uso de productos perfumados

Cabe destacar que para tener una buena higiene íntima no es necesario utilizar productos perfumados.

Estos, por lo general, están llenos de compuestos químicos que alteran el pH, aumentando la posibilidad de ataques bacterianos y fúngicos.

Además, algunos afectan a la lubricación natural de la parte íntima y, por ello, aumenta el riesgo de infección.

  • Elige jabones neutros, elaborados con ingredientes naturales.
  • Evita el uso de talcos, perfumes o desodorantes íntimos.

5. Limitar el consumo de alimentos irritantes

Evita el consumo de alcohol y cafeína

A su vez, el consumo excesivo de algunos alimentos puede debilitar el sistema inmunitario y aumentar el riesgo de este tipo de infecciones.

Esto se debe a que provocan una reacción inflamatoria en los tejidos, permitiendo que las bacterias crezcan sin dificultades.

Entre estos cabe mencionar:

  • Condimentos picantes
  • Café y bebidas con cafeína
  • Bebidas alcohólicas
  • Carnes embutidas
  • Azúcares refinadas
  • Comida con mucha sal

6. Orinar después de la actividad sexual

Por otro lado, tras tener relaciones sexuales se aconseja ir al baño de inmediato. Pues la orina ayuda a remover algunos gérmenes que se alojan en la uretra.

Incluso, este hábito debe practicarse antes y después del acto sexual, ya que evita inflamaciones en la vejiga.

Visita este artículo: Cómo controlar los espasmos de la vejiga de forma natural

7. Evitar el uso prolongado de prendas húmedas

prendas humedas

Asimismo, las personas que tienen a sufrir infecciones urinarias deben evitar el uso prolongado de bañadores húmedos, puesto que estos facilitan el ataque de los gérmenes infecciosos.

  • Toda prenda húmeda que hace contacto con la zona íntima puede ser un desencadenante de este tipo de afecciones.

8. Consumir alimentos probióticos

Por último, el consumo regular de alimentos probióticos es un hábito saludable que disminuye el riesgo de infecciones y problemas inflamatorios.

Estos alimentos se caracterizan por tener un elevado número de cultivos vivos, los cuales permiten neutralizar la acción negativa de las bacterias, hongos y virus.

Algunas variedades son:

  • Yogur natural
  • Kéfir
  • Chucrut
  • Microalgas
  • Pepinos encurtidos
  • Sopa de miso
  • Chocolate negro

Asegúrate de aplicar todas las recomendaciones dadas para evitar el desarrollo de estas molestas infecciones.

Finalmente, si no pudiste evitar infecciones urinarias, consulta con tu médico y procura tratarlas cuanto antes para que no causen complicaciones en tu salud.