8 remedios naturales para controlar los niveles de triglicéridos

Katherine Flórez·
13 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
03 Diciembre, 2018
Llevar una dieta sana es fundamental para poder equilibrar los triglicéridos. Pero también es necesario apoyarse en otros buenos hábitos de vida, como la actividad física diaria.

Existen varios remedios naturales para controlar los niveles de triglicéridos que, según creencias populares, pueden contribuir con la mejora de la salud. Para obtener todos sus beneficios, es indispensable mantener un estilo de vida saludable. 

Si quieres conocer cuáles son esos remedios y cómo puedes incluirlos fácilmente en tu rutina, sigue leyendo porque a continuación te comentaremos todo lo que necesitas saber.

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son el principal lípido que transporta el organismo y, por lo tanto, desempeñan un papel fundamental para la salud. Tras ingerir alimentos, el cuerpo los libera en la sangre y más tarde los utiliza para obtener energía.

A pesar de que sean una sustancia necesaria para el buen funcionamiento del organismo, cuando sus niveles se alteran por alguna razón, la salud cardiovascular puede verse afectada. Como consecuencia, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas, diabetes tipo 2, entre otros problemas.

Si el médico te diagnostica que tienes los niveles de triglicéridos altos, es fundamental que sigas el tratamiento que paute y, adicionalmente, mejorar los hábitos de vida. En este último punto viene a tener un papel muy relevante la alimentación.

Una dieta equilibrada, acorde a las necesidades del organismo, ayudará a promover el equilibrio en el organismo, lo cual se traduce en salud y en bienestar.

Remedios naturales para controlar los niveles de triglicéridos altos

Algunos remedios naturales te pueden ayudar a complementar y variar la dieta para controlar los niveles de colesterol altos. Están elaborados con ingredientes naturales y pueden aprovecharse fácilmente en casa.

1. Ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa saludable que ha demostrado tener efectos positivos en el control de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Algunas de sus fuentes naturales son:

  • Trucha.
  • Salmón.
  • Caballa.
  • Arenque.
  • Sardinas.
  • Semillas.
  • Frutos secos.

Lee también: 7 superalimentos que reducen el colesterol

2. Canela

Canela en rama

Según algunos estudios realizados en roedores, la canela tiene propiedades medicinales que se han utilizado para controlar los niveles elevados de azúcar en la sangre y también los lípidos presentes en el torrente sanguíneo, entre ellos, los triglicéridos.

Su consumo debe ser moderado porque en exceso puede resultar tóxica o tener efectos contraproducentes. Además, puede ser altamente irritante en esas dosis.

Nota: infórmate acerca de las contraindicaciones de la canela antes de empezar a consumirla.

3. Ajo

El ajo es uno de los remedios tradicionales más populares en lo que tiene que ver con el cuidado de la salud del sistema cardiovascular y el control de lo niveles de colesterol altos.

Se cree que sus compuestos ayudan a evitar la acumulación de colesterol y triglicéridos en las paredes arteriales, reduciendo el riesgo de hipertensión y obstrucción. Asimismo, se cree que para aprovecharlo, habría que incluirlo con regularidad en la dieta. 

4. Aceite de oliva

¿Cuáles son las mejores grasas vegetales?
El aceite de oliva virgen extra es una de las mejores fuentes de grasa para la dieta.

Tras recibir un diagnóstico de triglicéridos altos, lo más conveniente es sustituir las mantequillas y margarinas por aceite de oliva. Este tipo de grasa es muy saludable y contiene sustancias que no formarán acumulaciones de residuos.

Descubre: Los beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta

5. Té de cáscaras de mandarina

Se cree que elaborando una bebida con las cáscaras de la mandarina se podrían aprovechar las sustancias que contienen estas, que quizás podrían contribuir con el control de los niveles de triglicéridos altos.

Ingredientes

  • Cáscaras de mandarina.
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Hierve unas cuantas cáscaras de mandarina en una taza de agua durante 5 minutos.
  • Deja reposar unos minutos y luego consume con moderación.

6. Zumo de berenjena y pepino

Según creencias populares, el zumo de berenjena y pepino es una mezcla que podría complementar una dieta orientada a equilibrar los niveles de triglicéridos altos. Para prepararla, se necesitaría lo siguiente.

Ingredientes

  • 1 pepino.
  • ½ berenjena.
  • ½ vaso de agua (125 ml).

Preparación

  • Corta la berenjena en varios trozos, al igual que el pepino, sin la cáscara.
  • Introducirlos en la licuadora con medio vaso de agua y batir por unos instantes.
  • Bebe como parte de una comida o merienda.

7. Té de alcachofas

También se podría preparar un té de alcachofas para complementar la dieta y la hidratación diaria, lo cual ayudaría a mantener un estilo de vida saludable.

Ingredientes

  • 2 alcachofas.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Lava bien las hojas más tiernas de dos alcachofas y ponlas a hervir en un litro de agua durante diez minutos.
  • Bebe el líquido resultante con moderación a lo largo del día.

Descubre: 4 razones por las que deberías consumir más alcachofa

8. Agua de avena

Avena en hojuelas.

La bebida natural que se obtiene de la avena en agua es muy útil para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la obesidad.

Su fibra y su capacidad para reabsorber grasas y azúcares, la avena es un buen complemento para ayudar a controlar los niveles de triglicéridos altos, el colesterol y la diabetes.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte la avena en un vaso con agua y déjala reposar toda la noche.
  • Al día siguiente, filtra y bebe el líquido resultante.

¿Qué no hacen los remedios para controlar los niveles de triglicéridos?

Los remedios aquí citados son una ayuda para controlar los niveles de triglicéridos, pero no remplazan los tratamientos farmacológicos recetados por el médico ni constituyen, por sí solos, una cura. En todo caso, considéralos siempre un complemento.

Por otra parte, ten en cuenta que los efectos de los remedios no suelen ser inmediatos y que solo pueden percibirse de forma notoria cuando se mantiene todo un conjunto de buenos hábitos de vida. Por ende, aunque te tomes el remedio y experimentes alivio, debes procurar llevar un estilo de vida saludable.

  • Yuan, G., Al-Shali, K. Z., & Hegele, R. A. (2007). Hypertriglyceridemia: Its etiology, effects and treatment. CMAJ. https://doi.org/10.1503/cmaj.060963
  • Marten, B., Pfeuffer, M., & Schrezenmeir, J. (2006). Medium-chain triglycerides. International Dairy Journal. https://doi.org/10.1016/j.idairyj.2006.06.015
  • Nordestgaard, B. G., Benn, M., Schnohr, P., & Tybjærg-Hansen, A. (2007). Nonfasting triglycerides and risk of myocardial infarction, ischemic heart disease, and death in men and women. Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.298.3.299
  • Simopoulos, A. P. (2002). The importance of the ratio of omega-6/omega-3 essential fatty acids. Biomedicine and Pharmacotherapy. https://doi.org/10.1016/S0753-3322(02)00253-6