8 remedios naturales para aliviar los síntomas de la artritis en las manos y muñecas

Carolina Betancourth 11 diciembre, 2015
Para lograr un alivio mayor conviene combinar el tratamiento oral con los remedios de uso tópico. De esta forma tratamos la dolencia de un modo integral

La artritis es una enfermedad degenerativa que se produce por el desgaste del cartílago que sirve para unir un hueso con otro.

El envejecimiento es la causa más común de esta condición, aunque existen otros factores que pueden influir, como es el caso de las lesiones, la deficiencia de nutrientes y el sedentarismo.

Las partes del cuerpo con más riesgo de desarrollarla son las manos y las muñecas. Ambas áreas están en constante movimiento y al contar con menos cartílago tienden a degenerarse más rápido.

Quienes la padecen presentan una disminución en su calidad de vida por los síntomas que acarrea. A menudo causa un intenso dolor e inflamación que impiden la realización normal de las actividades cotidianas.

La buena noticia es que es una afección que se puede sobrellevar si adoptamos unos hábitos de vida saludables y consumimos algunos remedios naturales para disminuir sus síntomas.

No te pierdas los 8 tratamientos caseros más efectivos contra esta condición. ¡Conócelos!

1. Aceite de oliva

Aceite de olivaUno de los compuestos activos del aceite de oliva, el oleocantal, tiene una acción antiinflamatoria que inhibe las enzimas COX-1 y COX-2 que son las que causan el dolor.

Aquellas personas que incorporan este alimento como parte de su dieta regular tienen un menor riesgo de desarrollar artritis reumatoide.

En el caso de la artritis en las muñecas y las manos también resulta apropiado hacerse un suave masaje utilizando este producto.

2. Compresas de agua fría

La aplicación de frío en las articulaciones afectadas es una buena terapia para aquellos que luchan contra esta enfermedad.

El frío disminuye la inflamación y relaja las áreas afectadas para calmar el dolor casi de forma instantánea. Sin embargo, sus efectos no son duraderos y suele ser necesario aplicarla varias veces al día.

3. Compresas de agua caliente

Las compresas de agua caliente son otra buena opción para aliviar los síntomas cuando suelen ocurrir episodios fuertes de dolor.

Sumergir una toalla en agua caliente y luego aplicarla sobre las manos y muñecas. Ayuda a controlar la inflamación y activa la circulación.

4. Apio

Jugo de apioMás que un alimento para tratar la artritis, es un componente que se debería incorporar en la alimentación regular como método de prevención.

Tiene propiedades diuréticas que estimulan la eliminación de líquidos retenidos en los tejidos y, además, remineraliza el organismo, limpia la sangre y contribuye a regular la presión arterial.

Para controlar la inflamación y el dolor por esta enfermedad se recomienda tomar un litro de jugo de apio todos los días, durante mínimo una semana.

5. Ajo

Considerado como uno de los antibióticos y antiinflamatorios naturales más poderosos, el ajo crudo es otro de los buenos remedios para aliviar los síntomas de esta patología.

Se puede tomar como medida de prevención, o bien, como parte del tratamiento. Se recomienda una dosis de hasta 3 ajos crudos al día.

6. Vinagre de manzana

Vinagre de manzanaMuchos tienen este producto en su despensa y limitan sus usos al complemento de algunos platos. Lo que la mayoría desconoce es que se trata de un remedio natural ideal para combatir trastornos relacionados con la inflamación.

En este caso en especial, se debe tomar todos los días diluyendo una cucharada en un vaso de agua tibia.

7. Jengibre

La raíz de jengibre ocupa uno de los primeros lugares en el catálogo de remedios naturales contra la artritis y enfermedades inflamatorias.

Contiene enzimas y compuestos antioxidantes que controlan la inflamación mientras calman el dolor para aumentar la movilidad.

Además, se caracteriza por ser uno de los mejores analgésicos, remplazando incluso muchos de los convencionales.

8. Cúrcuma

Bebida de cúrcumaLa cúrcuma es uno de las terapias caseras más populares en el tratamiento de las afecciones relacionadas con el dolor y la inflamación.

Tiene propiedades antioxidantes que inhiben la acción de los radicales libres, y también es un potente antiinflamatorio natural.

Aunque la forma más común de ingerirla en incorporándola en diversos platos, también se puede preparar un remedio especial para aprovechar al máximo estas cualidades.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cúrcuma (10 g)
  • ½ vaso de leche de arroz (100 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla en un vaso la cucharada de cúrcuma con la leche de arroz y la miel de abejas.
  • Tómalo en ayunas, mínimo tres veces por semana.

Todos estos suplementos suelen ser muy útiles para los pacientes que luchan contra la dolencia provocada por esta enfermedad.

No obstante, no deben remplazar los medicamentos aconsejados por el médico y, en lo posible, se debe consultar antes de ingerirlos para verificar que no tienen interacciones negativas.

 

 

Te puede gustar