8 rutinas rápidas para decirle adiós a la flacidez en los brazos

Carolina Betancourth · 31 marzo, 2016
Para evitar lesiones a la hora de modelar los brazos si no estamos acostumbrados a la actividad física es muy importante que calentemos y estiremos antes y después del ejercicio

La flacidez en los brazos es un problema estético que se produce por los cambios bruscos de peso y la pérdida de elasticidad de la piel.

Esta suele ser común a partir de los 30 años de edad, aunque por el sobrepeso y el sedentarismo llega a darse desde edades más jóvenes.

Lo que más incomodidad causa es que hace que la piel luzca descolgada, haciendo ver mal el cuerpo al momento de vestir determinadas prendas.

Por fortuna, es una condición que se puede corregir siempre y cuando se tenga disciplina para realizar de forma constante algunos ejercicios.

Aunque no es posible perder grasa en una sola área del cuerpo, sí hay una serie de entrenamientos que permiten tonificarlos para que aumenten su masa muscular y luzcan firmes.

Como entendemos que muchas no tienen tiempo como para ir a un gimnasio, en esta ocasión queremos compartir 8 sencillas rutinas con las que podrán empezar a trabajarlos desde casa.  ¿Te animas?

1. Calentamiento y flexibilidad

Calentamiento y flexibilidad

Un movimiento simple como abrir y cerrar los brazos nos sirve como calentamiento básico para potenciar la flexibilidad de los brazos.

¿Cómo hacerlo?

  • De pie, con la espalda recta y el abdomen contraído, extiende los brazos hacia los lados y luego ciérralos frente tu pecho como cuando das un abrazo.
  • Hazlo de forma repetida, durante 30 o 40 segundos seguidos.

Lee también: Cómo lograr firmeza en los brazos y piernas

2. Brazos saltando la cuerda

Podemos decir que este es un ejercicio dos en uno porque además de ayudarnos con los brazos es una excelente actividad cardiovascular.

¿Cómo hacerlo?

  • Toma la cuerda, salta 3 veces sobre un solo pie y luego salta con la otra pierna durante un minuto sin detenerte.
  • Repite el mismo movimiento con cada pierna, procurando aumentar la cantidad de veces que brincas con cada pie.
  • Cuanta más fuerza hagas con la pierna al saltar, más estarás trabajando los brazos.

3. Lagartijas

Lagartijas

Las clásicas lagartijas siguen siendo uno de los mejores movimientos para fortalecer y tonificar los bíceps y tríceps.

¿Cómo hacerlas?

  • Acuéstate boca abajo sobre una colchoneta para yoga, apóyate con las palmas de las manos y las puntas de los pies. La espalda debe quedar recta.
  • Partiendo de esta posición, realizarás entre 20 y 30 flexiones.

4. Levantamiento de pesas

El levantamiento de pesas es una de las actividades más eficaces para tonificar los brazos. Estos se pueden hacer manteniendo una sola posición o combinado con otros ejercicios.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate con las piernas separadas a la anchura de los hombros, toma una pesa con cada mano y empieza a flexionar poniendo presión durante una serie de 25 o 30 segundos.

5. Estiramiento y tonificación

Estiramiento y tonificación

Continuando con las pesas, incrementarás un poco la intensidad haciendo estiramiento y tonificación de brazos al mismo tiempo.

¿Cómo hacerlo?

  • Desde la posición anterior, sube cada pesa y extiéndela hacia el frente antes de volverla a bajar.
  • Realiza movimientos alternos con cada brazo y haz unas 20 repeticiones.

6. Presión de espalda y tríceps

Esta actividad es muy buena para los brazos pero también sirve para aliviar la tensión en la espalda, cuello y hombros.

¿Cómo hacerlo?

  • Con una mancuerna en cada mano, eleva los brazos por encima de la cabeza y mantén una breve presión al hacer el movimiento.
  • Repite unas 20 veces, descansa y haz otra serie.

Visita este artículo: ¿Sufres de dolor de espalda? Evita estas 8 cosas para aliviarlo por completo

7. Puente con pesas

Puente con pesas

La ventaja de combinar el ejercicio de puente con las pesas es que trabajarás prácticamente todo tu cuerpo. Este tonificará los brazos, reafirmará los glúteos y ayudará a conseguir un abdomen más plano.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta para yoga, eleva la pelvis y ejerce presión con los muslos.
  • Con el abdomen contraído y la fuerza centrada en los brazos, sube y baja las mancuernas de abajo hacia arriba.
  • Haz de 15 a 20 repeticiones.

8. Trabajo con ligas elásticas

En las tiendas deportivas podrás encontrar unas ligas elásticas que están diseñadas para ejercitar los brazos y potenciar su fuerza.

¿Cómo hacerlo?

  • Separa un poco los pies y pon debajo la liga elástica.
  • A continuación, manteniendo los pies firmes, sube y baja lentamente la liga sin doblar la espalda.
  • Repítelo 30 veces, descansa y haz otras dos series.

Ahora que ya conoces cómo tonificar y reafirmar tus brazos en casa, anímate a poner cada movimiento en práctica para decirle adiós a esta antiestética flacidez.

Ten en cuenta que los resultados no se obtienen en poco tiempo, por lo que es primordial que los hagas de forma continua.