8 síntomas iniciales de cáncer de garganta que no debes ignorar

Para poder obtener un diagnóstico precoz de la enfermedad es muy importante saber identificar los síntomas iniciales del cáncer de garganta, ya que se pueden confundir con otras dolencias.

La detección temprana del cáncer de garganta es determinante para aumentar la esperanza de vida. Por esta razón, aunque se crea que no hay riesgo de padecerlo, es fundamental conocer sus síntomas iniciales. Este tipo de cáncer compromete la salud de la faringe, laringe, esófago o amígdalas, debido al crecimiento anormal de sus células.

Si bien puede afectar a cualquier persona, hay mayores probabilidades de desarrollarlo cuando se consume tabaco en exceso o se sufre un ataque del virus del papiloma humano (VPH). En la actualidad se sigue catalogando como una de las formas más peligrosas de esta enfermedad, puesto que la falta de síntomas contundentes impide lograr un diagnóstico oportuno.

Considerando esto, a continuación queremos compartir en detalle algunas de las señales que pueden ser útiles para sospechar el desarrollo de cáncer de garganta tempranamente.

1. Ronquera o cambios en la voz

El crecimiento anormal de las células en la garganta puede iniciarse en las cuerdas vocales; por esto, una de las primeras manifestaciones de la enfermedad son cambios notorios en el tono de la voz.

La prolongación de la ronquera por más de tres semanas, o el cambio repentino de la voz, son motivos suficientes para consultar al especialista. En ocasiones su origen son infecciones en la zona o problemas asociados al cigarrillo; pese a esto, hay que considerar que puede deberse al cáncer de garganta.

cambios-voz

Lee también: 7 remedios caseros para el dolor de garganta

2. Dolor de garganta

Es difícil considerar un simple dolor de garganta como síntoma de cáncer de garganta. A menudo, esta molestia es el resultado de una infección o enfermedad común del sistema respiratorio. Sin embargo, cuando se vuelve persistente o aparece de manera intermitente, es primordial analizar por qué se origina.

La aparición de tumores en la zona puede propiciar la recurrencia de este síntoma. De hecho, se manifiesta con más intensidad al tragar o forzar la voz.

3. Mal aliento

Un problema de mal aliento que no desaparece con buenos hábitos de higiene bucal puede alertar una condición de mayor cuidado. Aunque no siempre hay que encender las alarmas por cáncer, tampoco se debe descartar.

Los pacientes que desarrollan esta enfermedad suelen tener muchas dificultades para controlar el mal olor de su boca. Este persiste aunque usen enjuagues y productos especiales.

4. Sensación de ahogo

La sensación de ahogo, también conocida como disnea o falta de aliento, es un síntoma que puede alertar una obstrucción en las vías respiratorias. Aparece producto de una infección grave en el sistema, pero también por la presencia de tumores.

5. Abultamientos en el cuello

La aparición de bultos en el cuello puede tener muchos orígenes. En este caso en particular, suele ocurrir porque el tumor consigue extenderse hacia los ganglios linfáticos ubicados en la zona de la garganta. Esta señal debe considerarse motivo de consulta médica inmediata, ya que se origina cuando el cáncer empieza a agravarse.

6. Necesidad de toser

Los pacientes con enfermedades respiratorias o alergias suelen tener tos recurrente debido a la respuesta del sistema inmunitario ante la presencia de agentes extraños.

Cuando se produce algún problema en la garganta, tubo que hace parte del sistema respiratorio, este síntoma puede ser más crónico. Al principio se manifiesta como tos seca, acompañada con irritación. Más tarde, cuando el tumor avanza, puede ulcerarse y provocar sangrados.

Visita este artículo: Bebida curativa de canela y jengibre para combatir la tos

7. Respiración ruidosa

respiracion-ruidosa

Cuando el tumor no se interviene de manera oportuna, las células cancerosas se siguen dividiendo y continúan ocasionando graves daños en los tejidos de la zona. Como consecuencia se produce una obstrucción de los conductos respiratorios, manifestándose con un sonido raro cada vez que la persona inhala.

Este ruido se conoce como estridor laríngeo y es el resultado del estrechamiento que sufre la abertura que hay entre las cuerdas vocales. Si no se trata cuanto antes, el cáncer puede bloquearlo por completo, y llegar a provocar complicaciones como la asfixia y la muerte.

8. Dificultad para deglutir

La mayoría de los pacientes con cáncer de garganta empiezan a tener una pérdida significativa de peso debido a las dificultades que tienen para deglutir los alimentos. La presencia de tumores estrecha la abertura del esófago y hace que los alimentos se atasquen al ingerirlos. A su vez, se produce un debilitamiento muscular que aumenta los episodios de reflujo ácido.

Tras identificar los síntomas mencionados, es de suma importancia acudir cuanto antes al especialista.  El médico, al hacer una evaluación de estas señales, puede recomendar un análisis con endoscopio o pruebas con imágenes para confirmar el diagnóstico.