8 remedios naturales contra la vaginitis bacteriana

Brunilda Zuñiga 10 diciembre, 2016
Estos remedios pueden resultar muy efectivos para aliviar el picor y otros síntomas similares dela vaginitis, pero si las molestias persisten deberemos consultar con un especialista

La vaginitis o vaginosis bacteriana es una inflamación en los genitales femeninos que se caracteriza por producir una secreción espesa, blanca y de mal olor.

Suele ser causada por el crecimiento de un conjunto de bacterias que desequilibran el pH en esta zona.

Esta condición es mucho más común de lo que se cree y es probable que cada mujer en el mundo se vea afectada por esta condición, al menos, una vez en su vida.

Los síntomas más característicos de la vaginosis son:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Dolor
  • Ardor

Algunas mujeres pueden presentarlos de forma leve o incluso pueden padecerla de forma asintomática.

Este problema puede curarse con facilidad con los siguientes remedios naturales, aunque no debes olvidarte de mantener la higiene de tu zona íntima.

1. La cúrcuma

Esta especia es un potente antifúngico natural que puedes utilizar para aminorar y hacer desaparecer los síntomas de la vaginitis bacteriana por completo.

Todo lo que debes hacer es tomar una pequeña cantidad de cúrcuma, diluirla en una taza de leche tibia, al menos, una vez al día hasta que obtengas resultados.

Lee también: 5 usos prácticos de la cúrcuma

2. El agua fría

Ducharse con agua fria

Aunque puede resultar un poco incómodo, empapar un paño de agua fría y colocarlo en la zona afectada puede ayudar a minimizar síntomas como el enrojecimiento y la hinchazón.

Esto se debe a que las bajas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se contraigan un poco.

Este es uno de los remedios más simples para deshacerse de la molestia que esta afección puede generar. Sin embargo, el agua fría debe ir de la mano con otro tratamiento para curar la vaginitis bacteriana.

3. Neem

Esta planta tiene excelentes propiedades antibacterianas y siempre es recomendable utilizar su versión en polvo cuando se sufre de problemas dermatológicos.

En el caso de la vaginitis bacteriana, puedes aplicar neem en polvo cuidadosamente en la zona afectada para que poco a poco se eliminen las bacterias que están ocasionando el problema.

4. El ajo

3. Ajo

Tanto los dientes de ajos pelados como las cápsulas pueden ayudarte a reducir los síntomas y a curar la vaginitis bacteriana. Puedes tomarlo 1 o 2 veces al día o aplicarlo  cuidadosamente sobre la zona afectada.

5. Té de manzanilla

El té de manzanilla puede ser de gran utilidad para aminorar el picor.

Todo lo que tienes que hacer es remojar una bolsita de té en agua caliente, retirarla y dejarla enfriar en el refrigerador para, posteriormente, aplicarla de forma directa sobre la zona irritada.

Es importante que al guardarla en el refrigerador te asegures de que no entre en contacto con ningún contaminante. Una buena opción es introducir el saquito en una bolsa de plástico o en un recipiente hermético.

6. El yogur

Yogur griego bajo en grasa

Otra forma de aliviar la vaginitis bacteriana es empapar un algodón con yogur y aplicarlo directamente sobre la vagina.

Si las molestias son demasiadas, puedes empapar un tampón e introducirlo en el canal vaginal.

Esto será de gran ayuda, ya que las bacterias que contiene el yogur ayudan a mantener bajo control las bacterias dañinas que causan el problema.

Recuerda que incluir una porción de yogur en tu dieta diaria puede evitar la aparición de esta y otras infecciones.

7. Jugo de vegetales

Un batido de perejil, jengibre, ajo y vegetales verdes también tendrá efectos maravillosos a la hora de reducir síntomas como el dolor y la picazón que causa este tipo de infección.

Es recomendable que bebas, al menos una vez al día, un buen batido de vegetales verdes para contrarrestar los síntomas de la vaginitis bacteriana.

8. El aceite de cedro

Aceites-esenciales

Para utilizar este remedio casero contra la vaginitis bacteriana, solo tienes que preparar un baño de agua caliente con una cucharada de sal y unas cuantas gotas de este aceite.

El aceite esencial de cedro tiene propiedades antisépticas, sedantes y antifúngicas.

Esto significa que te ayudará a mantener los síntomas de esta infección bajo control a la vez que irá eliminando las bacterias que causan el problema.

Visita este artículo: 5 razones por las que tienes picazón vaginal si no tienes una infección

Recomendaciones básicas para combatir la vaginitis bacteriana

Recuerda que para mantenerte protegida y muy lejos de los molestos síntomas que la vaginitis bacteriana te puede causar es importante que:

  • Mantengas una buena higiene.
  • Laves bien tu ropa interior.
  • Te duches con agua tibia.
  • Cambies y laves con regularidad tus toallas, almohadas, sábanas y otros artículos de uso diario.

No obstante, aunque seas extremadamente cuidadosa con todo lo anterior, es muy probable que en algún momento tengas que lidiar con una infección de este tipo.

Si los síntomas son persistentes y no sientes que estén disminuyendo con el paso del tiempo es mejor que consultes con tu ginecólogo.

Solamente él podrá recomendarte un tratamiento médico que eliminará la infección si todo lo anterior no te dio resultados.

Te puede gustar