8 señales de advertencia de salud que tus uñas podrían estar revelando

Si bien el estado de las uñas puede ser consecuencia de un mal uso o de malas costumbres, en muchas ocasiones es un indicador de cómo está nuestro interior. ¿Te interesa saber qué podrían estar diciéndote tus manos?

Tanto hombres como mujeres buscamos darles un cuidado muy especial a nuestras uñas para que luzcan estéticamente bien y mantengan una apariencia saludable. Sin embargo, más allá de esto, hay ciertas señales de advertencia de salud que tus uñas podrían emitir; en ocasiones, estas podrían ser claves para detectar un trastorno grave a tiempo.

Observa frecuentemente tus uñas y revisa que no tengan algún tipo de alteración o anomalía. De ser así, préstales mucha atención, porque tal vez podrían estarte alertando de algún problema de salud interno. ¿Te gustaría saber qué problemas podemos detectar mirándonos las uñas?

Señales de advertencia de salud que tus uñas pueden darte

Uñas descoloridas

como-realizar-una-manicura-sencilla

Por lo general, las uñas sanas son de color rosa con un toque de blanco rosado cerca de la base. Cuando las uñas cambian de color, se vuelven pálidas o presentan rayas de otros tonos, podrían estar exteriorizando un problema de salud oculto.

  • Uñas con tonalidad verdosa: Son signo de una infección bacteriana.
  • Rayas rojas en el lecho de la uña: Podría haber una infección en las válvulas del corazón.
  • Tonalidad azulado o morado: Denotan bajos niveles de oxígeno en la sangre.
  • Pálidas: Pueden señalar una deficiencia de vitaminas o anemia.
  • Blancas: Podrían estar indicando la existencia de problemas hepáticos.

Uñas gruesas

Aunque las uñas gruesas parezcan más fuertes, el engrosamiento excesivo no es para nada normal. Cuando las uñas se asemejan a unas garras, son gruesas y difíciles de cortar, podrían estar indicando alguna enfermedad.

  • Si son normales y se vuelven gruesas, pueden alertar sobre un problema pulmonar.
  • En caso de que, además de gruesas, se pongan rugosas, es un claro síntoma de una infección por hongos.
  • Si son gruesas y quebradizas, quizá sea un problema relacionado a la tiroides o psoriasis.
  • El grosor inusual de las uñas puede indicar problemas de circulación.

Lee también: Alimentos que ayudan a regular la tiroides

Uñas quebradizas

Unas quebradizas

Es cierto que las uñas quebradizas pueden ser el resultado del mal hábito de comerse las uñas, golpes o tropezones. Sin embargo, no siempre se debe a estas razones; hay momentos en los que pueden ser el síntoma de un problema de salud.

Las uñas partidas o quebradizas pueden estar indicando que hay una deficiencia de ácido fólico, vitamina C y proteínas. Asimismo, pueden ser un síntoma de desnutrición o anemia. Si además de quebradizas también presentan agujeros, puede haber un caso de psoriasis.

Te puede interesar: 9 Alimentos sorprendentes para combatir la anemia

Uñas con forma de cuchara

Las uñas cóncavas, o popularmente conocidas como “uñas cuchara”, son una clara señal de que hay un problema a nivel interno. Este tipo de uñas se puede identificar porque crece curvada hacia arriba, como formando una especie de cuenco.

Este tipo de uñas podría estar revelando una posible anemia o un trastorno del hígado llamado hemocromatosis, que es cuando el cuerpo absorbe hierro en exceso. Del mismo modo, puede ser un indicador de problemas del corazón o de hipotiroidismo.

Uñas descamadas

Unas

Las uñas están constituidas por varias capaz de queratina unidas; esta es la que les da un aspecto brillante en la superficie. Cuando la superficie de las uñas se descama, es probable que las manos estén siendo expuestas a actividades bruscas.

Esto suele ocurrir cuando se las somete a un ambiente muy caliente, muy frío o muy seco. Además, también podría ser una reacción al uso de productos químicos como jabones y detergentes.

Uñas con agujeros

Los agujeros en las uñas podrían ser el producto de un golpe o la mala costumbre de comerse las uñas. Sin embargo, en casos más graves, esto podría estar alertando sobre problemas de salud a los que se les debe prestar mucha atención, como son la psoriasis, el trastorno del tejido conectivo, la alopecia areata o una deficiencia de zinc.

Uñas con manchas blancas

Las manchas blancas en las uñas son un problema muy común que puede aparecer tras un golpe o maltrato a la uña. En otros casos, estas pequeñas manchas pueden revelar que hay una carencia de zinc o bien que se podría estar padeciendo anemia.

Uñas quebradizas.

Uñas con crestas

Las uñas deben tener una superficie lisa, con líneas que no se perciben a simple vista. Si las líneas se presentan como una especie de “crestas”, son una señal de que algo puede estar mal en nuestro cuerpo.

Las posibilidades son varias: indican una deficiencia de hierro, son signo de artritis inflamatoria, o bien nos pueden advertir sobre una afección llamada lupus.

En definitiva, tus uñas y las enfermedades podrían estar más relacionadas de lo que piensas. Si presentas alguna alteración, lo ideal es consultar al médico para determinar la razón y comprobar si efectivamente hay un problema serio de salud.