8 síntomas de la pulmonía que no puedes ignorar

8 octubre, 2017
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
La pulmonía (o neumonía) es una enfermedad que puede cursar con varios síntomas, como la fiebre, la tos productiva, el dolor en el pecho al respirar o toser, las náuseas, entre otros.

Conocer cuáles son los síntomas de la pulmonía puede ayudar a buscar ayuda médica pronto y a comenzar a recibir el tratamiento adecuado, lo cual ayudará a reducir el número de riesgos para la salud y a mejorar.

La pulmonía, también conocida como neumonía, es una enfermedad infecciosa que ataca directamente a los pulmones. Esta puede derivar en graves problemas en de salud, por lo que es importante detectarla lo antes posible. 

Esta enfermedad suele afectar con mayor regularidad a aquellas personas con un sistema inmunitario deficiente.

¿Qué es exactamente la pulmonía?

Los pulmones llevan a cabo uno de los procesos más importantes del cuerpo humano: la respiración, distribuyendo el oxígeno y expulsando el dióxido de carbono que se encuentra dentro del cuerpo.

La pulmonía es una infección en uno o ambos pulmones. Esta hace que se llenen de líquido y pus, dificultando notablemente la respiración de la persona y poniendo en peligro la vida, debido a la disminución del oxígeno y la acumulación del dióxido de carbono dentro del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la pulmonía?

La tos es uno de los síntomas de la pulmonía

Usualmente, la pulmonía es causada por microbios, bacterias, virus y hongos, que pueden ser contraídos de varias maneras, como:

  • Inhalación de microbios.
  • Complicación de gripes.
  • Infección por: neumococo u hongos.
  • Inhalación de alimentos, líquidos o secreciones, entre otros.
  • Bacterias y virus almacenados en la nariz, boca o senos paranasales que se distribuyen hacia los pulmones.

¿Cuáles son los síntomas de la pulmonía?

Los síntomas de la pulmonía pueden variar según sea el caso y el nivel de afección en la persona. Entre los más comunes encontramos los siguientes.

1. Los escalofríos

Normalmente, los escalofríos repetitivos durante el día son uno de los síntomas de la pulmonía. Estos pueden durar entre treinta y sesenta minutos.

2. Fiebre y tos

Estos son los síntomas de la pulmonía más comunes. Las personas afectadas por esta enfermedad presentan fiebres constantes de hasta 40 grados centígrados, malestar general y tos.

La tos puede estar acompañada por mucosidad y flema de color marrón-rojizo o amarillo-verdoso, y en algunos casos, moco con sangre. A su vez, la fiebre y la tos pueden estar precedidas por una infección en la garganta.

3. Dificultad para respirar

La dificultad para respirar es uno de los síntomas de la pulmonía

Esto se debe al poco oxígeno que el cuerpo recibe cuando se sufre de una enfermedad como la pulmonía, haciéndose más notable cuando se realiza alguna actividad que requiera esfuerzo como subir escaleras, caminar rápidamente o alzar mucho peso. También pueden darse respiraciones rápidas o superficiales.

4. Dolor al inspirar

Usualmente las personas que sufren de pulmonía pueden llegar a presentar dolor al inspirar. Este se debe a la inflamación de la pleura, mejor conocido como pleuritis.

5. Adormecimiento y coloración de las extremidades

Entre los síntomas de la pulmonía están el adormecimiento de las extremidades

Otros de los síntomas de la pulmonía, causados por la falta de oxígeno en el cuerpo, son el frío, la inflamación y el adormecimiento en labios, lengua, extremidades, dedos y nariz. Además, es posible que estas se tornen azul o violeta.

6. El dolor articular

Aquellas personas que sufren de pulmonía pueden llegar a presentar dolores articulares continuos debido al poco oxígeno que recorre el cuerpo.

7. Confusión

En algunos casos de pacientes ancianos, uno de los síntomas de la pulmonía puede ser la confusión y la desorientación. Incluso se ha determinado que ciertas infecciones aumentan el riesgo de accidentes cerebrales y alzhéimer.

8. Síndrome de la uña blanca

También conocido como leuconiquia, puede presentarse por envenenamiento con químicos, enfermedades cardíacas, pulmonía o hipoalbuminemia.

Además de los mencionados, otros síntomas de la pulmonía pueden ser sudoración excesiva y piel pegajosa, poca energía y fatiga.

Pronóstico de la pulmonía

El pronóstico de la pulmonía depende de muchos factores; la edad, el agente patógeno que causa la enfermedad, las reacciones del sistema inmunitario, el tipo de tratamiento, entre otros, determinan la evolución de esta enfermedad.

Pese a esto, la mayor parte de las veces empieza a mejorar al cabo de dos semanas cuando reacciona bien al tratamiento. Tiende a complicarse cuando el paciente está en edad avanzada o tiene problemas cardíacos y pulmonares.

Nota final

Si presentas varios de estos síntomas, te sugerimos acudir con tu médico de confianza para que te realicen los exámenes necesarios. Así podrás saber si tienes pulmonía o no, y comenzar el tratamiento adecuado para tu afección.

  • Faraaz Ali Shah, et al.Bidirectional Relationship between Cognitive Function and Pneumonia. Am J Respir Crit Care Med. 2013 Sep 1; 188(5): 586–592.
  • Prina E, et al. New aspects in the management of pneumonia. Critical Care 2016 20:267.
  • Stupka J, et al. Community-acquired pneumonia in elderly patient.Aging health.2009; 5(6): 763–774.
  • Tate J, et al. Infection hospitalization increases risk of dementia in the elderly.Crit Care Med. 2014 May;42(5):1037-46.