8 remedios naturales que ayudan a combatir el cáncer de ovario

Gracias a su aporte de nutrientes estos alimentos pueden sernos de gran utilidad tanto para complementar nuestro tratamiento médico como para prevenir la aparición del cáncer de ovario.

El cáncer de ovario es un problema que ninguna mujer debe pasar por alto. Ha llegado a ocupar el séptimo lugar en la lista de enfermedades que más atacan a las mujeres. Una de las formas más comunes de este tipo de cáncer aparece cuando las mujeres llevan ovulando ya bastante tiempo.

Por lo anterior, es más común verlo en mujeres mayores, en aquellas que nunca han estado embarazadas o las que presentan la menopausia con algo de retraso. Existe una amplia variedad de posibilidades para tratar esta enfermedad, como la quimioterapia, inmunoterapia, la terapia hormonal, la radioterapia o la cirugía.

Como ya sabrás, todos estos tratamientos generan efectos secundarios con los cuales deberás lidiar. Por esa razón, a continuación te presentamos unos cuantos remedios naturales que puedes utilizar para ayudar a combatir el cáncer de ovario o los síntomas generados por el tratamiento médico de esta enfermedad.

1. Setas shiitake

Existe una gran variedad de setas en todo el mundo y muchas de ellas han servido para tratar diferentes afecciones. Las setas shiitake en particular son la variedad más famosa. Contienen altas cantidades de beta-glucano, una molécula a la cual se le han atribuido propiedades anticancerígenas in vitro.

En Japón el extracto de esta seta se utiliza desde hace siglos como remedio alternativo. Se consume en forma de infusión para combatir el cáncer de ovario.

Lee también: 6 síntomas del cáncer de cuello uterino que debes conocer

2. Té de menta

Lidiar con los síntomas que produce el cáncer de ovario es complicado. Después de los tratamientos es normal que tu cuerpo necesite una ayuda extra para luchar con mayor fuerza. El té de menta es ideal para calmar el malestar estomacal, que es uno de los primeros síntomas a los que te enfrentarás. Siempre es buena idea preparar una buena cantidad de este té en los días en que el tratamiento es más agresivo.

te-de-menta

3. Soja y derivados

Consumir productos derivados de la soja puede tener un gran impacto en nuestra salud, especialmente si estamos luchando contra algún tipo de cáncer. La soja y sus derivados contienen isoflavonas, moléculas son numerosas propiedades. Fortalecer el sistema vascular, previniendo la extravasación de las células cáncerosas y disminuyendo el riesgo de metástasis.

Además, existen evidencias científicas de que las isoflavonas de la soja benefician a los pacientes con hipercolesterolemia, aterosclerosis o diabetes.

4. Cebollas moradas

Es posible que esté considerada como una de las verduras más extendidas. Las cebollas moradas contienen numerosas moléculas con propiedades anticancerígenas, como:

  • Quercetina
  • Apigenina
  • Antocianinas

En general, todos los tipos de cebolla son beneficiosos para la salud. No obstante, las cebollas moradas son mucho más potentes y aportan una gran dosis de antioxidantes.

Cebolla

5. Tomar el sol

Tomar el sol, aunque parece algo sin importancia, es muy beneficioso para nuestra salud (siempre y cuando no nos excedamos). El sol hace que nuestro cuerpo fabrique un tipo de vitamina D que, entre otras funciones, posee propiedades anticancerígenas.

De hecho, las mujeres que viven en regiones más frías, o donde la luz solar es más débil, suelen tener mayores probabilidades de desarrollar cáncer de cuello uterino.

6. El jengibre

El jengibre ayuda a prevenir y tratar muchas enfermedades graves gracias a sus múltiples propiedades. También es de gran utilidad cuando se trata de combatir el cáncer de ovario. Presenta moléculas como el gingerol, zingerona o shogaol, capaces de hacer frente a determinados tipos de cáncer debido a sus propiedades anticancerígenas.

7. El pescado azul

El pescado azul es, sin duda alguna, la mejor fuente de ácidos grasos omega-3 que existe, por lo que también son muy adecuados para cuidar de tu salud cardíaca. Un sistema vascular fuerte es un gran aliado en la lucha contra el cáncer, por lo que te recomendamos que consumas habitualmente este tipo de pescado.

8. Té verde

Los antioxidantes del té verde lo convierten en una de las mejores bebidas preventivas contra multitud de enfermedades, entre las que se encuentra el cáncer. Contiene catequinas, una molécula con numerosas propiedades, entre las que destaca su capacidad de inducir la apoptosis en algunos tipos de células.

Visita este artículo: Qué pasa con tu cuerpo si tomas té verde cada día

Recuerda

Ten presente que ninguno de estos remedios para combatir el cáncer de ovario son una cura por sí mismos. Por esta razón es importante que los uses como complemento a los tratamientos médicos. Abandonar el tratamiendo médico tradicional a favor de cualquiera de estos alimentos puede poner tu salud en un serio peligro.