8 señales de enfermedades cardíacas que no se deben pasar por alto

Carolina Betancourth · 19 agosto, 2017
Muchos de los síntomas de las enfermedades cardíacas pueden coincidir con los de otras dolencias menos graves, pero no por ello debemos dejar de prestarles la atención debida

Las enfermedades cardíacas se han convertido en las principales causas de muerte en todo el mundo y, de hecho, cada día incrementa el número de pacientes diagnosticados.

Estas afectan de forma directa el funcionamiento del corazón y, además, comprometen la salud de las arterias, la circulación y el cerebro.

Sus causas principales tienen que ver con el sedentarismo y la mala alimentación, aunque también influyen ciertos factores genéticos, el estrés y los malos hábitos de vida.

Lo más preocupante es que, la mayor parte de las veces, se desarrollan de forma silenciosa, lo que imposibilita su detección y tratamiento oportunos.

Como consecuencia, se originan varias complicaciones en el organismo y, con el paso del tiempo, la calidad de vida se ve reducida.

Por esta razón es primordial prestarle atención a cualquier síntoma que alerte de su presencia, teniendo que cuenta que se puede presentar de forma similar a otros problemas más leves.

En el siguiente espacio queremos compartir 8 señales comunes para que las tengas en cuenta a partir de ahora.

¡Descúbrelas!

1. Dolor en el pecho

Dolor-pecho

El dolor en el pecho es uno de los síntomas más comunes de las enfermedades cardíacas; sin embargo, este puede producirse por afecciones más comunes como el reflujo ácido.

La mayoría de las personas piensan que esta señal es una de las primeras en manifestarse cuando algo no está bien en el corazón, pero lo cierto es que solo aparece cuando la enfermedad ya ha avanzado a otro nivel de gravedad.

Pese a esto, no hay que ignorar esta dolencia, sobre todo si se produce de forma recurrente e intensa.

¿Quieres conocer más? Lee: Las 6 causas más frecuentes de dolor en el pecho

2. Dolor en varias partes del cuerpo

Aunque el dolor o ardor en el pecho es común cuando se está padeciendo un ataque cardíaco, no hay que ignorar que este también puede afectar otras partes del cuerpo.

A menudo, los problemas del corazón afectan la circulación y la presión, por lo que pueden derivar en reacciones incómodas en los sistemas cercanos a este.

Mantente alerta si percibes dolor en:

  • Hombros
  • Brazos
  • Espalda
  • Cuello
  • Mandíbula
  • Abdomen

3. Pulso irregular

tomar-pulso

La medición del pulso es uno de los métodos más comunes para detectar si algo no está del todo bien en el sistema cardíaco.

Aunque es normal que este tenga alteraciones de forma ocasional, es primordial hacerle un seguimiento cuando se producen de manera continua.

En la mayoría de casos, sus variaciones se acompañan con sensación de debilidad, mareos y malestar general.

4. Falta de aire

Perder el aliento de forma repentina, sin hacer mayor esfuerzo físico, puede producirse como señal de asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Además, puede originarse en casos de ataque al corazón e insuficiencia cardíaca.

Su presencia indica que la sangre no está transportando de forma óptima el oxígeno y, por lo tanto, la respiración no se da con normalidad.

5. Sudoración

Sudoracion y dolor de cabeza

La sudoración anormal, sobre todo en estado de reposo, puede alertar de dificultades cardíacas y, quizá, un repentino ataque al corazón.

En este último caso suele manifestarse con una sensación de sudoración fría, momentos antes del ataque central.

Visita este artículo: Cómo evitar la sudoración excesiva

6. Piel pálida

Cuando una persona tiene dificultades cardíacas, la sangre no se transporta de forma óptima y, al dificultar la oxigenación de la piel, esta tiende a verse pálida o enferma.

El síntoma es mucho más notorio cuando la persona está a punto de sufrir un ataque cardíaco, o bien, tiene desequilibrios de su presión arterial.

7. Inflamación de las articulaciones

Dolor-de-articulaciones-está-relacionado-con-bacterias-en-el-intestino

Son muchas las enfermedades crónicas que pueden provocar inflamación de las articulaciones; sin embargo, no se debe ignorar que estas pueden darse por problemas de presión arterial alta.

En estos casos se debe a la retención de líquidos en los tejidos, la cual afecta la circulación y la elasticidad de las arterias.

8. Fatiga

Este síntoma tiende a manifestarse con más regularidad en las mujeres y puede ocurrir momentos antes de un ataque cardíaco.

No obstante, quienes lo sufren, lo desarrollan incluso semanas previas al problema cardíaco.

La sensación de cansancio se deriva de las dificultades para oxigenar las células, dado que la circulación pasa con más dificultad a través de las arterias.

Por supuesto, es una reacción que se debe evaluar en conjunto con otros síntomas, ya que es común en la mayoría de enfermedades.

¿Reconoces estos síntomas? Si es así, incluso si no, procura hacerte chequeos médicos regulares para determinar si existe algún problema que ponga en riesgo la salud cardíaca.

Adopta un estilo de vida saludable y trata de mantenerte activo para reducir radicalmente el riesgo.